23 Nov '08

Sociedad Uruguaya

ASPOCA denuncia presuntas irregularidades en Canelones

Asociación Sindical de Policías de Canelones (ASPOCA) denuncia presuntas irregularidades en la Jefatura de Policía de Canelones.

La Asociación Sindical de Policías de Canelones, habiendo tomado conocimiento de graves hechos que por su apariencia y los elementos documentales que se recabaron tendrían apariencia irregular en cumplimiento de nuestra obligación legal el día 19 de  noviembre del 2008, conforme a los cometidos del Articulo 2 literal d del estatuto de esta Asociación, se ha presentado ante las autoridades del Ministerio del Interior  una denuncia por presuntas irregularidades que se estarían desarrollando en la adquisición de bienes por licitación en la Jefatura de Canelones, el manejo de estos bienes y sus proveedores aparentemente vinculados a un Jerarca; una presunta utilización irregular de medios destinados para el servicio como ser móviles, vales de combustible para el usufructo personal, y otros actos y hechos todos vinculados a un mismo jerarca encargado de dos reparticiones de esta Jefatura de Policía.

Hace unos días acudió a esta Asociación un compañero quien es un técnico certificado, en el área de labor de la repartición donde prestaba servicios en forma intachable desde hace casi 8 años, siendo el único técnico certificado de la misma, expresando que recientemente había sido trasladado compulsivamente por el comando de la Jefatura de Canelones, luego de haber mantenido una discusión con su encargado de Sección, por hechos que seguidamente expresa:

En fecha 3/05/2007 la Jefatura de Canelones llama a licitación para la adquisición de equipamientos, según licitación 14/2007, en el ítem 40, de la misma se establece la adquisición de dos unidades un determinado equipamiento por un monto de 194302 pesos, nuestro compañero mucho antes de la confección de los pliegos de la licitación advirtió al jerarca encargado de su repartición en su calidad de técnico, que el equipamiento licitado no servia para el presunto fin que justificaba su adquisición dado que las especificaciones eran incompatibles con sus similares ya instalados en la repartición. Una vez que se presentaron los oferentes se advirtió al encargado que además estaban sobre valuados ya que por la mitad del precio se podía adquirir similares equipos compatibles con los ya existentes y con las características adecuadas, siendo además que esta adquisición seria por poco tiempo debido a una renovación de tecnologías planificada con mucha anterioridad.

El Jerarca que nos ocupa en forma unilateral y sin contar con los conocimientos técnicos que lo abaleen (avalen) prosiguió adelante con la licitación, y una vez que se adjudicó la compra y llegaron los equipos, estos quedan tirados hasta ahora en un rincón ya que debido a los problemas que el técnico había advertido no pudieron instalarse. Para instalarse se debería contratar a otra empresa que lo hiciera lo cual evidentemente significaría otra erogación.

No obstante siendo responsable por la compra inadecuada o al menos inconveniente, el jerarca pretendiendo deslindarse, ordena a nuestro compañero que haga funcionar el equipo como sea, lo cual le es imposible debido a las incompatibilidades técnicas. Tomándose represalías contra el compañero, haciéndolo trasladar por intermedio del Comando de la Jefatura a otra unidad el 30 de septiembre del 2008. a una unidad que se aseguraron le quedara lo mas trasmano posible de su lugar de residencia a forma de castigo.

Pero que fue lo que el compañero le recriminó a este jerarca que hizo que el mismo comenzara a amenazarlo y tomara represalias en su contra. Lo que expresó el compañero fue que se había percatado que la empresa que ganó la licitación de los equipamientos es de un amigo del encargado de la repartición que solicito la adquisición, contra la opinión técnica. Actualmente esta misma firma continúa participando de las licitaciones llamadas por las reparticiones que nos ocupan, y en otras licitaciones llaman la atención algunos números expuestos. Además de expresarle que estaba en conocimiento de una segunda presunta irregularidad, en cuanto a la y las licitaciones, que sería, que contra el procedimiento normal en el cual una vez que se licita una compra el adjudicatario entrega los equipamientos licitados y recibe el pago por la totalidad de los mismos por la vía acordada; el Jerarca aludido aparentemente en acuerdo con el proveedor, no retiraría la totalidad de los bienes licitados pagados, dejando parte de ellos en la empresa, constituyendo con los importes equivalentes de estos una especie de fondo o saldo a favor, que se reutilizaría en bienes que no fueron objeto de la licitación y por tanto no están comprendidos en los mecanismos de contralor a tales efectos. Según se denuncia con cargo a este fondo este jerarca ha adquirido para uso personal, cosas como parlantes, estuches y audífonos para MP3, etc., todos elementos que no son para uso policial. Por tanto su adquisición de esta forma desviando los fondos de la licitación por este mecanismo seria completamente irregular.

Denunciándose además que el referido jerarca, pose una empresa particular que a su vez gira en el ámbito de  la informática, en la cual trabajan varios policías que pertenecen a las reparticiones que el mismo dirige en su calidad de encargado, los cuales no concurren a trabajar prácticamente en ningún momento para  desempeñar tareas de esta empresa, siendo consentida y promocionada esta situación por parte del jerarca quien con ello podría verse beneficiado. Esta empresa tendría incluso vinculaciones con el Poder Judicial en Canelones, para el cual presta servicios de mantenimiento.

También se denunció que este jerarca, que desempeña funciones administrativas hace años siendo un funcionario ejecutivo, es que regularmente utiliza móviles policiales dispuestos por el comando, para  asuntos particulares, como comisiones fuera del departamento por temas personales o de su otro trabajo público en ANEP, o como en una oportunidad salir a ver casas para alquilar en la Costa de Oro, etc. Móviles que utilizan vales de combustible que le son proporcionados según el mismo invoca por orden del comando, siendo sumamente habitual en el quien es un funcionario del personal subalterno, invoque e interponga  a otros jerarcas superiores, para justificarse autorizado en sus acciones ante sus subalternos. Sobre el punto de sus dos trabajos públicos, la propia ANEP, según tomamos conocimiento en el año 2007 presentó ante la Autoridades un informe sobre la situación de este jerarca, informe que al momento desconocemos sus resultancias.

Sobre el punto del uso de los  vales de combustible también se denuncia que no los carga completamente al móvil policial, cargando menos de su importe real y solicita un contravale, con el cual se queda aparentemente para uso personal en su vehículo particular. Esta situación se puede dar dado que al no cargar el importe total del vale de combustible, la estación de servicio, confecciona un boleta por el total del importe, recibe el vale y extiende un contravale por la diferencia entre el vale y lo que se cargo, de esta forma como ya se confecciono boleta, el contravale no requiere documentar la matrícula del vehículo donde se carga el combustible.

Otro hecho denunciado es el continuado maltrato de este jerarca hacia el personal en especial de una de sus oficinas, el cual se resiste a sus conductas personales, que incluso le han motivado denuncias de compañeros, las cuales dentro de la órbita de jefatura no han tenido el debido andamiento a juicio de los denunciantes, persiguiéndose a los funcionarios, quienes son amenazados, y trasladados si cuestionan a este jerarca, o simplemente expresan sus sospechas en cuanto a sus actividades dudosas. Esta situación ha generado un ambiente muy malo de trabajo en toda la sección a su cargo, por presiones indebidas y otras conductas que entendemos fuera de lugar.

Este encargado de sección hace muchos años que comando tras comando viene siendo amparado, manteniéndolo en el su puesto como encargado de sección, dándole de esta forma su respaldo, premiándolo prácticamente todos los años, curiosamente por realizar tareas ajenas a la función de su subescalafon y grado. Por cuanto entendemos legítimos los cuestionamientos que se hacen los policías, que están en conocimiento de estos y otros hechos en los que sería partícipe, en cuanto a la ecuanimidad de la investigación si se mantiene en la órbita de la Jefatura de Canelones. Salta evidente que no se pueden deslindar sobre este único jerarca las posibles responsabilidades, ya que por encima de el esta casi todo el comando de la Jefatura, quienes por acción u omisión han hecho la vista gorda por lo menos de los hechos denunciados.

l compañero que ha dado el paso de denunciar ante la  Fiscalía Letrada de policía el 2 de Octubre del 2008 estos hechos, el día 9 de octubre del 2008, es llamado a la Dirección de Coordinación Ejecutiva donde se le labra una acta de exposición sin número, en la cual el mismo expone los hechos  tal cual fueron denunciados por lo cual el comando no puede desconocer la exigencia de los hechos, poco después el día 13 de noviembre del 2008 el compañero es llamado nuevamente a la Dirección de Coordinación Ejecutiva, donde esta vez es interrogado según acta 07/2008, en esta acta se lo indaga si el había presentado algún tipo de denuncia contra el Jerarca de la repartición donde prestaba servicios y donde lo había hecho. Visto estos hechos y dado que el policía no observo ninguna acción clara tendiente a investigar y esclarecer los hechos denunciados, y que las amenazas continuaban aun cuando ya no se encontraba prestando servicios en la misma repartición. Siendo que el denunciado pese a tener abiertos por lo menos dos investigaciones abiertas por conductas personales contra compañeros que también prestaban servicios en esa repartición; Continua prestando servicios normalmente. Es en este momento que esta Asociación toma intervención.

Estas son las razones para denunciar los hechos, el lograr las debidas garantías para todas las partes intervinientes, tenemos que considerar que con la denuncia del compañero otros tantos se están acercando a nuestra asociación denunciando estos y otros nuevos hechos referentes a la misma y otras personas, por cuanto procederemos a brindar el apoyo orgánico de esta asociación para canalizar debidamente sus denuncias, para que la situación sea evaluada en su conjunto y se tomen las medidas que el ordenamiento jurídico establezcan para esta situación, que por lo que vemos es continuada en el tiempo y no se limita únicamente al caso puntual que nos llegó en primera instancia ya que existe documentación que indica que los hechos no son una acción individual de esta persona sino que cuenta necesariamente, con la participación de jerarquías mayores,

En tantos años se hicieron muchas licitaciones, por cuanto nos preguntamos ¿Cuántas tendrán elementos que llamen la Atención?, ¿cuánto dinero se gastó de más y dónde fue a parar?, ¿se limitaran los hechos solo a las licitaciones de esta repartición o la situación abarcara otras reparticiones?, ¿cuántos jerarcas y particulares mas son participes?, ¿cuántos compañeros mas decidirán hablar, a medida que se investigue y sientan que están respaldados?. Son muchas preguntas, que se suman a otras tantas, los policías de canelones que están en conocimiento de presuntas irregularidades de este y otros jerarcas, se sienten atemorizados, por la invulnerabilidad de sus autores, denuncia tras denuncia, sumario tras sumario, ellos siguen atornillados a su asientos en la Jefatura, sin no caen todos los que queden se sentirán amenazados por los denunciantes, la Ministra del Interior ofreció su respaldo personal e Institucional a los policías que denuncien actos de corrupción, por cuanto nos sentimos respaldados en esa materia Veremos si realmente se les protege como mandata la ley o si se cerraran filas para autoprotegerse entre algunas jerarquías policiales..

Por los hechos con todas las pruebas y testimonios solicitamos  una auditoría general externa, para buscar las irregularidades que pudieran existir, en otras dependencias de esta Jefatura.

Para finalizar a los compañeros que están en conocimiento de estos y otros hechos que pudieran estarse sucediendo y tengan apariencia irregular, sepan que esta Asociación tiene sus puertas abiertas sean o no asociados para asistirles y respaldarles. Porque sólo la verdad nos hará libres.

 Jorge Molina.

Presidente.

094 772 840.

A.S.PO.CA

Asociación Sindical de Policías de Canelones

Personería Jurídica (En Tramite).

Garibaldi 560 y Batlle y Ordóñez, Las Piedras, Canelones

Teléfono 094772840  096117845  Mail aspoca@adinet.com.uy

Hay 1 Comentario.

  1. Gladys Marìa
    11:18 pm diciembre 22, 2008

    Me parece muy valiente y justo lo que estàn haciendo,antes que nada son funcionarios del Orden Pùblico que juraron lealtad, antes no se podìa hablar ni comentar nada,pero ahora sì,estamos en democracia y todos los funcionarios policiales tendrìan que tomar el ejemplo de ustedes,porque es lo correcto,denunciar hechos de corrupciòn como pasan y hay en todos lados,pero ustedes no lo pueden permitir de ninguna forma,por ser Policias.Nosotros los ciudadanos confiamos en ustedes, y hay veces que vemos u oimos los mismos rumores,pero ustedes estàn dentro de ese circulo y tienen que luchar y seguir adelante.Felicitaciones y mucha suerte,las Instituciones quedan y los comandos se van, y con personas honestas como ustedes la policìa va a salir adelante.Sigan luchando y denunciando irregularidades.

Deja un comentario

*

Facebook
Twitter