20 Nov '08

Sociedad Uruguaya

Uruguay suma más áreas naturales para preservar su hábitat

Uruguay suma nuevas áreas de preservación ecológica. Se trata de las conocidas como «esteros de Farrapos» y las «islas de Río Uruguay», ubicadas en el departamento de Río Negro. Ambas zonas se incorporaron, como recientemente lo hizo la Quebrada de los Cuervos, al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), luego de que el presidente de la República firmara este lunes el decreto respectivo.

Con sus algo más de 20.000 hectáreas de superficie, esta área constituye un sistema de humedales y 24 islas e islotes que se inundan en forma permanente y/o temporaria, con las crecidas del río Uruguay. En sus márgenes se desarrolla una vegetación arbórea con gran variedad de especies que amortiguan el efecto de las crecidas.

El área de Esteros de Farrapos e Islas del río Uruguay ya estaba protegida internacionalmente desde 2004, como Sitio Ramsar (Convención que, desde 1971, existe para la protección de humedales). Su incorporación al SNAP permitirá -además- generar un plan de manejo específico que posibilitará la armonización de su conservación y uso racional por parte de las comunidades locales y el turismo. El Sistema Nacional de Áreas Protegidas fue creado por ley en el año 2000, pero no fue sino hasta 2005 que se reglamentó y fue posible comenzar a trabajar efectivamente en su construcción.

Uruguay está dando pasos sustantivos para poner en funcionamiento un SNAP que contribuya efectivamente a la protección de valores naturales y culturales asociados y que aporte a generar oportunidades de desarrollo local  en armonía con ese cuidado.

Esteros de Farrapos es la segunda área que ingresa al SNAP, luego que hiciera lo propio la Quebrada de los Cuervos, el mes pasado.

En breve se incorporarán, además, el Valle del Lunarejo y Cabo Polonio.

En el área de Esteros de Farrapos e Islas de Río Uruguay conviven varios ecosistemas como la pradera, el bosque ribereño-generador de un corredor biológico, los algarrobales y el matorral ribereño.

Las islas constituyen además espacios para la reproducción y sitio de invernada de especies migratorias neárticas y neotropicales. Se calcula que el 25 % del total de las aves del país se han registrado en el área.

Deja un comentario

*

Facebook
Twitter