24 Ene '07

Sociedad Uruguaya

COVIPRO-CH cuestiona a IMM e IMC por burocracia

A continuación reproducimos material elaborado por la Cooperativas de Viviendas de Propietarios y Conjuntos Habitacionales (COVIPRO-CH) en donde se cuestiona a las comunas de Montevideo y de Canelones por la burocracia al no poder atenderlos durante el mes de enero.

«Mala costumbre de este país, que al parecer las nuevas autoridades se han acoplado sin mayores dificultades –o buena parte de ellas-, es la burocracia y los mostradores a recorrer para una entrevista. La sana excepción ha sido el Intendente de Florida, Juan Carlos Giachetto, que en menos de quince días recibió a la delegación de COVIPRO-CH. Sin embargo, tanto la Secretaría de Ricardo Erlich así como la de Marcos Carámbula, continúan enredadas en almanaques y ahora se fundamenta por los períodos de licencia».
Sergio Requel, Presidente de COVIPRO-CH, explicó que «en realidad a nosotros no nos afecta demasiado la demora. Debería ser mayor preocupación para las Intendencias puesto que se ha lanzado una campaña de propaganda por parte de nuestra organización, reclamando la exoneración del tributo. A la vez, en distintos núcleos, se manifiesta una altísima morosidad. Y si a eso le agregamos que el 17 de marzo seguramente aprobemos la directa cesación de pagos organizada, creo que es necesaria, de forma urgente, una reunión con ambos Intendentes.»
Requel recordó que «desde hace más de un año y medio un expediente presentado ante la Intendencia de Montevideo da vueltas por distintas dependencias, sin llegar a tener una respuesta oficial. En Canelones hay un fallo del cual no hemos sido notificados o mejor, está en archivo y debemos ir a retirarlo. Nos enteramos cuando ya estaba archivado».
Según lo trascendido, la Dirección de COVIPRO-CH esperará hasta la primera quincena de febrero para la confirmación de estas reuniones. De no confirmarse hasta fecha, se valorará un Plan de Movilizaciones que, además, será profundizado luego del 17 de marzo, cuando se realice el Plenario Resolutivo de Delegados Extraordinario, cuya convocatoria incorpora el tema de Contribución Inmobiliaria.
En el mismo sentido, la solicitud de entrevista con Gonzalo Altamirano, Director Nacional de Vivienda, continúa en espera. Requel señaló la contradicción entre el lenguaje público y los hechos. «Mientras el Ministro Arana sale públicamente a cuestionar la morosidad del sistema cooperativo, nosotros solicitamos hace más de dos meses una audiencia con Altamirano para que se nos entregue la redacción del acuerdo para las cooperativas clase 91, teniendo en cuenta que algunos núcleos estarían dispuestos a firmarlo. Sin embargo, nada. Idas y vueltas: que nos podría recibir Fulano pero parece que tiene la agenda muy ocupada. En definitiva desde agosto estamos en vueltas. Digo esto porque ya que se está tan preocupado en esa morosidad que se señala, el suscribir el acuerdo implicaría comenzar a reducirla. Hasta ahora el BHU lo que propone es firmar una 9942 (una refinanciación con la promesa de bajar la tasa de interés en seis meses o un año) pero sin nada efectivo. Sin un documento donde quede claro el compromiso».
En agosto el MVOTMA había hecho llegar a COVIPRO-CH la propuesta de acuerdo. En ese momento la organización hizo saber a las autoridades que se entraba en un proceso de discusión del mismo en cada cooperativa.
Requel concluyó afirmando que «parece que ahora nos pusimos todos de acuerdo en ser jodidos: FUCVAM, nosotros… Cruces de declaraciones con unos y otros. Que no pagamos, que no queremos pagar, que no hay voluntad para hacer frente a los compromisos…

Pero lo anterior no se dice. Se dialoga según las autoridades pero no se nos recibe. Me da la impresión que tendríamos que discutir en serio lo que es dialogar, negociar».

Deja un comentario

*