12 Feb '09

Sociedad Uruguaya

Además de protestar contra Uruguay ¿los argentinos cortarán los pasos fronterizos con Chile?

A las organizaciones ambientales argentinas y a sus seguidores se les acaba de abrir un nuevo frente por el cual manifestarse. Además de protestar y aplicar el bloqueo a Uruguay por la instalación en nuestro país de la planta de celulosa Botnia, todo parece indicar que también hacia Chile los argentinos deberán ahora dirigir sus protestas y rechazos. La Corte Suprema de Chile confirmó el rechazo del recurso de protección de una organización ecologista en contra de una institución regional que aprobó el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto HidroAysén, informó hoy la prensa local.
El consorcio HidroAysén, integrado por Endesa Chile y Colbún, impulsa la construcción de cinco represas en el cauce de los ríos Pascua y Baker, en la Patagonia chilena, con una inversión de 3.200 millones de dólares para generar en total una media anual de 18.430 gigavatios por hora.
El estudio ambiental de este proyecto, presentado en agosto del pasado año, recibió 2.643 observaciones de parte de 32 organismos públicos, por lo que el consorcio anunció en noviembre la suspensión de su tramitación durante nueve meses, hasta el 26 de agosto de 2009.
En tanto, el abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia, Marcelo Castillo, presentó un recurso en contra de la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) que fue rechazado por un tribunal regional, una medida que la Corte Suprema ratificó ahora.
El recurso se basa en que para construir esas centrales hidroeléctricas se debía considerar el tratado de medio ambiente firmado entre Chile y Argentina en 1991, que exige la existencia de planes generales de utilización de aguas ante proyectos que puedan afectar las cuencas fronterizas.
La Corte Suprema desestimó esos argumentos y puso así fin a las intenciones de los ecologistas de dar marcha atrás al rechazo por unanimidad que emitió la Corte de Apelaciones de Coyhaique, a unos 1.720 kilómetros al sur de Santiago. Ese tribunal determinó el pasado 11 de noviembre que la Corema tomó «la decisión más apropiada, justa y conveniente que el caso ameritaba» y refutó así el recurso de los ecologistas que pedía declarar «inadmisible para su evaluación» el EIA de HidroAysén.
El proyecto de Endesa y Colbún recibió críticas de numerosos grupos ecologistas del país que temen que la inundación de grandes extensiones de terreno pueda sepultar la riqueza ecológica de la Patagonia, en la zona más austral de Sudamérica.

Ahora los argentinos…¿cortarán con piquetes el paso del Cristo Redentor que los une con el país trasandino?.

Deja un comentario

*