21 Sep '09

Sociedad Uruguaya

Uruguay retrucó en la Corte Internacional de La Haya todas las acusaciones de Argentina en torno al conflicto con la planta de Botnia

El Ministro Gonzalo Fernández, informó que en la primera presentación de la delegación uruguaya en la Corte de La Haya, nuestro país destacó la ilegalidad del corte de los puentes y anunció contar con evidencia jurídica y técnica que demuestra que la planta no contamina. Agregó que se incorporó a la delegación a un renombrado perito internacional, quien afirma de forma contundente, que no existe contaminación ambiental.

El Ministro Fernández recordó que a lo largo de la semana pasada participó la delegación argentina, en tanto que el rol de Uruguay fue el de asistir, sin intervención. A partir de este lunes 21 de setiembre y hasta el jueves inclusive, será la delegación uruguaya quien exponga sus motivos.

Fernández dijo que todos los días se emitirá  un comunicado de prensa que informará sobre lo que suceda en cada jornada.

La delegación uruguaya hizo hoy mención al perjuicio causado, como consecuencia del corte de los puentes internacionales, que se remonta al año 2005. Sostuvo su ilegalidad y destacó que esta situación es consentida por las autoridades locales, convirtiéndose en un elemento de presión extrajudicial.

Los representantes de Uruguay anunciaron que cuentan con la evidencia necesaria para demostrar su razón a nivel jurídico, en relación a que no existió violación al Tratado del Río Uruguay, así como en el aspecto técnico, al no haber contaminación ambiental provocada por la Planta de Botnia.

La delegación sostuvo que nuestro país es un defensor del medio ambiente, valor incorporado al artículo 47 de la Constitución Nacional y del desarrollo sostenible, consagrado en una Ley del año 2000. Destacó que ello se demuestra a través de la marca país “Uruguay Natural”.

Asimismo, el jerarca informó que nuestro país respetó estrictamente el principio de buena vecindad, consagrado en la Carta de Naciones Unidas, que impone utilizar los recursos propios sin dañar los de los demás.

La delegación cuestionó las faltas de los supuestos perjuicios que Argentina aduce habría provocado la Planta al agua, al lecho, a la fauna del río y a la calidad del aire.

En tal sentido, se anunció que a lo largo de la semana cada uno de estos temas será esclarecido con estudios científicos, que demuestran que desde el comienzo del proceso se tuvieron en cuenta estos elementos. Fernández agregó que se explicará que la República Argentina pudo conocerlos y antes del juicio donde tuvo la oportunidad de participar en el grupo mixto técnico que por propia voluntad abandonó.

La delegación sostuvo que la Planta cumple con todos los estándares exigidos por la CARU y que se enmarca en el Estatuto del Río Uruguay. Además, dijo que se obligó a la Planta a cumplir con las directivas medioambientales de la Unión Europea que son mucho más estrictas.

Fuente Imagen: elrevolucionario.org

Deja un comentario

*