29 Oct '09

Sociedad Uruguaya

El INE no preguntará sobre definición religiosa en el próximo CENSO 2010

Al igual que la inclusión de enseñanza sobre las diferentes religiones en la educación pública, la inclusión de la pregunta sobre definición religiosa en el CENSO, genera polémicas. El primero es un debate que le genera miedo a los laicistas, aunque es necesaria la reflexión entre el Estado y las Religiones sobre los límites y el modelo de la laicidad que permite nuestra actual legislación y la carta de derechos humanos que nos guía, este es un debate que como sociedad no esta saldado.

Sobre el segundo debate, aunque más del 85%[1] de los uruguayos dice creer en Dios de diferentes maneras y ellos también tienen derecho a conocerse y reconocerse como personas de fe (quienes son, cuantos son, donde están, que edad tienen, etc.). Y considerando que la mayoría de los grupos religiosos quieren que se incluya la pregunta sobre definición religiosa en el próximo CENSO 2010.

Parece ser que la negativa del INE a no incluir esta pregunta en el próximo CENSO 2010, solo va a contribuir a reforzar el tabú de lo religioso en el Uruguay como lo no dicho, lo no mostrado, una pluralidad religiosa invisibilizada en el país. Aunque sea por una omisión y no por una acción negativa por parte del Estado hacia lo religioso.

El silenciado tema religioso en el Uruguay promueve a mantener el mito del “país ateo y agnóstico”. Seguiremos por unos años más siendo un país donde no se puede hablar de las religiones en la escuela pública y sin preguntar sobre definición religiosa en el CENSO 2010. Ya que desde el documento del INE (adjunto) y reunión que mantuvimos CLAEH, Centro UNESCO y CLAI con el INE se argumentan aspectos como:“problemas de implementación, los encuestadores no están suficientemente capacitados y es una pregunta que invade la privacidad de algunas personas”

La iniciativa presentada fue parte de la propuesta consensuado en las mesas de Diálogo con las expresiones de religiosidad del MERCOSUR con más de 80 líderes religiosos y consta del aval de las principales y más representativas agrupaciones religiosas del Uruguay.

Creemos que es fundamental que la principal herramienta estadística de nuestro país releve las creencias religiosas de la población. Durante toda la historia de los censos, ésta fue una variable que permaneció ausente y que no fue relevada.

Desde el punto de vista teórico no se pueden ignorar fenómenos que ocurren con persistencia en una sociedad. El Censo debería dar cuenta de ellos y lo más precisamente posible, brindando así la posibilidad de conocer el mapa religioso de nuestro país.

La importancia del conocimiento del mapa de la diversidad religiosa en el país contribuirá a fomentar una cultura de tolerancia hacia la pluralidad de opciones religiosas. El desconocimiento favorece la ignorancia, y es proclive a la intolerancia.

No es sólo desde lo teórico en donde tenemos que hacer nuestra fundamentación del por qué de la inclusión de esta pregunta en el próximo Censo 2010, pero no podemos dejar de mencionar y tener presente todos los estudios y aportes que hay acerca de esta temática.

A su vez, los datos que arroje serán de gran importancia para el conocimiento de todas las personas de la sociedad, datos que podrán ser usados por investigadores sociales para tener nuevos elementos de análisis y de entendimiento. Esto será una innovación en los datos disponibles y abrirá el horizonte a nuevas investigaciones.

Luego de transcurrido algunos meses vemos que algunos resultados del Diálogo Interreligioso del MERCOSUR realizado en Uruguay  tuvieron una reacción positiva del Estado frente al tema al menos en lo discursivo aunque a veces poco pragmáticas. Los resultados fueron llevados frente: al Vicepresidente de la República, frente a la IMM (Javier Miranda),al INE y al MEC Dirección de Derechos Humanos. Este último fue hasta ahora el más fructífero ya que tuvo como resultado la realización del Seminario “Pluralismo religioso y laicidad en el Uruguay” organizado por dicha dirección del MEC en la Biblioteca Nacional el 30 de Septiembre de este año.

1. Según la ENHA del 2008 más del 85% de la muestra respondió creer en Dios (45% católico, 30% solo creyente en Dios, 9,5% cristiano no católico, 0,7% umbandista y 0,4% judío). Esto pone de manifiesto que la religiosidad es parte de la vida de los uruguayos, y que tiene un interés público.

Lic. Nicolas Iglesias Schneider

Consejo Latinoamericano de Iglesias(CLAI)

nicolas@claiweb.org Skype: nicolas.iglesias

Cel:00598 99516021 Avellaneda 4203 Montevideo-Uruguay

Deja un comentario

*