16 Feb '10

Sociedad Uruguaya

Ivonne Passada: “No dudaremos en discutir la legislación para la entrega de más tierras ociosas del Estado”

En este caso reproducimos textualmente la Transcripción del discurso de la Presidenta electa, diputada Ivonne Passada (Movimiento de Participación Popular) en su intervención luego de ser electa el lunes 15 de febrero para encabezar la Cámara de Representantes por el período 2010.

“Quiero saludar muy especialmente a todas las Organizaciones sociales presentes, a los Sindicatos Nacionales e Internacionales de la Educación.

A mis queridos Compañeros de AFUTU y CSEU, hermanados en las utopías hacia la búsqueda permanente de transformaciones en la educación como un derecho humano para todos.

En especial queremos hacer llegar un muy cálido abrazo a la Presidenta y Secretario general de Confederación de educadores de Brasil, que viajaron especialmente desde Brasilia, Prof. Jucara Dutra y Prof. Roberto Franklin de Leao y también al Prof., Pere Polo del STEI educador de las Islas Baleares que hoy nos acompañan.

A mis Compañeras y Compañeros del PIT-CNT, Central de trabajadores ejemplo de unidad sindical en el mundo. Con ellos aprendimos a querer lo que hacemos, con entrega y austeridad, iluminados por las enseñanzas de ese viejo luchador social que fue Don José Pepe D’Elia.

A los entrañables compañeros del Movimiento de Participación Popular, del Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros) y del Espacio 609, con quienes me formé bajo la consigna de que la lucha que se pierde es la que se abandona-

A todos los compañeros del Frente Amplio, en especial a los militantes anónimos quienes construyen esta fuerza política desde la entrega y la humildad y a la bancada del Frente Amplio, comprendiendo que la unidad nos fortalece cuando somos capaces de generar espacios en la diversidad..

A mis colegas del partido Nacional, Partido Colorado y Partido Independiente, con quienes hemos trabajado con respeto y tolerancia, a pesar de las diferencias, esperando continuar por este camino dignificando la labor parlamentaria.

Y por último saludo especialmente a mi familia, a mis 3 hijos en primera instancia que fueron respetuosos de los ideales de su madre, sabiendo que sus padres muchas veces les robábamos horas a sus vidas, a mi nieta que es mi cable a tierra, a mi madre que se que está por aquí, a mis hermanas y sobrinos.

A mis amigos muchas veces cómplices de sueños y alegrías perdidas, donde siempre frente a un in suceso nos decimos: Compañero UD. Sabe que la vida puede más.

A cada uno de Ustedes, gracias por haberme conferido tal responsabilidad, y sepan que la misma no se construirá en soledad. Sé que somos producto de una acumulación histórica, nada de nosotros es exclusivamente logrado por si mismo.

Por eso les quería invitar a pensar juntos algunas cosas, sabiendo antes que nada, que se inicia esta legislatura en un marco especial e histórico.

Y decimos esto porque esta legislatura estará coincidiendo con el Bicentenario de la Revolución Hispanoamericana. En aquel entonces, nuestros pueblos comenzaban sus procesos de independencia y autodeterminación.

En este período encontraremos gran parte de las definiciones políticas más importantes de la Revolución Oriental y del proyecto artiguista.

Por eso queremos proponerles reconstruir la memoria colectiva de lo que significó la Revolución de Mayo de 1810 para la región, en este sentido tendremos la tarea y el compromiso como Parlamento Nacional de promover los valores y principios que sustentaron la Revolución Oriental de 1811 y muy especialmente el legado político de nuestro Prócer José Artigas, que permanece aún vigente.

En la solemnidad de este recinto deberá sonar con toda su fuerza en cada uno de nuestros actos esa hermosa frase de Artigas: “…que los más infelices sean los más privilegiados”. Estas pocas palabras encierran los fundamentos éticos, sociales y políticos de nuestra presencia hoy aquí.

Esto nos obliga abordar los grandes problemas del país, como la educación, la salud, la vivienda, la seguridad ciudadana, entre otros, como políticas de Estado en beneficio de la población y en particular de los sectores más vulnerables.

La confrontación político partidaria debería estar subordinada a estos intereses. Por encima de las divisas partidarias está nuestro compromiso por un país justo, solidario y soberano para todos.

No podemos olvidar que estamos aquí por el soberano y a él nos debemos.

Tratemos de acercar aquel pensamiento a la realidad de nuestros días, cuando allá por el 15 de noviembre de 1815 una Circular del Cabildo decía: “Todas las personas libres de conocida adhesión a la causa de América podrán ser nombrados electores o diputados…”;

Estas prácticas incipientes de democracia, basadas en la soberanía particular de los Pueblos, establecían las cualidades que debían poseer los legisladores – aquellos diputados orientales – la honradez, la prudencia a la probidad, la austeridad. Estas cualidades no sólo pueden ser identidades nacionales, deberán constituirse en una referencia permanente de nuestro accionar. Estos conceptos constituyen gran parte de los desafíos relevantes del Cuerpo Legislativo, albergan las exigencias de la ciudadanía que sabiamente nos demanda, espera, valora y también nos evalúa.

No tengan la menor duda que el Gobierno Nacional y quien hoy Uds. han designado para cumplir con la responsabilidad de Presidir esta Cámara, tomarán estas banderas como propias.

Trabajaremos para que la democracia representativa no olvide a la democracia participativa.

La primera obligación para nosotros, coincidiendo con el ideario artiguista, será escuchar todas las voces, pero fundamentalmente aquellos que aún siguen siendo los más postergados, los más débiles y los menos instruidos.

Cambiar la situación de los pobres que aun no hemos incluido en el plano social activo es nuestro principal objetivo. Esta situación no resuelta, heredada de tiempos políticos pasados, tiene responsables en mayor o en menor medida.

“No es tiempo de fomentar rivalidades que apaguen el amor a la patria y el amor a la causa pública…”, decía Artigas en 1813, hoy nosotros en este hemiciclo y ante el pueblo que nos acompaña tenemos este desafío que cumplir, el próximo gobierno los impulsará como hasta ahora, y está en nosotros promover el control social para que estas ideas se concreten, sin antes olvidar que es preciso amar lo que hacemos.

El soberano eligió libremente una propuesta. Nuestro compromiso y responsabilidad consiste en satisfacer las expectativas del pueblo.

Hemos construido una alternativa que trasciende los intereses puramente electorales, en ella se conjugan las referencias ideológicas, la elaboración colectiva y el diálogo fluido.

Nuestra conducta se basará en la coherencia entre el discurso y la práctica, de esta forma adquiriremos legitimidad, creencia, respeto y lealtad a nuestras ideas y a nuestra labor legislativa, como hombres y mujeres que no separamos nuestra embestidura con el accionar diario, antes hay una conducta humana.

¿Quién duda acaso de la coherencia y el respeto que obtuvo la Revolución Oriental, Artigas y la Provincia Oriental, cuando establecieron un proyecto político de país? Están tan lejos aquellas ideas con las de hoy? Estamos convencidos que estas ideas deben estar mas presentes que nunca.

Queremos destacar aquí tres principios fundamentales de ese proyecto, y que en esta tarde compartiremos con Uds. para reflexionar que los mismos tienen esa vigencia histórica, como lo han sido las Instrucciones del año XIII:

La Independencia;

La vigencia del principio de defensa de la soberanía nacional y el derecho a la autodeterminación de nuestro Estado Nación exige una acción permanente de todos los ciudadanos y especialmente de quienes han asumido la responsabilidad de conducir los destinos del país.

La República;

El respeto a la independencia de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como la preservación de la democracia representativa, pluripartidaria y participativa, resulta esencial para nuestra convivencia republicana, prestigio del parlamento y garantía de los derechos del ciudadano.

La Federación:

En un mundo globalizado adquiere particular importancia la defensa de nuestra cultura y valores, muchos de ellos compartidos con los hermanos latinoamericanos. Por esta razón, creemos imprescindible profundizar los lazos regionales sean estos en el plano económico, social y cultural, para lo cual impulsaremos estrechar los vínculos mediante los organismos ya existentes como son el MERCOSUR y la UNASUR.

Una región rica como la nuestra, debe establecer por sí misma los caminos para un desarrollo sustentable, que atienda todas las asimetrías.

Apostamos a la construcción de un modelo de desarrollo integral, y multidimensional, donde el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico contemplen siempre el desarrollo social y cultural, la sustentabilidad y el respeto a la biodiversidad.

Los invito a dar todo el esfuerzo que esté a vuestro alcance y a comprometerse para que los pilares fundamentales de nuestra democracia, sean sostenidos con la honestidad intelectual de cada uno de los aquí presentes, respetando siempre que nuestro primer compromiso es con el pueblo.

Desde nuestra visión de la política, permítanme realizar dos precisiones: 1) cuando decimos “pueblo” nos referimos a todos los uruguayos, sin importar sus preferencias partidarias; 2) dentro de nuestro concepto de “pueblo” nuestra prioridad estará centrada en la erradicación de la pobreza, para que todos los uruguayos cuenten con igualdad de oportunidades.

Es así que hace aproximadamente 200 años Artigas redactaba el reglamento de tierras, para poblar la campaña y distribuir justicia entre los orientales.

Ha sido demasiado el tiempo que hemos esperado para que realmente se pudiera cumplir con aquellos principios. En ese lapso existieron intentos que buscaban beneficiar a colonos, sin embargo estas políticas fueron desvirtuadas favoreciéndose a algunos que tenían poco de colonos y mucho de utilitarios de los bienes públicos.

La tierra es un fin estratégico, no solo es para quien la trabaje sino también para que vivan nuestros hijos del campo.

No dudaremos en discutir la legislación para la entrega de más tierras ociosas del Estado, ya que en estos últimos 5 años se incorporaron 43 mil hectáreas para el Instituto de Colonización y se prevén incorporar 250 mil más en los próximos tiempos,

Debieron de pasar más de 60 años para corregir estas injusticias, sin que la tierra del Estado pasara al Instituto, postergando a quienes deseaban acceder a la misma para poder trabajarla y vivir dignamente. Debemos continuar saldando esta deuda histórica generada desde la época de Artigas.

Y vaya si tenemos que cumplir otro mandato en toda esta etapa, que no puede ser más una deuda social, sino juntamos todas nuestras fuerzas para que el conocimiento no sea cosa de unos pocos, y la Nación no se vea comprometida, es que el acceso al saber y al conocimiento debe de ser democratizo

Los menos privilegiados y los más pobres deben tener oportunidades de acceder al conocimiento, allí radica el capital más importante de todo ser humano y del país.

Estos temas deberán ser parte de nuestro desvelo, por encima de las preferencias partidarias, porque de la capacidad que tengamos para resolver este desafío dependerá el futuro del desarrollo económico, social y cultural del Uruguay.

La Universidad de la Republica deberá estar abierta a su pueblo, y no cerrarle la posibilidad al interior del país, precisamos médicos que estudien y se queden en el campo, precisamos tecnólogos, técnicos y profesores, maestros que enseñen en sus talleres equipados con las ultimas tecnologías, porque no olvidemos que las manos piensan, y no debemos separarlas de la mente, el arte y el oficio no van separados.

En esta misma casa hace 110 años Pedro Figari en su etapa de legislador promovió la creación de la Escuela de Artes y Oficios, conocida como la Educación Industrial.

Figari hablaba que la obra más importante era la del conocimiento, por eso no podremos soslayar que el mismo es la herramienta fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos, la educación es el puente entre el hoy y el mañana, y el mañana es futuro de la Republica.

Merecen seguir esperando nuestras niñas y niños, jóvenes todos en general, para que sus posibilidades de acceder al conocimiento y la cultura sean un derecho? Puede demorarse una educación para todos? Estaremos dispuestos a dejar y postergar demandas para que otros se beneficien?

Nuestro país tiene desafíos que debemos abordar sin dilaciones.

Entre ellos la necesidad de actualizar los conocimientos en materia tecnológica para ponerlos al servicio de la producción.

Precisamos educadores comprometidos con causas nacionales, y que mejor causa que nuestros hijos y nietos sean primero libres para pensar y desarrollar su conocimiento pero que todos lo reciban, para luego también ser seres felices.

La educación no es tema solo de los educadores, la educación para que sea cada vez más pública debe de ser responsabilidad de todos, y esta casa no estará ausente a este debate.

La salud no es solo tema de los médicos, ni la vivienda de los arquitectos, ni la justicia de los abogados, para que dejen de ser temas corporativos, debemos apropiarnos como pueblo y como causa nacional, de lo contrario nada sirve cambiar la historia sino cambiamos nosotros.

El Estado, el gobierno y la sociedad, precisan de actitudes idealistas, que se conjuguen con la realidad que nos circundan.

Por esta casa pasarán los grandes temas que afectan a los uruguayos, y deberemos estar a la altura de las circunstancias, por todos nuestros compatriotas, pero muy especialmente por las niñas y niños que nacerán en esta tierra.

Por ultimo quiero hacer referencia a este día que es muy especial, porque cada 5 años los 15 de febrero se festeja no solo el inicio de una nueva legislatura sino el triunfo de la democracia.

Debemos recordar que en el siglo XX hubo 3 disoluciones de las cámaras, la última la más dolorosa de nuestra historia nos dejo marcados a todos, por eso VIVA LA DEMOCRACIA Y VIVA SU PUEBLO que la ha liberado cada vez que se ha intentado menoscabarla

También lo es en otro aspecto un día especial, no por una cuestión solamente de genero, sino porque se pagan deudas que la democracia le debe a nuestro pueblo, y esto esta dado porque en pocos minutos otra mujer estará asumiendo en este mismo lugar la responsabilidad de la Presidencia de la Asamblea General.

Otro hecho histórico para este Parlamento.

Quiero en la Senadora Lucia Topolanski homenajear a todas las mujeres, esas mujeres silenciosas, las que se organizaron en torno a sus derechos olvidados, como lo son las trabajadoras domésticas, y vaya a ellas nuestro profundo reconocimiento sabiendo que varias están aquí sentadas, ya que algunos de los legisladores aquí presentes son hijos de esas madres,

Las mujeres rurales que al igual que la Negrita Aramburu cortan caña, o plantan arándonos cuando aun el sol no ha salido y sus manos callosas acarician hijos de nuestro pueblo,

Las madres y jefas de hogar que no conocen aun otro derecho que darle de comer a sus hijos,

Las mujeres afro descendientes que aun esperan no ser solo mujeres políticas sino no ser excluidas por su color,

La primera medica del país, Paulina Luisa,

María Eugenia Vaz Ferreira una mujer rebelde en sus poemas,

Las criollas que forjaron nuestra historia,

Las madres que aun buscan a sus hijos desaparecidos,

La Negra Alba Roballo,

Las mujeres sindicalistas

Las mujeres indias,

Las mujeres blancas y coloradas y

A todos los hombres y mujeres que ayudan a diario comprometidos con la causa a parir una Patria Grande para todos, gracias.

Palacio Legislativo, 15 de febrero de 2010.

Deja un comentario

*