8 Nov '10

Sociedad Uruguaya

Rosadilla: No aceptaré que se diga que Presupuesto del MDN se elaboró para liquidar a Fuerzas Armadas

El ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla anunció en el Parlamento que se comprometió junto a los tres Comandantes de las tres armas y al Jefe del Estado Mayor de la Defensa a entregar “a la ciudadanía” antes del 1º de noviembre de 2011 un estudio en donde se establezca “qué Fuerzas Armadas tenemos, qué estructura tienen, qué despliegue posee, qué reducción logramos, es decir, todo lo que nos están planteando (los senadores), que son nuestras mismas interrogantes”.

El planteo fue realizado por Rosadilla el jueves 4 de noviembre en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado, en donde fue categórico al señalar que no aceptará “que se diga que haya sido realizado con la finalidad de liquidar a las Fuerzas Armadas”.

“En el día de ayer (alude al miércoles 3) mantuvimos una extensísima reunión con los tres Comandantes y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa en la Dirección del Ministerio. Nos comprometimos a que no más allá del  1º de noviembre de 2011 se entregue a la ciudadanía un estudio, llevado adelante por el Estado Mayor de la Defensa, por sus Fuerzas y por el Ministerio que diga qué Fuerzas Armadas tenemos, qué estructura tienen, qué despliegue posee, qué reducción logramos, es decir, todo lo que nos están planteando, que son nuestras mismas interrogantes”, expresó Rosadilla.

Agregó que “ese es el trabajo que va a realizar el Estado Mayor de la Defensa.  Mal haríamos nosotros si sustituyéramos, por una mera posición -vaya que sí tenemos la tenemos en lo personal- lo que debe ser un trabajo lo más parecido a algo científico, en la medida de nuestras posibilidades”.

Pedir renuncia

“Con mucha claridad, con mucha humildad -la mayoría de los que están aquí nos conocen bien-  y sin ninguna soberbia, decimos que en este Presupuesto puede haber errores, diferencias y opiniones distintas, pero lo que no podemos aceptar -no lo señalamos en la prensa pero lo hacemos ahora en este ámbito- es que se diga que haya sido realizado con la finalidad de liquidar a las Fuerzas Armadas”, sostuvo enfáticamente el ministro.

Para el secretario de Estado “este Presupuesto se elaboró con el cometido de dotar al país de la mejor defensa que, a nuestro juicio, debe tener, y transformar a las Fuerzas Armadas de la manera que consideramos más positiva. Si alguien piensa seriamente que el Gobierno y el Ministerio de Defensa Nacional llevan adelante un Presupuesto con la idea deliberada de liquidar a las Fuerzas Armadas, debe interpelar al señor Ministro y pedirle su renuncia”.

Personalmente, añadió, “admito discrepancias, planteos, cuestionamientos o debilidades, pero de ninguna manera acepto -no es de recibo para el señor Ministro ni para el Ministerio de Defensa Nacional- que se pongan en tela de juicio los objetivos que perseguimos al plantear lo que se propone desde nuestra visión, nuestro programa, nuestro compromiso con la gente y desde nuestra autoridad, en el sentido institucional”.

Bicentenario

En el seno de la Comisión, el senador Gustavo Penadés (PN) le preguntó al ministro por los gastos que se dispondrán para las actividades del Bicentenario, teniendo en cuenta además que “el bicentenario de la Batalla de Las Piedras, que es el epicentro de las actividades, en el que está incluido el aniversario del Ejército Nacional”.

Rosadilla precisó que se dispuso “de una partida de hasta US$ 300.000, que se pudiera alcanzar mediante la trasposición de otros gastos que economizaríamos durante este año”.

Agregadurías militares

El ministro Rosadilla dijo ser partidario de “Agregadurías de Defensa reporten al Ministerio de Defensa Nacional, que trabajen en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores en el lugar donde estén y reporten al Estado Mayor de la Defensa en todo aquello que le es competente”.

“Vamos a producir, entre otras cosas, una baja muy importante del gasto que allí se produce. Para el año que viene son $ 60:000.000 menos y estimamos que al final de las readecuaciones, de los  $ 160:000.000, gastaremos seguramente $ 60:000.000”.

El jerarca informó que “en algunos países tenemos catorce Agregados militares, lo que nos parece un desatino total, una acumulación injustificada. En otros tenemos triplicados los Agregados militares, es decir, uno por cada Fuerza, y pasaremos a tener un solo Agregado de Defensa, quien rotará y tendrá referentes en el país. Quiero agregar que los criterios apuntan a eso, no a terminar con las Agregadurías, sino a terminar con su actual esquema. Quiero decir esto con claridad, porque incluso hay un General en retiro que lo ha planteado públicamente”.

Reflexionó que “estas Agregadurías funcionaban casi como un premio retiro y no como un destino para llevar adelante la función cuyo nombre designa.

Creemos que si se quiere discutir el premio retiro, hagámoslo y establezcámoslo como tal, es decir, que a la hora del retiro haya un premio; pero no deformemos funciones que tienen un importantísimo cometido a cumplir y que, por el paso del tiempo -acá no se trata de pasar facturas hacia el pasado- derivaron en otro tipo de situaciones que, a nuestro juicio, no hacen a la tarea planteada”.

El peso de las pensiones y retiros militares

Al referirse a las pensiones y retiros militares, Rosadilla aludió que constituyen 46.000 pensiones y retiros.

“Hasta los $ 3.606, se sirven 4.629, que representan un 9.97%; entre $ 3.600 y $ 5.000, se sirven 5.072, equivalentes a 10.93%; entre $ 5.000 y $ 7.500, se sirven 11.910, equivalentes a 25.66%; entre $ 7.500 y $ 10.000, se sirven 6.133, equivalentes a 13.21%. Quizás aquí deberíamos hacer un alto para decir que más del 55% de las que se sirven están por debajo de los $ 10.000”, dijo el ministro.

Agregó que ntre $ 10.000 y $ 15.000, se sirven 6.939, equivalentes a 14.95%; entre $ 15.000 y $ 20.000, se sirven 4.204, equivalentes a 9.05%; entre $ 20.000 y $ 30.000, se sirven 4.085, equivalentes a 8.80%; entre $ 30.000 y $ 40.000, se sirven 1.554, equivalentes a 3.35%; entre $ 40.000 y $ 50.000, se sirven 470; entre $ 50.000 y $ 60.000, se sirven 525; entre $ 60.000 y $ 70.000, se sirven 500; entre $ 70.000 y $ 80.000, se sirven 249; entre $ 80.000 y $ 90.000, se sirven 88; entre $ 90.000 y $ 100.000, se sirven 32, y por más de $ 100.000, se sirven 14”.

“Nuestra preocupación más importante viene por lo siguiente. Si tomamos en moneda nacional los importes de los Ejercicios que van de 2005 a 2009, tenemos los siguientes resultados. En el año 2005, el total de los importes alcanzó a $ 4.047:261.000. En el año 2009  nos fuimos a $ 6.688:000.000”, dijo. Por tanto, “además, que en los ingresos, los aportes personales y patronales, o sea, los que efectivamente se realizan de la retención de los haberes, representan el 17.3%. Dejó en claro que “las pasividades que ya por ley van a cargo de Rentas Generales son el 32%. La asistencia financiera extraordinaria es del 49.91%, es decir, la mitad de esos $ 6.688:000.000. Como ustedes comprenderán, los US$ 334:000.000 son apoyo financiero de Rentas Generales. Hay otros $ 2.192:000.000 que también son de Rentas Generales, establecidos en las leyes”.

Por lo tanto, sostuvo Rosadilla, “se están incrementando fuertemente los egresos, pero además tenemos a más de la mitad de quienes reciben servicios con franjas inferiores a $ 10.000”.

Presupuesto de Defensa en Cifras

El senador Enrique Rubio se refirió a algunas de las cifras esenciales que componen el Presupuesto de Defensa Nacional.

“Queda claro que los gastos de funcionamiento prácticamente se mantienen igual -más o menos, habría un incremento de US$ 3:000.000-; los gastos de inversión descienden en US$ 17:000.000 y hay un aumento en los gastos de personal, o sea, en los ingresos de los miembros del Ministerio de Defensa Nacional, de las Fuerzas Armadas, superior a los US$ 84:000.000 al final del período”, indicó.

Evaluó que “estas cifras equivalen a un incremento de ingresos superior al 30%  para los miembros de esta Cartera. En realidad, en este cálculo no se están computando los ingresos que se producen para algunos casos por misiones y tampoco la parte de los recursos que se destinarían a incrementos salariales por disminución de efectivos”.

Por tanto “si entendí correctamente, si se cumple con la meta de la disminución de la cuarta parte de los efectivos, o sea del 26%, por cada 1.000 son $ 90:000.000; ello equivaldría a una cifra entre los US$ 28:000.000 y US$ 30:000.000 al final del período, si se logran los 6.500. Entonces, con lo volcado en el incremento de salario, la cifra que tengo sube del 30% o 31% al 40%”.

Fuente Imagen: fuerza-armada-bolivariana.blogspot.com

Deja un comentario

*