1 Jun '12

Sociedad Uruguaya

Embajadora Reynoso destaco importancia de acelerar el desarrollo y uso de energía limpia y promover la seguridad energética

La Embajadora de los Estados Unidos, Julissa Reynoso destacó hoy la importancia de acelerar el desarrollo y el uso de energía limpia así como promover la seguridad energética y reducir la pobreza energética al compartir las mejores prácticas, alentar las inversiones y cooperar en tecnología.

La representante diplomática participó en el seminario de presentación de resultados del proyecto “Evaluación de la sustentabilidad de cadenas agro energéticas” que tuvo lugar en la Torre Ejecutiva de la Presidencia de la República.

Este programa fue financiado por la Alianza de Energía y Clima de las Américas, ejecutado por INIA y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, con el apoyo de la DNE y el MGAP.

Se transcribe a continuación parte de la presentación de la Embajadora Reynoso.

El Presidente Barack Obama invitó a todos los gobiernos del hemisferio occidental, a las organizaciones internacionales, al sector privado y a la sociedad civil a unirse a AECA en la Quinta Cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago en abril de 2009. A nuestro juicio, la AECA es un foro ideal para reunir a todos los países del hemisferio con el fin de acelerar el desarrollo y el uso de energía limpia, promover la seguridad energética y reducir la pobreza energética al compartir las mejores prácticas, alentar las inversiones y cooperar en tecnología.

En abril de 2011, Uruguay lideró una iniciativa de esta naturaleza. En el taller de la AECA sobre el uso de la biomasa como fuente de energía renovable, celebrado en Antigua, Guatemala, la delegación de Uruguay propuso un plan sólido para evaluar diferentes cadenas agroindustriales para determinar su potencial para la producción sostenible de energía de biomasa.

Los fondos del Gobierno de los Estados Unidos para este proyecto, por un total de casi US$ 100.000, apoyó un taller sobre producción sostenible de energía de biomasa dirigido por INIA en octubre de 2011, con la participación de dos distinguidos científicos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos que trabajan en la investigación sobre biocombustibles sostenibles, el Dr. Kevin Hicks y el Dr. David Archer. Los fondos del Gobierno de los Estados Unidos apoyaron asimismo dos giras de estudio y un intercambio científico en donde científicos del INIA viajaron a los Estados Unidos para conocer experiencias en el país en convertir biomasa a bioenergía. Además, se llevaron a cabo dos visitas de asistencia técnica intensiva, en las que científicos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y de la Universidad Drexel, el Dr. Paul Adler y la Dra. Sabrina Spatari, colaboraron con científicos del INIA para reunir, organizar, preparar y analizar datos locales e internacionales para concluir un estudio de evaluación del ciclo de vida, utilizando modelos y software avanzado de computación.

El conocimiento que el INIA y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos adquirieron en este proceso ha ayudado a potenciar el conocimiento de ambos países sobre el uso de biomasa para la bioenergía, y constituirá un aporte invalorable para la toma de futuras decisiones en cuanto a la formulación de políticas y de inversiones en Uruguay y potencialmente en otros países. Los científicos ya están elaborando resúmenes para presentar a diversas revistas científicas reconocidas a nivel internacional sobre el tema.

Esperamos que esta excelente investigación y cooperación servirán como una mejor práctica para los países de la región que estudian diferentes cultivos para la producción de bioenergía. Más importante aún, esperamos que los vínculos establecidos entre los científicos uruguayos y estadounidenses durante el año pasado continuarán más allá de este proyecto y en el futuro. Una de las prioridades del Gobierno del Presidente Mujica para nuestra relación bilateral – que se nos expresó en varias oportunidades – es la importancia de fortalecer nuestra cooperación en ciencia y tecnología, de lo cual la AECA es un ejemplo fundamental. Muchas gracias a todos los científicos que participan en el proyecto. Es precisamente a través de la investigación de vanguardia, como esta, que adoptamos más fuentes de energía sostenibles.

 

Deja un comentario

*