28 Jul '12

Sociedad Uruguaya

Edil Curbelo: “¿Pagamos poco los montevideanos para los servicios que presta la Intendencia?”

Compartimos la columna del edil por Montevideo, Juan Curbelo (Partido Nacional), quien a modo de reflexión se pregunta: “¿Pagamos poco los montevideanos para los servicios que presta la Intendencia?”.

“Hace unos días venimos asistiendo a una serie de acontecimientos a nivel nacional y departamental que nos han dejado un tanto perplejos. A la falta de criterio, planificación y gestión a nivel nacional y departamental sumamos ahora expresiones que carecen de sentido común y en parte subestiman la inteligencia de los uruguayos y montevideanos.

Este sistema ideológico que se ha instaurado hace 7 años en el gobierno nacional y 22 años en Montevideo ha dado muestra de su incapacidad para poder resolver algunos problemas que la ciudadanía constantemente viene reclamando.

La premisa presidencial que tanto divierte a algunos y preocupa a otros de “Así como te digo una cosa te digo la otra” ha socavado consciente e inconscientemente a muchas personas que hasta parecen normales los vaivenes de los pensamientos y proyectos.

En estos años venimos padeciendo una multiplicidad de conceptos que son anunciados por Mujica en su audición presidencial y al otro día son desmentidos, descartados y modificados. Sólo pensemos en el proyecto de ley sobre la marihuana: anunciado en conferencia de prensa, después dijo que si no era apoyado por el 60% de la población se iba al mazo, ahora dice que envía el proyecto al Parlamento. Me pregunto ¿es una estrategia para el despiste o es una forma de entender la vida a través del ensayo y error? En esa misma conferencia de prensa se anunciaron 5 medidas. Algunas de ellas fueron debatidas fuertemente por los legisladores frentistas que no tenían la menor idea de su presentación por parte del Ejecutivo. Al otro día de anunciadas se levantaron las voces por el tema del incremento de pena de mínima y máxima para menores infractores. Quedó descartada. Y podríamos seguir diciendo muchas más. Lamentablemente nos encontramos en un escenario donde lo peor que nos puede pasar es que las autoridades nos propongan incertidumbre y falta de confianza.

La Intendencia de Montevideo no escapa a ello. Interminables apariciones de prensa para decir siempre lo mismo: “Estamos trabajando para que en unos meses se vean los resultados”, y así, año tras año, cada cierto tiempo nos encontramos ante un conflicto por la recolección de la basura generando un problema de salubridad para Montevideo. No escapa siquiera a la propia izquierda que la basura, contenedores desbordados, basurales endémicos, conflictos por basura, etc. son problemas que no han sabido ser resueltos. No se arregla con una descripción bien intencionada de un Plan Director de Limpieza, sino de una gestión inteligente de recursos humanos y materiales.

Pero quería detenerme en los dichos del director de Recursos Humanos Arturo Echeverría en sus declaraciones de prensa en el Semanario Búsqueda de fecha 12/07/12. El dice que cada montevideanos paga $754 por mes en impuestos y con ese dinero la Intendencia de Montevideo se ocupa de una gran variedad de cosas como basura, calles, alumbrado, parques, actividades culturales, políticas sociales. Según él la cifra demuestra que los impuestos en la capital son bajos para los servicios que se brindan. En realidad este argumento tiene varias interpretaciones. Porque habla de promedio y hay personas que pagan muchísimo más que esa cifra. Se olvidará el Sr. Echeverría del valor de la contribución inmobiliaria, impuestos que todos los meses llegan a los buzones o debajo de puerta. Quizás haya exoneraciones que hacen a ese promedio y que la ciudadanía desconoce. La burocracia que vive esta Administración, con cargos bien pagos, e ineficiencia también debería ser tenida en cuenta. Pregúntele a la gente de algunos barrios costeros si paga $ 754. Hablar de promedio, dice parte de la verdad. Dividir cantidad de población adulta de Montevideo en función de ingresos es demasiado simplista. Quiero interpretar que la cosa pública de la Intendencia de Montevideo es más compleja que una simple división.

En 22 años de gobierno departamental tenemos una ciudad atrasada, delimitada más por las visiones ideológicas anacrónicas que por el modernismo. Sólo pensemos en la argumentación ideológica y no técnica de la vía rápida por debajo y a nivel de Av. Italia con capitales privados: separaría el este del oeste, ricos de pobres. Una solución para el tránsito y tráfico de esta vía capital. ¿Hay tantas cosas que dividen a los montevideanos que no pasa por una vía rápida? Vías de tránsito colapsadas de autos, camiones, motos, ómnibus. Calles llenas de pozos, en muy mal estado. La red vial de Montevideo es obsoleta y en muy mal estado. Se ha tenido tiempo para recuperar calles en 22 años, ¿no?. Hablo de calles de los barrios y no solo de avenidas.

La Intendencia actúa a reacción y no por previsión. Pensemos en el arbolado. Se actuó con intensidad cuando hubo un accidente. Columnas en Parque Rodó de alumbrado público en mal estado y reconocido después que se cayó una. Se comenzó a fiscalizar con más fuerza frente a los carritos a tracción a sangre cuando hubo un accidente en la rambla montevideana.

Está bien que el Sr. Echeverría reconozca que estamos lejos de la excelencia. Yo diría estamos muy lejos. Es obvio que los montevideanos no estén enamorados de Montevideo. Porque los servicios y las obras no se ven. Se pague mucho o poco.

Otro aspecto del Sr. Echeverría es comparar los controles existentes por tomarse un tren en Alemania o Madrid y relacionarlo con el tirar basura. No es de orden compararnos. Sólo por una cuestión cultural. Cómo según la conveniencia del tema Europa y la Globalización a veces sirven y otras veces no para justificar políticas. Así que alinear la argumentación es importante. Porque a veces sirve mirarnos en el espejo de Europa y otras veces son los malos del mundo.

Otro argumento utilizado por Echeverría tiene que ver con la represión. Dice que la izquierda, en general, la evalúa de otra forma. Logra ponerse en el lugar del otro mucho más fácil de lo que lo hace la gente con otra mentalidad, que considera que es más fácil solucionar las cosas con represión. Interesante argumentación pero poco creíble. El colectivismo lleva muchas veces a buscar soluciones que se entienden de orden general olvidándose de la particularidad, de la individualidad del ser humano. Pensemos en la ideología dominante que dirige la Intendencia: el marxismo colectivista. Esto ha sido un mito que la izquierda de nuestro país ha querido “meternos”. Se ha repetido hasta el cansancio que los partidos de la oposición quieren la represión y mano dura. Y yo diría “ponerse en lugar del otro” no es patrimonio del Frente Amplio. La búsqueda del Bien Común está en todas las personas de buena intención y de valores supremos.

El tema es respetar la ley, respetar los decretos y ordenanzas para así pararnos frente al ciudadano. No esconderse en argumentaciones inexactas interpretando los signos de los tiempos. No es necesario que haya hechos sociales contundentes y lamentables para actuar. Eso es no ponerse en lugar del otro. Hay que ponerse en el lugar de los que están de lado del orden, de la ley, de los pagan impuestos, de las personas que todos los días utilizan los medios de transporte, las calles y avenidas de Montevideo. Reitero el tema de los carritos. En estas últimas semanas, motivado por hechos que todos conocemos, se fiscalizó más que en los últimos años. Y eso fue porque las encuestas comenzaron a preocuparnos, porque la opinión de la sociedad montevideana ya no se ajusta a los cánones de la izquierda. La personas y las ideologías deben ajustarse a los tiempos y no seguir perimidas en interpretaciones históricas e ideológicas que nos separan del mundo. Hay políticas que debemos implementar que pueden desagradar, pero en orden a la norma hay que hacerlas cumplir. Vivimos en sociedad y las leyes y decretos regulan nuestro accionar social.

Y podríamos decir mucho más de las palabras de Arturo Echeverría. Pero me parece que sería ahondar en pensamientos que los contribuyentes y los habitantes de Montevideo ya lo saben. Para peor la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, dijo estar de acuerdo con las palabras de Echeverría en Semanario Búsqueda de fecha 19/07/12. Aunque ella derivó el tema a que los recursos que se tienen son pocos. Es distinto a lo que dijo Echeverría que se paga en promedio poco para los servicios que ofrece la Intendencia. Son dos conceptos distintos.

En definitiva mucho para decir en pocas líneas. Pero hay afirmaciones que pueden ofender a los contribuyentes y ciudadanos de Montevideo en virtud del estado que viene dejando 22 años de gobierno de izquierda. Esta ciudad se merece mucho más”.

Juan Curbelo.

 

Deja un comentario

*