15 Feb '14

Sociedad Uruguaya

Batllistas de Ley reclama medidas en vitivinicultura uruguaya

Visto: A. Que el día 12 de febrero el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca – en presencia del Presidente del INAVI; Intendente de Canelones y otras autoridades– comunicó diferentes medidas adoptadas para atenuar la catastrófica situación de la vitivinicultura uruguaya.

B. La grave situación actual del sector vitícola uruguayo a raíz de la adversidad climática padecida – y que se anuncia continuará –, que comprometió la producción de la presente zafra tanto en cantidad como calidad.

C. Que se deben tomar con carácter urgente y en forma inmediata medidas que permitan salvar la cosecha que aún queda y asegurar una buena calidad del vino a obtener para conservar la Industria.

D. Que de las inquietudes recibidas y las consultas realizadas con importantes referentes del sector – tanto viticultores, Bodegueros y Enólogos– se coincidió unánimemente en las dificultades por las que ya venía atravesando la vitivinicultura, en que se profundizó la gravedad de la situación y en las únicas soluciones viables para atenuar los perjuicios y así mantener el aparato productivo y social del sector.

Considerando:

A. La necesidad de implementar y adoptar medidas en forma inmediata.

B. La normativa vigente en materia de correcciones enológicas a nivel internacional propiciada por la Organización Internacional de la Viña y el Vino –OIV- de la cual Uruguay es miembro y establecida en el Reglamento vitivinícola del MERCOSUR.

C. Las medidas planteadas por el Poder Ejecutivo, alejadas del camino que puede dar soluciones, y la enorme preocupación que nos genera la situación de miles de familias que dependen directa e indirectamente de la uva y el vino uruguayo, le hemos sugerido las acciones a adoptar desde nuestro punto de vista.

 

La Agrupación BATLLISTAS DE LEY del PARTIDO COLORADO Declara ante la opinión pública:

A. Su respaldo al trabajo de viticultores, bodegueros, técnicos y la familia vitivinícola en general y su convencimiento de la viabilidad del sector.

B. Su concordancia – ante la gravedad de la situación- con la decisión de declarar la Emergencia Agropecuaria para el sur del País incluyendo la vitivinicultura.

C. Su desacuerdo con las medidas anunciadas por el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca para la vitivinicultura por no tomarse en cuenta otras que científica, económica y prácticamente pueden palear la situación y que son:

1- La chaptalización –agregado de azúcar- para corregir las deficiencias de grado alcohólico en potencia de las uvas. Ello permitiría la obtención de una calidad adecuada del vino uruguayo sin perjudicar la genuinidad del mismo. Vale señalar que esta práctica es recomendada por la OIV y que la autorizan países de avanzada en la materia como Francia, Italia, Alemania y Brasil. El costo por grado alcohólico corregido es de aproximadamente $ 0.25. Esta medida alentaría la compra de la uva a viticultores sin bodega, permitiendo que no se rompa la cadena normal de comercialización de la uva.

2- Se puede realizar la corrección en forma inmediata permitiendo una adecuada conservación del vino obtenido y por ende la molienda en forma inmediata de la uva evitando pérdidas mayores.

3- La propuesta de conformar un banco de alcohol vinícola es sumamente costosa ya que se debe llevar el vino a destilar a 400 Km. de distancia y luego traer el alcohol, pero además no estará disponible a corto plazo con lo que se perderá parte de la cosecha de la uva y asimismo del vino que en la mayoría de las bodegas no se podrá conservar.

4- Elaborar una cantidad de 20.000.000 millones de kilos de uva en las condiciones actuales y con la necesidad de hacerlo a la brevedad lo torna inviable logísticamente.

5- El costo del grado a corregir con alcohol vínico –con los subsidios anunciados por el Ministro- en el mejor de los casos será de $1.oo , o sea cuatro veces más caro que la corrección con azúcar.

6- Agregar 3 a 4 grados de alcohol rectificado – así sea vínico- no es aconsejable técnicamente ya que deteriora la calidad del producto final.

7- Destinar los fondos anunciados –US$ 6.000.000- a un préstamo a viticultores y bodegueros en condiciones similares a las previstas para el sector hortícola.

Por todo lo expuesto, estamos convencidos que de no adoptarse las medidas propuestas se condena a desaparecer un número muy importante de viticultores y bodegueros, que de suceder será imposible su recuperación.

Asimismo –reiteramos- la necesidad de implementar un Plan Estratégico para el desarrollo de la Vitivinicultura uruguaya -documento base que Batllistas de Ley ha elaborado y sometido a consulta de los vitivinicultores uruguayos-, al igual que el proyecto de ley para declarar al vino uruguayo como bebida nacional que debe aprobarse a la brevedad.

Por Batllistas de Ley.

Senador José Amorín Batlle Senador Tabaré Viera.

Sr. Alberto Iglesias Enólogo Francisco Zunino

 

Deja un comentario

*