Uruguayos en el exterior reclaman por el derecho al voto
8 Mar '14

Sociedad Uruguaya

Uruguayos en el exterior reclaman por el derecho al voto

Los uruguayos en el exterior siguen reclamando su derecho al voto y le dirigen una carta al mandatario José Mujica.

CARTA ABIERTA DE LA CIUDADANIA DEL EXTERIOR AL PRESIDENTE DEL URUGUAY

Muy estimado Señor Presidente del Uruguay José Mujica,

Nos dirigimos a Usted luego del intercambio que mantuvimos en el marco del 5° Encuentro de Consejos Consultivos que tuvo lugar en diciembre 2013 en Uruguay, reiterándole nuestras serias preocupaciones y justificadas inquietudes actuales.

Le recordamos que la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo recomendó explícitamente en 2013 al Estado uruguayo que promueva los consensos imprescindibles para dictar una ley que garantice el ejercicio del derecho al sufragio a todas las ciudadanas y los ciudadanos que viven en el exterior. La INDDH incorporó esta

recomendación en su informe sobre la situación de los derechos humanos en Uruguay, examinado en enero del corriente año, en el ámbito de las Naciones Unidas, en el marco del Examen Periódico Anual (EPU). Esta potente e insoslayable preconización fue igualmente formulada en este marco internacional por nuestra coalición y por dos Estados miembros

(Burkina Faso y Senegal) ; un tercero (Indonesia) formuló también una recomendación para la ampliación de los derechos cívicos y políticos a todos los ciudadanos uruguayos. En consecuencia, el reconocimiento del derecho y la habilitación del voto en el exterior forman parte del conjunto de medidas que el país se ha comprometido ante sus pares a implementar1, siendo su incumplimiento una anomalía que se debiera evitar.

Constatamos y deploramos sin embargo que la Comisión Especial para el Estudio del Voto de los uruguayos en el Exterior de la Asamblea General, instalada en el ámbito legislativo el 23 de septiembre 2013, no haya logrado mínimos acuerdos al cabo de cuatro sesiones, sin contar a la fecha con una nueva convocatoria. Consideramos en consecuencia que el proceso de intercambios y de búsqueda de consensos por esta vía está momentáneamente estancado.

Corresponde entonces al Poder Ejecutivo enviar sin tardanza al Parlamento un proyecto de ley de voto consular que salde este asunto en el correr de la actual legislatura, con aplicación para las elecciones del 2019, para que sea debatido ampliamente y aprobado en el ámbito legislativo. Estamos convencidos de que con una determinación firme y serena en este sentido se logrará el apoyo de todos aquellos parlamentarios que, sin distinción partidaria, reconocerán en su fuero interno la íntima convicción de que se trata de una causa nacional que merece ser resuelta de una vez por todas.

Amparados igualmente en las investigaciones de prestigiosos constitucionalistas,2 sostenemos que no hay oposición constitucional al voto en el exterior en la normativa nacional, porque la Constitución nacional establece que:

• Todas las personas son iguales ante la ley, no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes (Artículo 8).

1 Referencia del documento NU: A/HRC/WG.6/18/L.5. Fecha : 31 enero 2014. Recomendaciones

123.151; 123. 152; 123.153.

2 Héctor Gros Espiell, Alberto Pérez Pérez, entre otros.

• Tanto los ciudadanos naturales como los ciudadanos legales son uruguayos (Artículos 73, 74, 75).

• Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación, como tal, es elector en los casos y formas que se designarán (Artículo 77).

• El voto es obligatorio (Artículo 77/2°).

• La residencia en el exterior no forma parte de la lista de causas de suspensión de la ciudadanía (Artículo 80).

• La nacionalidad no se pierde por residir en el exterior, contemplándose el avecinamiento a través de la inscripción en el registro cívico (Artículo 81).

Advertimos entonces que aquellos que esgrimen hoy el argumento de que hace falta una reforma constitucional para implementar el voto en el exterior nos exponen a una situación que no será resuelta ni en décadas, dadas las escasas ocasiones en las cuales se ha reformado la Constitución anteriormente y las engorrosas negociaciones que un tal proceso implicaría sin necesidad alguna.

Afirmamos que el reconocimiento de nuestros derechos cívicos y políticos y la habilitación del voto extraterritorial representan en el contexto uruguayo:

• el saldo de una deuda nacional con la diáspora que colabora día a día, año tras año, al sostenimiento material de miles y miles de modestas familias uruguayas, tanto como al desarrollo y a la inserción internacional del país;

• una respuesta justa a reclamos y a anhelos expresados desde hace décadas;

• el cumplimiento de los compromisos internacionales del Uruguay;

• una salida honrosa y definitiva de una inmensa soledad en Latinoamérica, puesto que el Uruguay será próximamente el único país sin habilitar el voto en el exterior;

• el abandono del vergonzoso club de los pocos países de débil democracia que aún no lo han implementado (Arabia Saudita, Corea del Norte, Nigeria, …)

• un avance democrático, al ampliar la participación ciudadana en los procesos electivos,

• la consolidación de una identidad nacional inclusiva e igualitaria,

• el reconocimiento de la ciudadanía del exterior como un componente de la Nación.

Significa el ansiado fin de una discriminación a la que son sometidos injustamente más de 500 mil ciudadanos uruguayos, que representan nada menos que 15% de la población del Uruguay, que pueden votar solamente si sus recursos financieros y su situación laboral les permiten ir dos veces al Uruguay, la primera para regularizar su credencial cívica, la segunda para el ejercicio del voto.

Sí, Señor Presidente, la verdad es que los uruguayos del exterior votan sólo si son ricos. La inmensa mayoría no puede cumplir con el deber ciudadano que implica la obligatoriedad del voto. Es sencillamente inadmisible e incompatible con los valores y principios democráticos que todo uruguayo defiende y valora, sin distinción alguna entre partidos, categorías sociales, género, edad, religión.

Nuestros reclamos deben ser atendidos seriamente ahora, antes del fin de su mandato, para el fortalecimiento de los logros de la democracia en nuestro querido país.

Que el silencio ensordecedor y la inercia actual del sistema político se llegara a instalar con permanencia sobre nuestra causa, sería una inmensa decepción para todos aquellos que, tanto adentro como fuera del país, luchan desde hace tanto tiempo y sin descanso por cambiar esta situación injusta.

Sería una afrenta a nuestras familias y a los amigos que nos apoyan, incentivando el descreimiento en el sistema político y favoreciendo finalmente la no participación en la vida cívica y política, que constituye el mayor riesgo de toda democracia.

No solicitamos un privilegio, reclamamos simplemente la habilitación de nuestros derechos cívicos y políticos.

Por todas estas razones, Señor Presidente, confiamos en el mantenimiento de su palabra en diciembre 2013: “el voto en el exterior es una deuda nacional”… “tomo a cargo personalmente sus reclamos,” solicitando formalmente la incorporación de nuestro reclamo a las prioridades de su mandato en este año.

En la espera de una pronta, positiva y concreta respuesta, rogamos reciba, Señor Presidente, nuestros mejores saludos ciudadanos.

Coalición Ronda Cívica por el Voto en el Exterior-Uruguay.-

La coalición Ronda Cívica por el Voto en el Exterior reúne organizaciones de la sociedad civil uruguaya, en Argentina, Brasil, España, Estados Unidos de América, Francia, Italia, México, Paraguay, Suecia, Uruguay.

La coalición está constituida por : los Consejos Consultivos de Bahía, Buenos Aires, Cataluña (España), Córdoba (Argentina), Gotemburgo, La Plata, México, Nueva Jersey, Paraguay, París, Río de Janeiro/Espíritu Santo, Rosario, Tenerife, Norte de Italia. Asociaciones: Casa Uruguay de Tenerife, Casa de la Amistad Uruguay-Méjico, Asociación Amigos de Uruguay en Vigo, Grupo de Retornados a Uruguay, Asociación Cultural Italia-Uruguay, Casa Uruguay Barcelona, Asociación Franco/Uruguaya, Candombe Sur (Paraguay). Y numerosos adherentes a título personal.

Firmantes adicionales: Consejo Consultivo de Chile, Consejo Consultivo de Noruega, Centro Uruguayo de Madrid y numerosos ciudadanas y ciudadanos cuyas adhesiones iremos publicando en nuestros sitios Internet y redes sociales.

Contactos:

Fernanda Mora, delegada Consejo Consultivo de París.

Jorge Eiris, delegado Consejo Consultivo de Córdoba.

Gustavo Schroeder, miembro de la Coordinadora por el Voto en el Exterior.

5 de Marzo 2014

RONDA CIVICA POR EL VOTO EN EL EXTERIOR/URUGUAY.

www.rondacivica@yahoo.com.ar

Facebook: Ronda Cívica por el Voto en el Exterior/Uruguay.

http://www.d20.org.uy

Fuente Imagen: www.newsmatic.com.ar

 

Deja un comentario

*