Natalidad y clase media dicen presente en la campaña electoral
20 Abr '14

Sociedad Uruguaya

Natalidad y clase media dicen presente en la campaña electoral

Las políticas demográficas, la natalidad, los adultos mayores, y el papel de la clase media, son elementos que se han introducido en la campaña electoral, a través de las opiniones de autoridades de gobierno, precandidatos de todos los partidos, y dirigentes sectoriales.

El miércoles 16 de abril, el Presidente José Mujica, afirmó que el principal escollo que enfrentará el país del futuro, el envejecimiento de la población promedio, al que definió como «el problema estratégico más dramático que tiene el Uruguay». El presidente recordó que Uruguay tiene una tasa de reposición «muy lenta, que determina que, o capitalizamos mucho el país, y ustedes, los que trabajan tienen una alta productividad, ganan mucho y pagan bastante para mantener a los viejos, o el Uruguay del futuro va a matar de hambre a los viejos», dijo a Telemundo.

Una semana antes, el 9 de abril, el líder de Compromiso Frenteamplista, Raúl Sendic indicó que la clase media debería “apagar el televisor” y dedicarse a “procrear” para combatir la baja natalidad de Uruguay.

En declaraciones que recoge FM Gente, Sendic dijo durante un acto en Piriápolis que “la clase media uruguaya no se reproduce, mira televisión”.

El representante frenteamplista no profundizó en este aspecto, pero manifestó necesario “estimular la reproducción de la clase media en el Uruguay, para generar un mayor crecimiento de la población en los sectores que pueden sostener” el crecimiento de la familia.

Pero también se han expedido sobre el papel de la clase media, fundamentalmente en lo estrictamente económico, varios de los precandidatos presidenciales.

Seguramente haciendo un guiño a la clase media, el pasado 10 de abril en Treinta y Tres, el precandidato frenteamplista Tabaré Vázquez dijo que, si gana las elecciones de octubre, aplicará cambios al IRPF. El ex mandatario, bajo cuyo gobierno se implementó la Reforma Tributaria y el IRPF, señaló que este impuesto se aplicará por separado a salario, salario vacacional y aguinaldo, para evitarle pérdidas al trabajador, según Montevideo Portal.

Asimismo, la también postulante de izquierda, Constanza Moreira afirmó: “debemos hacer más izquierda para la nueva clase media, con no solo más impuestos para los que ganan más sino que hacer hincapié en los impuestos de los que tienen más”.

En declaraciones a Radio El Espectador, el senador del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, sostuvo que el Frente Amplio (FA) “es un barco sin timón y sin ancla” que “castiga a la clase media uruguaya” porque “es la que lo soporta con los impuestos”.

En tanto, en ocasión de realizar un acto en la zona de Colón el 6 de abril, el precandidato presidencial, de “Todos Hacia Adelante”, Luis Lacalle Pou dijo que “para nosotros es muy importante que el Uruguay sea todo uno y esa clase media tan importante de este barrio y de tantos barrios del Uruguay se fortalezca”.

Desde filas del Partido Colorado, el 26 de enero el precandidato presidencial Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) al lanzar su campaña en Piriápolis, afirmó que “uno de los objetivos de la política económica tiene que ser volver a preocuparse por la castigada clase media”.

El colorado José Amorín (Batllistas de Ley) reiteró el 24 de marzo en San José su propuesta de eliminar el IRPF y el impuesto a los jubilados para darle “valor y fuerza a la clase media uruguaya. Al que cobra 17 mil pesos no se le puede cobrar impuestos”, dijo Amorín.

Desde el Partido Independiente, según consignó el pasado 15 de abril Radio Tabaré de Salto, su candidato a la Presidencia Pablo Mieres, dijo que, si bien la pobreza en nuestro país está en niveles históricamente bajos existe un alto porcentaje de personas consideradas de clase media que está apenas por encima de la línea de pobreza (cerca del doce por ciento). Esto significa que, cuando la economía del país se desacelere, muchos de esos uruguayos pueden caer nuevamente por debajo de la línea, y eso significa casi uno de cada cuatro uruguayos.

Propuestas

A la hora de conjugar el déficit sobre la natalidad, y la realidad de la clase media, la legisladora Verónica Alonso (Alianza Nacional) viene trabajando sobre el tema, al menos, desde el año 2012, cuando inclusive, se reunió con el propio Presidente de la República, José Mujica.

En los últimos días, Alonso salió al cruce de los dichos de Raúl Sendic (FA).

“En lugar de apagar el televisor: hay que incentivar a familias de ingresos medios y reconocer su esfuerzo como generadores del desarrollo del país”, enfatizó.

Sobre las políticas de natalidad expresó que “muchas familias frenan el deseo de tener más hijos, entre otras cosas, por la carga económica imposible de sobrellevar”.

Para Alonso la natalidad “se le ha dado la espalda a muchas familias con la voluntad tener hijos, agobiados por impuestos y salarios que no permiten ahorro”.

Cuando se reunió con Mujica en el 2012 Alonso propuso una serie de medidas que contribuyen a dar protección específica para aquellas familias de los sectores medios de la población, en particular las familias numerosas de tres o más hijos.

Ellas son:

*Aquellas familias que tengan su 3er hijo a partir del año 2014, podrán tener el beneficio de un 10% de bonificación en su jubilación tanto para la madre como para el padre, ambos integrantes del núcleo familiar. Y con el 4to. hijo un 10% adicional. Esto no genera gastos al Estado ya que en el momento de la jubilación de ambos progenitores, el hijo será un activo aportante al sistema de seguridad social.

*Aquellas familias que tengan 3 hijos o más y que su ingreso familiar sea hasta 80 UR puedan tener la posibilidad de contar con créditos o soluciones habitacionales que brinda el MIDES actualmente. Hoy los beneficios y programas del Mides están previstos para las familias de situación vulnerable y de menores ingresos, pero no existen mecanismos facilitadores para las familias de ingresos medios. Hacia allí apuntan nuestras medidas”.

*Las familias con 3 o más hijos tendrán la posibilidad de aumentar las deducciones al IRPF que es una gran carga para las familias a la hora de planificar su conformación familiar.

*Descuento de aportes al BPS para los cuidadores de los hijos si ambos padres trabajan.

*Prioridad en la adjudicación de préstamos de vivienda de organismos públicos. Hay una frase que es gráfica: «somos ricos para el Mides y pobres para los bancos». Subir la franja para familias con 3 hijos. Darle una Tasa preferencial.

*Extensión del seguro de paro al jefe de familia que sea despedido.

*Preferencia en becas en educación media y superior, así como también en transporte y comida.

*Mayores y reales deducciones por hijo en IRPF. Se prevé establecer beneficios a favor de las familias numerosas para compensar las cargas familiares y favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral de los padres y madres trabajadores. Deducciones por educación.

Alonso concluyó que “este paquete de medidas no solo no tiene costo para el Estado, sino que por el contrario mejora las cuentas del Estado, porque se agregan trabajadores jóvenes a la fuerza laboral. Son nuevos aportantes”.

 

Deja un comentario

*