Presentan la Lista 3 en apoyo a Mónica Xavier a la Secretaría General del Partido Socialista
18 Feb '16

Sociedad Uruguaya

Presentan la Lista 3 en apoyo a Mónica Xavier a la Secretaría General del Partido Socialista

ps3HOY JUEVES 18/2 – 19.30 – EN Casa del Pueblo – Partido Socialista – presentamos nuestra lista que apoya a Mónica a la Secretaría General del Partido.

PLATAFORMA ELECTORAL – CORRIENTE SOCIALISTA RENOVADORA – LISTA 3

PRESENTACIÓN

El 13 de marzo estaremos, como tantas otras veces en la historia del PS, ante la cruz de los caminos.

Avanzar o retroceder en resolver los problemas del PS, del FA y del país.

En mayo, con las elecciones del FA, se reeditará la misma disyuntiva.

Es fundamental para el PS, para el FA, para el gobierno y para el país que Mónica sea la Secretaria General del PS.

El país necesita la solidez de su gobierno y el gobierno del Frente Amplio necesita lealtad y aportes sin obsecuencia ofreciendo en ocasiones otras opciones y actuando con solidaridad responsable. Para reforzar su unidad y su capacidad el gobierno del Frente Amplio necesita un PS conducido con la autoridad y capacidad articuladora de Mónica. Por ello la renovación socialista impulsa el paradigma de un Nuevo Desarrollo como eje de las orientaciones del socialismo uruguayo y la nueva agenda del Frente Amplio.

La Corriente Socialista Renovadora, Lista 3, constituye un equipo nacional inserto en la sociedad civil y las instituciones con fuerte presencia del Interior representado a través de 10 secretarios políticos departamentales, y que venimos de los movimientos sociales de trabajadores, afrouruguayos, emprendedores, de la diversidad, los movimientos de mujeres, y las fuerzas de la ciencia y la cultura.

Somos una lista conformada a partir de la base de la militancia socialista, que sólo incluye a dos miembros actuales del Comité Central y que se conformó mediante una metodología de consulta y diálogo que se inició y culminó en Asambleas de la Corriente.

Somos renovación socialista y somos cambio interno del gobierno partidario porque proponemos mejoras de gestión y una dirección de proximidad con la base construyendo un partido abierto a la sociedad y productor de mensajes políticos.

Crisis de Dirección y Alternativa Renovadora

Sin desconocer la importancia de aspectos de gestión el fondo de los problemas de gestión del PS en los últimos años no es técnico sino político. Luego de un ascenso importante que culminó en las elecciones de 2009 y en las municipales de 2010 el PS ha ido perdiendo peso en el movimiento popular y en la significación electoral con una caída, por ejemplo, de 30% de votos en Montevideo en 2014 o la pérdida de la representación por Canelones.

Un sector del Partido desde la Departamental de Montevideo – hoy Lista 4 – asumió un intenso protagonismo mediático dislocado de las tradiciones socialistas que incluyen dentro de ellas a su propia renovación.

Por otra parte no aplicaron en la Departamental de Montevideo las medidas de gestión que ahora proponen para la Dirección Nacional.

La renovación siempre fue un proceso, a la vez, de creación y de rescate de ideas y luchas centenarias de la identidad socialista – unidad de socialismo y democracia – ante otras culturas políticas de izquierda que menospreciaban la cuestión democrática y la separaban de su nexo indisoluble con la cuestión social y la cuestión nacional.

Pero en las etapas de crisis socialista siempre hubo tendencias internas que de manera inconsciente y acomplejada subordinaron la identidad socialista a otras culturas políticas de izquierda marxista leninista, populistas revolucionarias o socialdemócratas.

El resultado del choque entre la estridencia mediática del grupo predominante en la Departamental de Montevideo y el esfuerzo de cohesión prevaleciente en la Dirección fueron consensos con frecuencia anodinos que desdibujaron el perfil nacional del PS proyectando una imagen fracturada que impactó negativamente en toda la gestión partidaria imposibilitando comunicar coherencia. La calidad humana y la magnitud del esfuerzo realizado desde la dirección no están en cuestión sino la realidad sustancial que ha vivido el PS desde 2010.

Muchos militantes que hoy conformamos la Lista 3 advertimos de este proceso a dirigentes de la mayoría y señalamos el vaciamiento de política o la bancarrota del centralismo democrático implícito en este proceso que afectó la sustancia de la capacidad de gestión de la dirección.

En general hubo falta de posiciones políticas claras y por tanto fallas de comunicación con la ciudadanía, hubo disolución del socialismo en un frentismo que exige de aportes potentes y ausencia de señas de identidad socialistas y de ideología que cuando expresa intereses y valores convoca y moviliza recreando la relación entre dirección y bases.

Renovación y Rescate

  • La Lista 3 constituye una respuesta de esperanza y renovación, una respuesta activa y fraternal ante esta crisis de responsabilidades múltiples, pero no equivalentes, que ha generado desmotivación, malestar, o alejamiento en grandes sectores de la histórica base socialista militante y electoral.
  • Por ello la Corriente propone una opción de cambio fraternal, unitario, constructivo de la política del partido y sobre la base del debate plural franco y abierto, escuchando la voz de las bases, que luego se expresa en unidad de acción y línea política y un nuevo liderazgo más fuerte.
  • Es Mónica cuya trayectoria socialista desde la juventud al senado o su militancia clandestina no necesitan presentación. Es Mónica capaz de jugarse por ideas, convicciones y valores como la despenalización del aborto. Es Mónica que ha dirigido al Frente Amplio con eficacia y eficiencia de gestión pero haciendo política, creando equipos amplios y con juventud, integrando generaciones y territorios, trabajando por consensos.
  • La Corriente nace para crear una nueva cercanía con nuestra militancia territorial, de los movimientos sociales, municipios y asociaciones civiles de todo el país así como con todos las y los socialistas que desempeñan cargos de responsabilidad en los Gobiernos nacionales o departamentales.
  • La Corriente nace para recuperar tensión cultural superando un pragmatismo vacío y una política puramente instrumental centrada en el intercambio de cargos por votos sin ideas, aportando análisis de la realidad, aprendiendo de nuestras prácticas para volver a enriquecer la teoría. El alma del socialismo es la unión entre las teorías modernas sobre el mundo humano y la naturaleza con la acción en la praxis.
  • Proponemos rescate y renovación, renovación y rescate. El socialismo necesita un urgente rescate de su rica historia de perspectivas originales para renovar su proyecto. La renovación socialista aspira a establecer las bases de un nuevo paradigma de desarrollo humano y justicia social superando tanto las acechanzas de la nueva y la vieja derecha mediante una propuesta política propia y original de transformación profunda que deje atrás, definitivamente las deformaciones autoritarias y burocráticas que caracterizaron propuestas inspiradas en el comunismo o el populismo.

Se necesitan propuestas realistas pero a la vez profundas y genuinamente transformadoras que permitan que la izquierda siga en el gobierno expresando una mayoría social de reformas sobre la base de más participación ciudadana elevando el desarrollo humano del país y más justicia social. Una renovación fraternal, constructiva y unitaria de cuadros, una renovación de políticas, una renovación del compromiso.

  1. HACER POLÍTICA

Queremos un Partido Socialista haciendo política en el sentido sustancial de definir posiciones claras, impulsarlas y trasmitirlas a la ciudadanía en general, los frenteamplistas y en diálogo con los movimientos sociales cumpliendo nuestra función de síntesis política. Debemos superar la cultura del NI y de la ambigüedad. Los consensos no son fines en sí mismos sino resultados posibles de posiciones predefinidas.

  1. RENOVACIÓN Y NUEVO DESARROLLO

La Corriente Socialista Renovadora reivindica el proyecto inconcluso de la renovación de la izquierda. La renovación en el PS fue un movimiento profundamente ideológico que obtuvo logros exitosos en los años 80 y 90, que deben ser profundizados frente a todo intento restaurador que nos retrotraiga a un pasado superado hace varias décadas. La renovación es una metodología de interrogación y de crítica y autocrítica permanente que cuestiona los supuestos mismos del pensamiento y la acción humana. Para nosotros ser renovadores es ser de izquierdas.

La renovación hoy es debe ser motor del impulso reformador de un proyecto de Nuevo Desarrollo para el país, en el contexto de la complejidad de la globalización como vía de construcción del socialismo en el Uruguay.

Hay una izquierda corporativa que busca capturar renta pública para determinados grupos en desmedro del conjunto de la clase trabajadora.

Hay una izquierda que afirma al mercado con correctivos sociales y visualiza el desarrollo de afuera hacia dentro.

Y hay una izquierda socialista que construye el paradigma del Nuevo Desarrollo seleccionando los conglomerados productivos estratégicos para las próximas décadas mediante diferentes estímulos ante el dejar hacer del libre mercado. Incluye la dimensión medioambiental y la adaptación de la economía y la cultura al cambio climático, crea capacidades estatales, sociales y empresariales para emprender, promueve inversión privada y pública en innovación, desarrollo científico técnico, conocimiento aplicado y educación.

El Nuevo Desarrollo crea ciudadanía social sobre bases universales y no de privilegios fragmentados de grupos o categorías profesionales a través de un estado de bienestar de calidad y participación ciudadana.

El Nuevo Desarrollo es descentralizado y a la vez regionalizado creando más democracia en la escuela, el barrio, el mundo del trabajo hacia un Estado de participación ciudadana en la perspectiva de la DSNB (Democracia sobre nuevas bases). Promueve la economía social y autogestionaria, eligiendo sectores dinámicos y cadenas productivas, lo que implica cuidar la gestión y apoyarlos desde el estado, como lo hace actualmente la OPP e INACOOP.

  1. RENOVACIÓN Y CAMBIO EN EL FRENTE AMPLIO

Queremos un partido profundamente frenteamplista, inserto en el FA, en la base y en la dirección, que recoja y profundice el rico legado que dejo Mónica en su Presidencia y apueste a una fuerte presencia en las elecciones de mayo y en el Congreso de setiembre del FA.

El PS debe integrar e impulsar un amplio movimiento transversal de Renovación y Cambio del Frente Amplio con las banderas de la actualización ideológica y la democratización de las estructuras del FA sobre la base del principio un frenteamplista – un voto y revalorizando los organismos de base como espacios amplios y fermentales.

  1. ETICA PÚBLICA Y REPUBLICANA, NI MANIQUEISMO NI PRÁCTICAS ESPÚRIAS

Los valores de la ética, la militancia, la solidaridad y fraternidad son señas de identidad del PS, en sus relaciones a la interna del mismo y hacia la sociedad.

Hoy en día hay malestar en parte de la gente de izquierda porque no ven la claridad del proyecto y de los valores, y porque percibe la pérdida de la fraternidad que a veces ocurre en el debate y la lucha interna.

José Pedro Cardoso escribió hace muchos años a propósito de la ética de los socialistas que la integralidad de ser socialista no se juega solo en la militancia sino también en la vida de todos los días.

El socialismo democrático asume una ética republicana, de austeridad y ejemplaridad, de tolerancia de las ideas diferentes, inclusión de las diferencias y laica en tanto asume el pluralismo de visiones del mundo. Es lo contrario del sometimiento por la política o el mercado de la entera subjetividad de las personas a un determinado modelo de ser humano porque ello sólo es posible bajo sistemas totalitarios. La Ética republicana también es opuesta al maniqueísmo que mira el mundo como una lucha entre el Bien y el Mal pues en nombre del moralismo suelen cometerse los crímenes contra la condición humana.

  1. LA HORA DE LOS TERRITORIOS Y DE LAS REDES

Nuestro esfuerzo militante debe estar orientado a construir un PS abierto a la sociedad reconocido por la ciudadanía como un interlocutor y herramienta válida para recoger sus inquietudes y necesidades y transformarlas en actos políticos capaces de mejorar la vida de la gente.

Un PS inserto en los barrios de Montevideo y de las ciudades del resto del país, en todas las regiones y departamentos, en la política nacional, departamental y municipal, en el movimiento sindical y en todos los movimientos sociales, luchando contra todas las injusticias, animado por la santa rebeldía que siempre convocaba Jose Pedro Cardoso, identificado con la clase trabajadora y con todos movimientos de emancipación y ciudadanos que luchan por sus derechos.

Los Centros deben ser abiertos a la sociedad tomando como una referencia fundamental el trabajo con el Municipio o constituyendo Comités zonales para coordinar la política municipal cuando hay más de un centro y deben asumir iniciativas locales conformando espacios de soluciones de problemas, debates, formación e intercambios con las comunidades vecinales y actores locales.

Las redes sociales no sustituyen el contacto cara a cara pero son espacios nuevos de interacción que pueden tener valor público y lo tienen y por ello deben ser campos de actuación fundamental de todos los centros socialistas insertos en el mundo nuevo de internet y la multimedia generando mensajes y creando debates en la nueva esfera pública.

  1. CENTRALIZACIÓN Y DESCENTRALIZACIÓN

El PS debe lograr una mayor articulación y síntesis en el par de opuestos centralización – descentralización. Somos un partido que define una línea política central porque es para todo el país y las resoluciones de su dirección democrática valen para toda su militancia. Y al mismo tiempo es un Partido que alienta la descentralización empoderando a municipios y comunidades.

Esto significa alentar –desde los marcos de la línea nacional del PS y el respeto a las resoluciones centrales – la generación de políticas locales específicas para lo departamental, regional y municipal y las iniciativas que surjan desde la base recogidas de la propia sociedad.

Por tanto hay que fortalecer el trabajo de las Secretarias del Interior y de Asuntos Municipales, hay que retomar la práctica de realizar reuniones del CC y del CEN en el interior y hay que instituir la obligación para los miembros de la dirección de visitar todos los departamentos por lo menos una vez durante su gestión. A esto se le agrega la oportuna y reciente obligación estatutaria, para dichos miembros, de participar permanentemente de la vida de un Centro.

  1. Situación Financiera

La situación financiera deberá encararse con rigor y con medidas de austeridad, exigiendo el cumplimiento de las obligaciones dke todos.

  1. UN PARTIDO SOCIALISTA INDEPENDIENTE DE TODO CENTRO DE PODER EXTERNO, LATINOAMERICANISTA E INTERNACIONALISTA.

Que defienda el rumbo integrador y latinoamericanista y que en el mundo de la globalización asuma las banderas de la gobernanza mundial democrática Contra la globalización neoliberal hegemonizada por el capital financiero, contra todos los imperialismos, en forma clara e inequívoca contra las guerras y el terrorismo. Un socialismo uruguayo independiente de todo centro de poder externo y que desde nuestra autonomía desarrolle una práctica de internacionalismo y solidaridad con todos aquellos que luchan por la democracia y por el socialismo, en el Foro de San Pablo, en la Coordinación Socialista Latinoamericana, en la Internacional Socialista y en la Alianza Progresista.

  1. UN SOCIALISMO PLURAL, CON VOCACIÓN DE

MAYORÍAS Y CON DEBATE IDEOLÓGICO

El Partido Socialista junto al Frente Amplio asume su vocación de mayoría en la democracia.

Pero ello supone exhibir ante la ciudadanía sus señas de identidad y propuestas de política pública aportando soluciones a los problemas de la gente. También supone cumplir la función pedagógica inherente al socialismo difundiendo su proyecto socialista democrático, nacional y autogestionario que se condensa en la propuesta de la DSNB, la Declaración de Principios y las Tesis.

Esto implica lucha ideológica con la derecha y también, dentro de los marcos de la unidad, lucha ideológica dentro de la izquierda, retomando el discurso y la perspectiva de la renovación.

El PS deberá promover la discusión y el intercambio de ideas y opiniones, desde la base hasta la dirección, mejorando la comunicación y la síntesis y empoderando de toda su militancia.

Comunicación franca y trasparente de las discusiones y resoluciones de los organismos de dirección, incluyendo las actas exhaustivas de sus reuniones.

Un socialismo fuerte es un socialismo plural que discute sus diferencias y produce ideas y actos políticos evitando tanto el riesgo de la negación de la realidad de las diferencias como el internismo paralizante, sin ángel y vacío de ideas. Pluralismo no es igual a internismo. Por tanto, la nueva dirección deberá combinar la flexibilidad de integrar estas realidades y la firmeza para defender la disciplina del PS unificando sus mensajes hacia la sociedad.

Hay que evitar la preocupante esclerosis que tiene por un lado, a los defensores intransigentes del statu quo, que no admiten nada salvo lo ya consagrado, por más vueltas que dé el mundo y, frente a ellos, los impacientes cuyo radicalismo consiste en ‘ese ademán molesto de sacar el reloj a cada rato’ y proclamar que ya es hora de dar un giro a la izquierda. A estos últimos siempre hay que recordarles un dicho que solía citar Gargano, mientras con dos dedos de su mano caminaba sobre su pierna hasta el abismo de la rodilla: “El que se precipita, se precipita”.

Esa es la izquierda que la derecha sueña con tener de oponente: una izquierda ocupada en desenmascarar las claudicaciones de los demás.

Los socialistas aprendimos, desde aquel formidable acto en el Palacio Peñarol a la salida de la dictadura mientras José Pedro con toda su grandeza negociaba la apertura de espacios democráticos que nuestra tarea pasa por ‘meter las manos en el barro’.

No somos la izquierda que desde arriba de un banquito se dedica a marcar las faltas de todos los que no opinan como nosotros, sino la que sabe que para avanzar debemos fortalecer nuestra utopía con músculos realistas, y arriesgar hacer política, esto es, en contraposición a lo acabado, puro y perfecto, asumir lo diverso, lo incierto, lo frágil: lo humano.

POR EL SOCIALISMO POR LA RENOVACION

CORRIENTE SOCIALISTA RENOVADORA

18 DE FEBRERO DE 2016.

Deja un comentario

*