10 Jul '06

Sociedad Uruguaya

Ahora le toca al alcohol

El gobierno uruguayo rechazó el pedido de las tabacaleras de achicar los pictogramas o mensajes anti-tabaco de las cajas de cigarrillos y paquetes de tabaco, y anunció que ahora también pondrá leyendas de advertencia en las botellas de bebidas alcohólicas.

Las compañías tabacaleras habían solicitado al gobierno que se les permitiera achicar los pictogramas que están obligadas a colocar en las cajillas, con distintas advertencias sobre los perjuicios del tabaco en la salud.

Esta petición fue denegada por el gobierno, según informó el ministro interino de Salud Pública, Miguel Fernández Galeano.

El funcionario señaló que la próxima meta del gobierno es atacar el consumo de alcohol, para lo cual comenzará una campaña más intensa, que incluirá la utilización de mensajes de advertencia, como los de las cajas de cigarros, pero ahora en las botellas.

Los envases de bebidas alcohólicas, por lo tanto, deberán incluir en un lugar visible la frase «si bebe alcohol no conduzca». Se estableció un plazo de 180 días para que se incluya esta leyenda en los envases. Esta leyenda deberá utilizarse también en toda pieza publicitaria de bebidas alcohólicas.

El ministro interino dijo que la idea es sensibilizar a la población para evitar o disminuir los accidentes de tránsito provocados por un excesivo consumo de alcohol.

Mientras tanto a nivel de las tabacaleras, éstas han iniciado una campaña publicitaria donde anuncian qué tipo de medidas anti-tabaco han desarrollado países –si se quiere- más avanzados en la materia con el hasta ahora improductivo fin de que el gobierno uruguayo las imite.

Así ponen los ejemplos de España y Holanda en los que se reservan espacios para fumadores en áreas privadas cerradas, como restoranes.

En nuestro país, los fumadores están obligados a retirarse fuera del recinto, ya sea público como privado para fumar y además, los comercios no están autorizados a la creación de espacios para consumidores de tabaco.

Deja un comentario

*