24 Jul '06

Sociedad Uruguaya

Grupo de Pasajeros y limitaciones de la nueva terminal

El Grupo de Pasajeros en Defensa de la Estación Central consideran que es “inconveniente la ubicación de la nueva terminal ferroviaria” porque “impide que las nuevas frecuencias de trenes puestas en práctica el 3 de julio capten más pasajeros”.

Estiman además que “el transporte de carga (está) afectado por falta de vías en Montevideo
ante la falta de la playa de maniobras de la Estación Central.

Desde su punto de vista “las nuevas frecuencias de trenes implementadas el 3 de julio no captan más pasajeros debido a la inconveniente ubicación de la nueva terminal
ferroviaria. Los trenes de la línea Montevideo-Progreso-25 de Agosto comenzaron a partir y llegar a una nueva terminal ubicada 500 metros hacia el norte de la Estación Central ‘Gral. Artigas’ el 1º de marzo de 2003.

Inmediatamente después de la apertura de la nueva estación se verificó una caída sostenida
del número de usuarios, perdiéndose mas de 100000 pasajeros por año por lo que los trenes pasaron a operar a pérdida. Los trenes de la línea Montevideo-Pando-Empalme Olmos que operan desde el 15 de diciembre de 2005 no han captado más pasajeros debido a la inconveniente ubicación de la terminal de los trenes con respecto al centro de la ciudad”.

Afirman que “el abandono de la Estación Central y su playa de maniobras repercutió
también en la operativa de los trenes de carga, ya que la misma se usaba como terminal para el tráfico portuario así como de anexo de la estación Lorenzo Carnelli, la cual se encuentra operando a máxima capacidad. Debido a esto los trenes de carga deben esperar liberación de vías en estaciones del interior incluso por varios días, aumentando los costos operativos del ferrocarril y desaprovechando el material rodante”.

En otro orden, “desde agosto de 2002 las oficinas de AFE ocupan un edificio alquilado pagado por el BHU a un costo de varios miles de dólares por mes ubicado en Av. Del
Libertador y Galicia. AFE se hace cargo del mantenimiento y operación de la nueva terminal por lo que debe pagar electricidad y vigilancia de la misma, además de los insumos correspondientes a las oficinas. El BHU por su parte paga la vigilancia y electricidad de la abandonada Estación Central. Todos estos gastos podrían unificarse y reducirse si los trenes volvieran a partir de la Estación Central y se reubicaran en el edificio las oficinas de AFE”.

Recuerdan que “la Estación Central ‘General Artigas’ fue adquirida por el Banco Hipotecario entre 1998 y 1999 para la realización de un proyecto inmobiliario (‘Plan
Fénix’) que no tuvo en cuenta los argumentos técnicos en contra de la clausura de la terminal ferroviaria y terminó en un rotundo fracaso. Ante estos hechos, el Grupo de Pasajeros presentó al gobierno un proyecto alternativo, compatibilizando la operativa ferroviaria con otras actividades. El Grupo desde 1998 pronosticaba que los proyectos previstos por el «Plan Fénix» para la Estación Central eran de dudoso resultado y que
constituían un despilfarro de recursos de los contribuyentes”.

Por más información, comunicarse con el Grupo de Pasajeros en Defensa de la Estación Central como terminal de trenes, a los teléfonos 096-66-1207, y 203-6742.

También por el email : grupodepasajeros@gmail.com
Sitio en Internet: http://lfu1.tripod.com/index-7.html

Deja un comentario

*