28 Jul '06

Sociedad Uruguaya

Proyecto «Voces por la Memoria»

El Instituto Ariel Hebreo Uruguayo, en conjunto con el Centro Recordatorio del Holocausto, les invita a concurrir al lanzamiento del proyecto «Voces por la memoria» a efectuarse el 1º de agosto a la hora 16 en el Museo Romántico (25 de mayo entre Misiones y Zabala) de Montevideo (Uruguay)

El mismo se encuentra destinado a recolectar datos de sobrevivientes de la persecución del nazismo entre 1933 – 1945. En dicha categoria se incluyen judíos y no judíos, personas perseguidas por motivos religiosos, políticos, sociales, raciales y étnicos que llegaron a nuestro país durante la guerra y en la posguerra.

La actividad permitirá a los sobrevivientes y sus familliares, contactar a familiares y amigos extraviados, aportando en la reconstrucción de una parcela importante de la memoria del pueblo uruguayo.

Este proyecto cuenta con el apoyo del Museo del Holocausto de Washington y del Comité Central Israelita del Uruguay, y para su lanzamiento se invitó a participar a distintas autoridades de la administración pública, comunitarias y el público en general.

Registro uruguayo de sobrevivientes. Una actividad por la memoria de la colectividad

Cuando pensamos en el portal de bóveda del siglo XX se nos representan inmediatamente las guerras mundiales. Tampoco podemos dejar de recordar la violencia inusitada del nacional socialismo alemán contra el Pueblo Judío y su plan de exterminio. Éstos hechos, que cambiaron para siempre las relaciones internacionales y el lugar que ocupaba Europa en la segunda posguerra tienen su eco en recuerdos personales, en el sufrimiento de familias, en el silencio de aquellos que su angustia no les permitió lanzar su vos para dar testimonio.

La viva voz de la entereza permitió decir acá estamos, «no pudieron con nosotros». El avance del marco jurídico de los Derechos Humanos a nivel mundial generó un marco contingente de tales aberraciones, pero que lamentablemente no ha logrado acabar con las voluntades de hombres y pueblos que siguen justificando el odio y silenciando el pasado. Es tarea nuestra y de los jóvenes el estrechar la solidaridad en pos de una memoria activa que trasvase fronteras, evitando la indiferencia de las conciencias.

Hoy, el mundo occidental continúa luchando por una mayor democratización en el área de Derechos Humanos, razón que ha dado al pasado reciente un lugar fundamental. Si esta es una necesidad de nuestra contemporaneidad es porque la violencia todavía existe, los hechos hablan por sí mismos.

Simultáneamente nuestros abuelos, sus hijos y sus nietos tienen mucho que contar. Aún prestan testimonio en el Uruguay algunas de aquellas miradas que décadas atrás dejaron su infancia y juventud presenciando la naturalización de la muerte y la deshumanización. El combate por la memoria es un elemento de la identidad judía y también de la colectividad residente en el Uruguay. La lucha de los sobrevivientes fue entre el barro, el frío y el ruido de la metralla, la nuestra debe ser la de la imagen, la voz y los papeles.

Una actividad por la memoria histórica uruguaya

El pueblo uruguayo tiene una profunda tradición solidaria con aquellos extranjeros que por diversos motivos reclamaron asilo en estas tierras. No escapó a las leyes de inmigración restringida que también dictaron los restantes países latinoamericanos en tiempos de guerra, pero ha manifestado su congoja con la tragedia sufrida por el pueblo judío y continúa apoyando sus gestos recordatorios en palabras y acciones.

Uruguay también tiene para contar sobre los efectos del nazismo. A estas costas arribaron personas perseguidas por razones políticas, étnicas, sociales y religiosas cuyo testimonio debemos resguardar. Ampliar el registro de la memoria también es aportar a la reconstrucción del pasado reciente uruguayo, retribuyendo a sus gestos solidarios.

El camino ya está trazado

Ampliar el registro de sobrevivientes sería imposible sin el apoyo del Centro Recordatorio del Holocausto, legítima fuente testimonial, cuya tradición no la podemos dejar de asociar a la acción de Ana Vinocur Z»L. El CRH posee una importante base de datos de la cual partir y que estimamos será ampliada por la acción de sus integrantes, de nuestros alumnos y de todas las personas que han demostrado un ferviente interés en participar del proyecto que se desarrolla a continuación.

Un prestigioso apoyo internacional

El United States Holocaust Memorial Museumha propuesto -por intermedio del Instituto Ariel Hebreo Uruguayo y el CRH-, colaborar en la confección de un Registro Mundial de sobrevivientes de la Shoá con datos de aproximadamente 195.000 personas. Actualmente posee un departamento especializado en América Latina que actúa en conjunto con el Houston Holocaust Museum dedicado a la enseñanza sobre la temática.

El Registro del USHMM busca los nombres de todos los sobrevivientes del Holocausto, -independientemente de que estén vivos o no- para lograr asistir a sobrevivientes y familiares en la búsqueda de parientes y amigos, ayudando también a los investigadores históricos y genealógicos.

Por sobrevivientes se comprende a cualquier persona, judía o no, que haya sido perseguida, desplazada, o discriminada por razones políticas, sociales, religiosas y étnicas por los nazis entre 1933 y 1945. Además de los ex prisioneros de los campos de concentración, ghetos, y cárceles, la definición también incluye a refugiados y personas que estaban ocultas.

En los meses precedentes, nuestra Institución estrechó el vínculo formal con el Museo, comprometiéndose éste a prestar todo el apoyo que sea necesario para efectivizar la recolección de datos y ampliar el Registro Nacional que se encuentra en Uruguay. La tarea es ambiciosa y demandará el apoyo de las instituciones de la Colectividad que quieran aportar su pieza en el puzzle de la memoria, así como de los medios de prensa y comunicación.

En la brevedad el USHMM nos enviará los formularios traducidos al español para que puedan llegar a manos de los sobrevivientes y sus familias. Los datos allí establecidos guardarán la más absoluta confidencialidad y la difusión de la información dependerá de la exclusiva voluntad de los destinatarios.

La memoria es un bien que nos enriquece individualmente, nos une nacionalmente, nos brinda calidad de humanos al trascender fronteras. La oportunidad de colaborar en esta tarea, junto a una institución tan destacada, no puede pasar inadvertida frente a nosotros.

¿Por qué colaborar en la ampliación del Registro?

El registro es un interesante medio para facilitar el intercambio generacional entre los protagonistas y las nuevas generaciones. Permite sistematizar esfuerzos individuales que se materializan en el intercambio privado de los «abuelos» con los «nietos».

Brinda la posibilidad a los sobrevivientes de que encuentren nuevos espacios para dar su testimonio (los que quieran hacerlo). Crucial en momentos que por razones temporales, dichas personas se encuentran avanzadas en edad.

Facilita información al sobreviviente sobre familiares y amigos en el exterior, generando condiciones para un posible contacto con ellos.

La difusión pública de la temática es un paso importante para continuar en el camino de reivindicación de éstos hechos del pasado que algunos intentan dejar hoy en el espacio de los olvidos.

Significa dar respuesta a una demanda de nuestros alumnos que coincide con su accionar dentro de la colectividad judía. Es común escuchar «queremos saber más» y es nuestra responsabilidad como adultos el dar respuesta a tales interrogantes.

Es una instancia interesante para generar espacios de autogestión donde los alumnos, a través de su diseño de la recolección de datos, busquen caminos propios de indagación personal.

Facilita el camino avanzado en el CRH de contactar la acción de las tnuot con los temas que allí discuten los sobrevivientes.

Se trata de avanzar en «lo conocido» y arrojar nuevas luces a un pasado que es de los sobrevivientes pero que también pertenece al patrimonio compartido de la Colectividad judía como parte del pueblo uruguayo.

Es una buena instancia para contactarnos con otras colectividades y profundizar en la educación para la tolerancia y la diversidad. Ello requiere un esfuerzo sistemático y cotidiano.

Aspiramos a que se tiendan nuevas redes internacionales que fortifiquen las ya existentes y proyecten el accionar hacia el exterior, siendo una buena carta de presentación en un mundo cada vez más integrado.

La profundización en la elaboración del registro significa legitimar lo ya hecho y darle una mayor solvencia documental que puedan utilizar los implicados, y en un futuro no tan lejano, los estudiosos de la temática.

Incluye a Uruguay en un circuito latinoamericano de esfuerzos localizados que tienden a integrarse en una base de datos común.

Es un insumo importante para las bases de datos existentes en la Universidad de la Republica y en el «Archivo General de la Nación».

Es un aporte a la cultura, en tanto, ésta se encuentra en permanente construcción.

La memoria es una actividad que se activa en la interacción colectiva. Se reconfigura continuamente pero también posee un valor en función de los proyectos de futuro. Está en nosotros, legarla para aquellas generaciones que tal vez no lleguemos a ver.

Deja un comentario

*