11 Oct '06

Sociedad Uruguaya

Seguridad y desagues preocupan a vecinos de Salto

Vecinos del barrio «La Amarilla» se quejan de que la Intendencia Municipal de Salto desconoció su situación, hizo oídos sordos a las gestiones encaminadas y los ha abandonado a su suerte, que no es buena, precisamente.

Tienen dos preocupaciones esenciales: 1) La falta de seguridad (en alguna ocasión hasta se formalizan tiroteos) que determina que los robos sean constantes, incluso de los materiales que los vecinos con gran esfuerzo arriman para ir construyendo sus viviendas y 2) El problema de los desagues de las aguas servidas, que proliferan debido a que muchas de las familias no cuentan siquiera con el dinero que necesitan para solicitar la barométrica.

Solicitaron además la limpieza de la zona de monte cercana, que es utilizada por malvivientes y en ocasión aparecen piezas de motos y otros elementos productos de robos.

Planteo a la Junta

Con la firma de alrededor de 60 vecinos del lugar, fue presentada una nota al presidente de la Junta Departamental, en la que se reclama atención para el barrio «nuestro deseo es poder contar con una iluminación más adecuada, debido a la falta de seguridad que nos toca vivir últimamente, en cuanto a que nos han robado materiales que hemos ido comprando con nuestro esfuerzo para construir nuestra vivienda, y otros efectos. Siendo un barrio tan amplio, la iluminación que hay en este momento no es suficiente, por lo cual se hace imperioso buscar soluciones al problema», sostuvieron los vecinos en su misiva.

Ante este planteamiento, el viernes anterior una delegación de ediles, encabezada por el presidente de la Junta, Daniel Cattani, y miembros de la –comisión de Vivienda y Seguridad Ciudadana, se trasladó al lugar, donde escuchó las inquietudes de los vecinos de «La Amarilla» y se convino de que se gestionaría la intervención de la Facultad de Arquitectura, a efectos de consultar sobre temas específicos de las viviendas. Por otra parte, con el propósito de planificar las gestiones que se requieren, se propuso la integración de una comisión vecinal, la que quedó formalizada el lunes último, día en que también se concretó la concurrencia de las arquitectas Rosario Etchebarne y Gabriela Piñeiro, de la Regional Norte de la Universidad.

La información ha sido seleccionada del diario El Pueblo de Salto.

Deja un comentario

*