7 Nov '06

Sociedad Uruguaya

El homenaje póstumo a Pérez Aguirre se hizo realidad

El Poder Ejecutivo promulgó la Ley 18.024 por la que se designa Avenida “Sacerdote Luis “Perico” Pérez Aguirre S.J.” el segmento de la Ruta Nº 48, comprendido entre la calle Doctor Pouey de la ciudad de Las Piedras del departamento de Canelones, y la Ruta Nacional Nº 5 “Brigadier General Fructuoso Rivera”.
El proyecto de ley fue presentado en febrero de 2004 por legisladores del Frente Amplio y finalmente fue acogido por toda la bancada canaria. Tras el trámite parlamentario, fue promulgado semanas atrás por el Poder Ejecutivo.
En la exposición de motivos, que acompañaba la iniciativa, se recordaba que en el año 1999, el país se vio conmovido por el impacto que significó el fallecimiento del sacerdote jesuita Luis Pérez Aguirre. «Perico» quien fuera a lo largo de su vida un uruguayo comprometido con sus ideas y con sus acciones, y que se hizo más fuerte en los momentos oscuros que tendió la dictadura sobre nuestro país.
Estuvo catorce horas sin que nadie supiera que quien yacía muerto en la Comisaría de Costa Azul, un balneario del departamento de Canelones, era Luis María Pérez Aguirre.
Desde el punto de vista de su personalidad cabe destacar su opción preferente por los pobres, los excluidos, los desposeídos y los marginales, manifestada a través de muchas decisiones y opciones que realizó, como por ejemplo, en la experiencia del hogar «La Huella» con niños y adolescentes huérfanos o abandonados.
”Perico” puso en la palestra pública el tema de la amnistía a los presos políticos, para lo cual había que tener mucho coraje cívico y personal. La acción por los derechos humanos lo lleva luego a integrar el SERPAJ (Servicio Paz y Justicia).
Uno de los últimos episodios que protagonizó, relacionado con los derechos humanos, fue el integrar la Comisión para la Paz, una mesa de diálogo propuesta por el último gobierno colorado sobre el destino de los detenidos desaparecidos durante la pasada dictadura militar.

Deja un comentario

*