10 Jul '07

Sociedad Uruguaya

Colonización entregó 2.000 hectáreas en el primer semestre

En el primer semestre de 2007, el Instituto Nacional de Colonización entregó más de 2.000 hectáreas a pequeños productores rurales. Desde que asumió este directorio se logró beneficiar a más de 60 familias que no tenían acceso a la tierra pero hoy pueden desarrollar su labor en terrenos estatales.

El Presidente del Instituto, Gonzalo Gaggero, agregó que otras mil familias -que ya son colonas- vieron mejoradas su condición de vida y que este año la misión del Instituto apunta a estimular el agrupamiento de familias productoras.

En mayo, el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mujica, visitó a varios productores del departamento de Durazno y les entregó más de mil hectáreas ubicadas sobre el lago del Rincón del Bonete. Esos predios pertenecían a UTE.

Gaggero explicó que estas tierras tienen la particularidad de crecer en superficie cuando baja la cota del río Negro y de disminuir cuando crece el embalse. Por lo tanto, las familias no pueden colonizar al modo tradicional sino que sólo se establecerá allí el ganado. Mientras tanto, las ocho familias que integran esta colonia se encuentran ubicadas en pequeños poblados rurales cercanos a Carpintería y San Jorge.

Estos núcleos tenían su ganado circulando por la caminería rural, lo cual ocasionaba problemas sanitarios y altercados con los vecinos. Ahora cuentan con terrenos donde su ganado puede pastorear sin ocasionar inconvenientes.

Gaggero informó que se entregaron otras 70 hectáreas -en La Paloma- a los trabajadores de una empresa citrícola que formó una cooperativa para desarrollar la horticultura, generando de esa manera una fuente de trabajo adicional.

El presidente de Colonización indicó que estos agrupamientos traducen la nueva visión que lleva adelante el Instituto. Cuando asumió el directorio actual no existía, en efecto, la figura del “grupo” para el acceso a las tierras.

El Instituto ofrece a pequeños productores rurales la posibilidad de asentarse en las tierras que compra o que ceden diferentes organismos estatales. El 50% del área colonizada es afectado a la producción ganadera-lechera. Sin embargo, una menor proporción desarrolla actividades agrícolas a través de la producción de caña de azúcar y horticultura.

El INC otorga las tierras y brinda asistencia técnica para coadyuvar en el proceso de conformación de la cooperativa. A través de un programa del MGAP estimula la asociación de los pequeños productores mediante el agrupamiento, perfeccionando de ese modo su funcionamiento y su producción.

Gaggero explicó que aún existen 6.000 aspirantes a colonos. Para satisfacer esa demanda el Instituto, en coordinación con MEVIR, PRODENOR y los gobiernos departamentales, realiza un exhaustivo relevamiento de las áreas con mayor necesidad de productividad para atender a quienes quieren seguir residiendo en el campo pero que, con los valores de la tierra y sus actuales montos de arrendamiento, no pueden acceder a su parcela.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

Deja un comentario

*