19 Oct '08

Sociedad Uruguaya

ANDA la embiste contra “salvataje” de la Caja Bancaria

El presidente de ANDA, Washington Almada, criticó duramente la inclusión de esa institución y sus funcionarios en el proyecto de ley de salvataje de la Caja Bancaria aprobado por la Cámara de Diputados, dijo que quienes votaron la iniciativa “desconocen u olvidan” que la institución a la que afectan “es una organización social sin fines de lucro que beneficia a más de 400 mil uruguayos de ingresos bajos y medios” y pidió a los senadores de todos los partidos políticos “que se pongan una mano en el corazón y piensen en lo que están haciendo” antes de la sesión en la que el martes próximo la Cámara Alta podrá votar la norma propuesta por el Poder Ejecutivo y transformarla en ley. Almada habló el sábado 18 de octubre de 2008 ante unas 20 mil afiliados de la institución y beneficiarios de la misma que desbordaron el Parque Rodó de San José para participar del VII Cabildo Abierto de ANDA y celebrar los 75 años de laorganización. En el estrado que lucía una pancarta que rezaba “Defendamos la identidad social de nuestra ANDA- le acompañaban los demás integrantes del Consejo de Administración de la entidad, además del intendente Juan Chiruchi y los diputados por San José, Mónica Travieso (MPP) y Alberto Casas (Partido Nacional). La mesa que presidió el Cabildo Abierto se vio virtualmente desbordada de mensajes de afiliados molestos por el proyecto de ley de reforma de la Caja Bancaria que grava a ANDA con un nuevo impuesto y que obliga a un millar de funcionarios de la institución a pasar a aportar a la Caja Bancaria. Y mientras los afiliados comenzaron a levantar firmas para expresar su rechazo a la iniciativa, beneficiarios de todo el país improvisaron diversas pancartas en repudio a la iniciativa que ahora se encuentra a estudio del Senado. En su mensaje, Almada dijo que ANDA ya superó los 140 mil afiliados y que la institución -que cuenta con 42 sucursales en todo el territorio nacional- yabeneficia a más de 400 mil personas. “Mensualmente volcamos 127 millones de pesos al crédito social. El crédito promedio es de entre 400 y 500 pesos. Son los créditos con la tasa más baja de este país y benefician principalmente a personas de ingresos muy bajos, que los piden mayoritariamente para alimentarse. ¿Alguien puede pensar que somos una financiera?”, se preguntó Almada. El presidente de ANDA dijo que quienes incluyeron a la institución en la reforma tributaria primero y en la reforma de la Caja Bancaria después “olvidan o no saben” que la institución tiene “un fin netamente social” y “es un enorme soporte para el Estado y la sociedad”. En ese sentido, recordó que ANDA ofrece garantía de alquiler a 13.500 familias de todo el país, “lo que supone permitir a 13.500 familias uruguayas tener un techo”. Almada recordó además que ANDA ofrece atención de salud a costos “claramente subsidiados” a miles de uruguayos en Montevideo y el interior del país, con servicios de policlínica y una política de prevención en materia de salud bucal “que es la única que tiene el país”. “Uno quisiera que estos datos y tantos otros llamaran la atención de las autoridades nacionales, para que le prestaran un poco de atención a ANDA”, reclamó. El titular de ANDA sostuvo que la institución ocupa en Uruguay “un lugar único, que no ocupa siquiera el Estado”, y desarrolla “una función social que va en beneficio de todos los uruguayos”. “Sin embargo, hay un sentimiento de unos pocos, que sostienen que ANDA es una financiera. Y entonces uno cree que ha llegado el momento de que los más de 400 mil beneficiarios de ANDA le pregunten a la sociedad toda, pero especialmente a los referentes políticos, si es o no es bueno que ANDA exista en el este país”, agregó Almada, quien se preguntó si quienes castigan a ANDA “creen que invierte en subsidios para hacer obra social piensan que la institución gasta el dinero por capricho”. Ante una gritería de miles de afiliados que llamaban a pedir cuentas a los legisladores que votaron la reforma de la Caja Bancaria, Almada dijo que ANDA tiene 1.070 funcionarios, de los cuales 351 trabajan en la atención drecta de la salud y 401 en tareas de administración y servicio de garantía de alquileres. “Hay 307 empleados que trabajan en el tema del crédito social. ¿Es a eso a lo que consideran una financiera a la que hay que castigar? ¿Le interesa de verdad al país que ANDA siga desarrollando estatarea social”, se preguntó. El presidente de ANDA sostuvo que durante el tratamiento de la reforma tributaria “ninguno de los requerimientos de ANDA fue atendido” por el gobierno y los legisladores. “Ahora, sin preguntarnos y sin informarnos, resulta que nos involucran en el rescate de la Caja Bancaria, cuando no tenemos ni arte ni parte en la quiebra de esta institución. Comprendemos la angustia que están pasando los trabajadores y los pasivos de la Caja Bancaria, pero no puede generarse una solución para rescatar a una caja quetiene la quiebra asegurada obligando a ANDA, a sus afiliados y a sus trabajadores a pagar los platos rotos”. Almada dijo que ANDA “debería ser un orgullo del Estado, que debería ayudarla en lugar de castigarla”. “Le pedimos a los senadores que van a recibir este proyecto “que se pongan una mano en el corazón y piensen en lo que están haciendo, que analicen nuestros números y nuestra obra social, y que evalúen si decimos o no la verdad antes de castigar a más de 400 mil uruguayos”, agregó. Tras el mensaje de Almada, varios afiliados a ANDA pidieron la palabra y aprovecharon el formato del Cabildo Abierto para criticar ásperamente a loslegisladores que apoyan la reforma de la Caja Bancaria. Los beneficiaron coincidieron en reclamar a la diirigencia política “un análisis serio” de la reforma propuesta y de los perjuicios que la misma ocasionaría a ANDA, sus trabajadores y sus afiliados. “Que no se olviden de nosotros, porque mañana nos pueden necesitar”, dijo una mujer que fue largamente aplaudida por sus pares.

Asimismo, representantes del sindicato de trabajadores de ANDA explicaron a los afiliados presentes los perjuicios que les ocasionará pasar a aportar a la Caja Bancaria, y señalaron que su sindicato FUECI no les escuchó mientras “otros gremios nos han pretendido avasallar”.

Deja un comentario

*