19 Oct '08

Sociedad Uruguaya

Día Latinoamericano y del Caribe por la Eliminación de la Sífilis Congénita

En el marco del Día Latinoamericano y del Caribe por la eliminación de la Sífilis Congénita, y con la presencia del la Ministra de Salud Pública, y el Drector de Salud, se realizó una ponencia en cuanto a la prevalencia de esta enfermedad en el Uruguay. La Ministra Muñoz señaló este 17 de octubre de 2008 que dado que la población accede a los servicios de salud y puede controlarse resulta una vergüenza nacional la cantidad de casos registrados.En el marco del Día Latinoamericano y del Caribe por la eliminación de la Sífilis Congénita, y con la presencia del la Ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz y el Diirector General de Salud, Jorge Basso, se realizó una ponencia en cuanto a la prevalencia de esta enfermedad en el Uruguay y a las políticas que la Cartera viene instrumentando. Según detalla un folleto informativo entregado en la oportunidad, la sífilis congénita es transmitida por la mujer embarazada a su hijo/a en el útero y puede provocar un aborto, un parto prematuro o la muerte del feto. También puede nacer un niño/a infectado que desarrolle la enfermedad causándole graves lesiones que pueden provocarle la muerte. El Drector Jorge Basso sostuvo que los casos de sífilis en mujeres embarazadas vienen aumentando en el país. Precisó que mientras en el 2006 se detectaron en el Hospital Pereira Rosell 214 casos de mujeres embarazadas con la enfermedad, en el 2007 el número aumentó a 245. Por otra parte, el jerarca agregó que el número de recién nacidos con la patología aumentó de 1,3% a 2,1%. En cuanto a las debilidades que presenta el Sistema de Salud y que llevan a la sífilis congénita, el responsable de Salud apuntó a las fallas en el control de embarazo y a la realización de exámenes de VDRL. Agregó que se están instrumentando medidas para mejorar estas deficiencias. Consideró que también se debe mejorar, cuando aparece en examen positivo, el tratamiento, lo cual se vincula con temas de logística: solicitar el análisis, el resultado y efectivizar la aplicación de la dosis de penicilina. Basso destacó que la sífilis congénita puede ser prevenida y, diagnosticada, puede ser curada. Asimismo, informó que en los meses de marzo, abril y mayo de 2008 en el Pereira Rossell se realizaron 1946 partos, de los cuales se detectaron 54 casos de sífilis congénita. En otro orden, refiriéndose a un tema secundario en el orden sanitario, pero que hace a la administración de los recursos, el Diirector de Salud señaló que el costo de cada sífilis diagnosticadas es de $253, mientras que un niño con sepsis luética tiene un gasto aproximado de US$ 20.000. Por su parte, la Ministra Muñoz, señaló que en Uruguay la población accede a los servicios de salud y puede controlarse. Enfatizó que es una vergüenza nacional la cantidad de casos que existen de la enfermedad en el país.

Precisó que el trabajo que se viene realizando por las distintas instituciones involucradas va a mejorar la situación. Explicó que se debe concientizar a la población en cuanto a la importancia de que las embarazadas efectúen los controles de embarazo.

Fuente: Presidencia de la República. http://www.presidencia.gub.uy

Deja un comentario

*