2 Oct '08

Sociedad Uruguaya

ASPOCA y el incidente de Castillo con los Coraceros

La Asociación Sindical de Policías de Canelones (ASPOCA), ante los hechos acontecidos en las últimas horas (domingo 28 de setiembre de 2008), que involucran al compañero Juan Castillo y sus hijos, es que consideramos oportuno emitir al respecto el presente. El episodio en el cual se vieron involucrados los mismos y “algunos” compañeros policías pertenecientes a la guardia de Guardia de Coracero, luego de finalizar el encuentro deportivo entre los clubes Rampla y Cerro, el domingo próximo pasado. Es considerado por esta Asociación lamentable y desafortunado, que atenta contra la imagen del policía en su conjunto; No es nuestro animo formar juicio al respecto al no tener cabal conocimiento de todos los hechos precedentes y las circunstancias que motivaron las acciones de los policías ni de las personas involucradas, pero visto los elementos divulgados en la prensa , consideramos que existe un aparente apartamento a los lineamientos generales de la ley 18315, y normas complementarias, con un exceso de fuerza contra una persona que en apariencia no representa una amenaza para si o para un tercero, u otra que esta solicitando ejercer un derecho que la ley le confiere. Debemos de expresar nuestro profundo malestar ante opiniones, vertidas en diferentes medios de comunicación, generalizando contra todos los policías, las acciones de unos pocos. Es de recordar que los policías que se vieron involucrados en los hechos, prestan funciones en un cuerpo que es un legado, de una policía de un ejercito de ocupación, formados para actuar como ultimo recurso cuando los demás medios se vieran agotados y no exista otra forma de restablecer el orden publico; No sabemos si se cumplieron los pasos previos de disuasión que la ley prevé. Estos compañeros cuando son puestos en primera línea para tareas preventivas, no siempre cuentan con la disposición disuasiva estando predispuestos a su función prevista de imponer el orden y es en esa oportunidad que se producen estos desbordes. Vemos que se generaliza contra la policía las opiniones, cuando acontecen hechos lamentables como los que motivan el presente, pero nade menciona los miles de policía que al mismo tiempo de acontecer los hechos desempeñaban su función correctamente, garantizando el orden publico en la republica. Esta asociación en representación de sus integrante desea hacer llegar nuestro apoyo al compañero Castillo y su familia, siendo nuestro mas sincero deseo que todos los hechos, se deban a una desafortunada confusión, esperando se esclarezcan los hechos en las vías correspondientes. Jorge Molina.Presidente.094 772 840 Ariel Fernández.Secretario General.096 117 845.

Deja un comentario

*