18 Ene '09

Sociedad Uruguaya

Renunció Mario Saralegui a Peñarol

Según confirmó a Ovación, tras la derrota clásica de ayer, Mario Saralegui renunció a su cargo como DT de los aurinegros. «No quiero hablar, sí renuncié» indicó el 17 de enero de 2008.

Por la Copa Bimbo, Nacional venció este sábado a Peñarol por 2 a 1. Si bien fue por un torneo de verano, el resultado significó la segunda derrota clásica consecutiva de los aurinegros.

«Yo arme este plantel. El responsable soy yo. Como hincha me da mucha bronca perder con Nacional», fue la frase que expresó anoche Saralegui a Juan Pedro Damiani, presidente de Peñarol.

Fuera del vestuario, con cigarro en mano y angustiado por el encuentro que acababa de terminar, el ahora ex técnico aurinegro indicó al dirigente de la institución sus deseos de alejarse del club.

Sin embargo, anoche, Damiani no aceptó la dimisión.

«Creo que lo mejor para Peñarol es que yo de un paso al costado y no me pidas otra cosa porque esto es así». Con estas palabras, luego de meditar por largas horas en la noche, Saralegui volvió hoy a insistir con la renuncia.

Esta vez, la dirigencia aurinegra accedió.

«Mario hizo una buena gestión, nos sacó de una situación complicada y él mismo se dio cuenta que el club necesitaba otra cosa», dijo Damiani a Ovación.

«Fundamentalmente fue una decisión de Mario, pero me costó enormemente esta situación», sostuvo el titular carbonero.

Ahora, tras el alejamiento de Saralegui, los dirigentes deberán buscar un sustituto. Pero, esta realidad, parece no ser una ardua tarea.

El nombre está y es Julio Ribas.

Hoy mismo Damiani tendrá una reunión con Eduardo Pereira, gerente deportivo de la institución, para hablar sobre el candidato. Asimismo, Damiani planea ponerse en contacto está misma jornada con Ribas.

Los dirigentes de Peñarol podrían, de acuerdo a estas circunstancias, anunciar mañana quién será el nuevo técnico. Todos los boletos apuntan a Ribas, quien luego de dirigir la selección de Omán, está actualmente en el país y sin cuadro.

La decisión se verá acelerada debido a la próxima actividad oficial del club, que el próximo 28 de enero comenzará a disputar su llave de Copa Libertadores -clasificatoria a la fase de grupos- ante el Independiente de Medellín. El primer partido será en Colombia.

Mañana el plantel carbonero entrenará como de costumbre pero está vez lo hará bajo la dirección de Eduardo Pereira.

NÚMEROS. Saralegui culmina así su segunda etapa al mando del equipo de sus amores. El técnico asumió el 16 de marzo del 2008, previo a la 5ta fecha del Torneo Clausura, en lugar de Gustavo Matosas.

Su arribo significó un cambio radical en el funcionamiento de Peñarol en ese torneo, algo que quedó de manifiesto desde el primer partido con una victoria por 6 a 0 sobre Bella Vista.

La gigantesca remontada del Peñarol de Saralegui -con once triunfos en catorce partidos- terminó con el campeonato del Clausura 2008, pero no con el título del Campeonato Uruguayo que sería ganado en las finales por Defensor Sporting.

La Liguilla, en cambio, marcó un pequeño retroceso en el ritmo arrollador de los aurinegros quienes sólo obtuvieron dos victorias en cinco partidos, suficiente para clasificar a la pre-Libertadores pero no para lograr la clasificación directa a la fase de grupos.

Pese a no haber obtenido los objetivos principales -el Uruguayo y la clasificación directa a la Libertadores- la campaña de Saralegui era considerada más que satisfactoria. Así lo indicaban los números hasta el momento y su invicto en los partidos clásicos con dos victorias -4 a 2 en el Clausura, 2 a 0 en la Liguilla- en igual número de partidos.

El trunco Apertura 2008, sin embargo, fue una nueva decepción para la parcialidad aurinegra. Peñarol obtuvo ocho victorias en 14 fechas y no pudo meterse en la pelea por el título.

Los aurinegros jugaron el torneo con tres puntos menos debido a los incidentes ocurridos en el Apertura 2007 y recibieron la estocada letal de parte de Nacional que los derrotó en el clásico por 1 a 0.

La nueva derrota clásica, el sábado por la Copa Bimbo, fue el último traspié, el que finalmente llevó a Saralegui a tomar la decisión de dejar su cargo.

En total, los números del hoy ex técnico aurinegro totalizan 24 victorias en 42 partidos oficiales, con 10 empates y 8 derrotas.

En los clásicos, oficiales y amistosos, el record de Saralegui terminó siendo de 2 victorias y 2 derrotas, estás últimas, consecutivas.

Ovación digital. http://www.ovaciondigital.com.uy

Deja un comentario

*