19 Feb '09

Sociedad Uruguaya

El Presidente Tabaré Vázquez no lava ni enjuaga

Las restricciones empiezan por casa, parece haber entendido el propio Preidente Tabaré Vázquez que ha prohibido lavar frentes y veredas, regar plantas y lavar autos luego que OSE dispusiera las medidas de control en el uso del agua potable para usos considerados «superfluos». Todas las reparticiones de la Presidencia de la República cumplen de manera estricta con las restricciones impuestas por OSE. El pasado martes y ante denuncias de los vecinos, un técnico del Ente constató que el Edificio Libertad cuenta con un pozo semi-surgente, con bomba de dos vías, que posibilita el riego de la totalidad del parque. Se trata de un pozo existente en el terreno desde antes de que se erigiera esta edificación.

Las denuncias realizadas alegaban que el predio que rodea al edificio se mantenía en condiciones porque recibía agua potable. Ante estas acusaciones, un inspector del Ente hídrico se presentó en el lugar para verificar en qué condiciones se mantenían las áreas verdes.

La Directora de Servicios Generales de la Presidencia de la República, Verónica Pedrana, indicó que el color del pasto, con un matiz amarillento, se debe -precisamente- a la cantidad de sedimentos ferrosos del agua que se utiliza para el regado del parque.

Señaló que esta repartición cuenta también con dos torres de enfriamiento, utilizadas para el sistema de aire acondicionado, ubicadas en la parte trasera del edificio, hacia el sector de la calle Andrés Lamas. Aclaró que en este caso tampoco existe alimentación de agua potable sino que se trata de agua que re-circula.

Pedrana explicó también cómo se realiza el mantenimiento exterior en las otras sedes de la Presidencia de la República. Indicó que en el caso del Edificio Independencia, no se posee parque ni otro espacio verde, por lo que no se desarrollan tareas de regado.

Para la Residencia de Suárez, dijo que se resolvió no desarrollar tareas de riego y añadió que por ahora, no fue necesario, ya que se trata de una zona baja con semi bañados. Añadió que la humedad de la napa de la zona permitió mantener al césped y las plantaciones en buenas condiciones de hidratación.

Mientras tanto, desde que OSE prohibió el lavado de autos, riego de jardines, lavado de veredas, patios exteriores y el llenado de piscinas, como consecuencia de la grave sequía por la que atraviesa el país, los lavaderos de autos trabajan menos.

Sí bien desconocen los motivos por los que se da dicha disminución, muchos de ellos creen que se debe a la restricción impuesta por el ente a los efectos de preservar el agua para utilizarla como bebida, preparación de alimentos, hábitos higiénicos y actividades de la economía, en momentos donde las reservas de agua para el área metropolitana se encuentran en una situación crítica.

El gerente general de OSE, Danilo Ríos, dijo que estos datos demuestran la respuesta de la población ante la restricción.

«Para nosotros fue una buena noticia, dado que nosotros no hemos incursionado en el tema comercial, como ya lo hemos expresado en varias oportunidades, sí hemos exhortado a la gente a que lave menos los autos, que lave menos la vereda. Seguramente eso sea una consecuencia de la exhortación que se le ha hecho a la población, por ese lado es una buena noticia», afirmó.

Deja un comentario

*