17 Mar '09

Sociedad Uruguaya

Eludiendo confrontar, Mujica hizo hincapié en la educación, el gasto social y el campo

Evitando la confrontación directa con los partidos tradicionales, José Mujica encabezó el pasado sábado (14 de marzo) el primer acto local como precandidato del Frente Amplio. En una nochecita amenazante por la lluvia, la reunión tuvo lugar en la Plaza Independencia con un público estimado en poco más de un millar de personas, consignó el diario Primera Hora (San José).

El precandidato oficial del Frente Amplio, tomó como referencia lo que habían dicho sus predecesores y evitó confrontar, inclusive con Ignacio de Posadas que lo había tratado de «viejo Vizcacha» unas horas antes. En algún momento desde el público se escuchó incluso «vivan los blancos» a lo que Mujica respondió, «y los colorados y todos. Yo no le tengo bronca a nadie, aunque me tienen bronca». De los 43 minutos que habló, la mitad habló de la educación. «Si no cuidamos los gurises nos tragamos el porvenir» y aseguró que la «educación es un tema estratégico». «Nuestro deber es olfatear lo que va a ser la vida humana dentro de 20 años y no dejar a estos en banda. La mejor riqueza que se le puede dejar a una sociedad es la que tiene en el balero y nadie se las va a poder afanar». «Dentro de 20 años no puede quedar un joven que no tenga calificación terciaria porque eso es ineludible. Necesitamos que el Uruguay sea el pueblo más calificado de América Latina porque somos pocos y cada vez, los que están en edad de trabajo, son proporcionalmente menos que los que están en tiempo de jubilación». Invitó a preguntarse quién va a pagar la jubilación de los viejos del futuro y vaticinó que no hay más respuesta que «un aumento de la productividad» y eso se llama «cerebro», subrayó.

Conciliador Hablando sobre la oposición dijo que no le responde a las críticas a pesar de «la montaña de basura» que le tiran. «¿Por qué lo hago? Porque la oposición son también mis compatriotas y para llevar adelante una tarea como la que estoy planteando, esto tiene que ser una causa nacional. La gran propuesta tiene que ser que nuestros hijos sean mejor que nosotros para tener un país mejor». Igual cuestionó las «promesas» de sacar el IRPF o las advertencias sobre el impacto de la crisis. Convocó a que la Universidad cree cuatro o cinco «centros autónomos» descentralizados. «No hay que seguirle robando inteligencia al interior, hay que llevarle inteligencia al interior y al interior más profundo». Puso como ejemplo de «inversión en el balero» la tarea realizada por Nueva Zelanda.

El Gasto Social Mujica defendió con énfasis el Plan de Emergencia y recordó que el gobierno ha sido criticado por lo que se gastó en sacar a la gente de la indigencia.»Yo tengo que criticarme por no haber gastado el doble. Gastar en suturar los más hondos problemas sociales es asegurarnos que hacia delante vamos a gastar mucho menos». Aseguró inmediatamente que la ayuda a los indigentes es un beneficio también para los ricos. «No está la felicidad atrás de un montón de rejas y milicos que te cuidan mientras tu gozas de una riqueza y los otros lo único que tienen es el día y la noche. Tu felicidad y tu seguridad está en la medida en que el fondo de la sociedad también pueda vivir con prosperidad. Las políticas sociales son imprescindibles para obligar dentro del sistema a distribuir cuando la riqueza se concentra en demasía. ¿Por qué? Porque en este mundo todos tenemos que vivir». Mujica diferenció lo que identificó como propuestas de «izquierda» y «derecha». «Ellos dicen: si la mano viene jodida, primero recorte todo el gasto social. Nosotros decimos no. Si la mano viene jodida, lo que no vamos a recortar es el gasto social. Es sencillamente al revés», subrayó. El precandidato, recordó que en épocas de crisis el Estado debe dar oportunidades a través de la obra pública para «darle trabajo a la gente común y corriente». Reiteró que esa es una «diferencia abismal» con la derecha. Mujica igual advirtió que el país no va a vivir una crisis como la del 2001. «Saquémosle el Iva y el Cofis a esas apreciaciones tremendistas de que el mundo se viene abajo». Llamó a pelear por un gobierno del Frente Amplio porque «cuando tenga que tomar una decisión, podrá no conformar a todos, pero va a tratar siempre de cortar el hilo del lado de la gente que lo tiene un poco más grueso para el lado de la gente más pobre».

Paisano y panteísta Mujica se definió «como paisano por mi forma de pensar. Mi religión es el panteísmo, adoro la naturaleza y no puedo dejar de ver los fenómenos sociales y políticos, sin ver el pasto, las vacas, los caballos y la gente». Dijo tener una «deuda moral con el campo» y señaló que si llega a ser Presidente de la República que «nadie dude», el estado aumentará la tenencia de tierra «para dársela a los pobres en forma decente y el que quiera trabajar que trabaje y que le pague a la Nación». Terminó diciendo: «…con los años que he pasado, con lo que he aprendido, lucho para ser Presidente para tapar estas hemorrogias, estas vergüenzas». «Permítame compatriotas ganar esta batalla decisiva por los pobres del campo desde esta tierra». Y un cerrado aplauso, apoyado con el flamear de banderas, despidió su alocución.

Fuente: Diario Primera Hora (San José). http://www.primerahora.com.uy

Deja un comentario

*