4 Oct '09

Sociedad Uruguaya

IMM detecta cada vez más conductores alcoholizados

De las 15 mil espirometrías que realiza por año la Intendencia Municipal de Montevideo, entre 10% y 13% arrojan positivo. Desde 2004 se incrementaron en Montevideo las espirometrías positivas, al igual que la cantidad de controles. En las rutas nacionales, sin embargo, se redujo la cantidad de infractores, expresa una nota del diario La República del domingo 4 de octubre con la firma de Guzmán Laguarda.|

Medición. El espirómetro permite determinar con certeza el nivel de ingesta alcohólica.

Desde el 16 de marzo de este año se redujo la tasa legal de alcohol para los conductores, de 0,5 a 0,3 gramos por litro de sangre. A comienzos de esta administración regía la de 0,8, en vigencia desde 1994, y en noviembre de 2008 se pasó en una primera etapa a 0,5.

DOS REALIDADES

A pesar que la 18.191 (Ley Nacional de Seguridad Vial y Tránsito) establecía en su artículo 45 que el Poder Ejecutivo iba a bajar en forma gradual y en un período no mayor a tres años  la concentración tolerada de alcohol en sangre de los conductores, la tasa legal se redujo a 0,3 en menos de dos años, teniendo en cuenta que la normativa data de noviembre de 2007.

Ello contribuyó a que aumentaran las espirometrías positivas en Montevideo.

De los 15 mil controles que realiza por año la Intendencia, entre 10% y 13% arrojan positivo. Es verdad que desde 2004 se incrementaron los positivos, pero también se hacen más controles.

Mientras en 2004 fueron 307 los que superaron el 0,8, en 2008 treparon a 1.452, y en 2009, hasta el 20 del setiembre, van 1.355.

Distinto es el panorama en las rutas y caminos nacionales.

Desde 2006 a la fecha vienen bajando los controles de alcohol positivos pero incidió que ese año se hicieran muchos más controles que en los años siguientes.

La Dirección Nacional de Policía Caminera (DNPC) efectuó en 2006 unas 14.383 espirometrías, mientras que en 2007 fueron 8.834, en 2008, 9.491, y el primer semestre de 2009, 4.219.

El año 2006 fue el que registró mayor cantidad de controles con valores superiores a 0,8. Mientras en ese año 800 superaron el 0,8 y 266 dieron menos por debajo de esa cifra, en 2008 fueron 636 y 206 respectivamente.

En lo que va de este año, 261 conductores dieron positivo con la nueva tasa legal (0,3), y otros 50 se ubicaron por debajo de esa concentración de alcohol; 3.899 dieron cero.

Caminera también maneja las graduaciones negativas, cuando el conductor se opone a realizar el control de alcohol. Cuando ello sucede, la espirometría se da como positiva.

En 2008 el Congreso de Intendentes equiparó para las 19 intendencias y para Policía Caminera tanto el valor de la multa como las suspensiones por la espirometría positiva.

La sanción económica es de 15 UR ($ 6.420).

A quien cometa la falta por primera vez se le retira la libreta de conducir por seis meses; un año si reitera la falta y la suspensión definitiva la tercera vez.

ANTECEDENTES

La Ley 16.585 de Prevención y Control de Accidentes de Tránsito, del 22 de setiembre de 1994, estableció por primera vez que todo conductor sea inhabilitado cuando su concentración de alcohol supere los 0,8 gramos.

Pero antes el Reglamento Nacional de Circulación Vial, del 22 de setiembre de 1984, establecía que las conductores debían estar en condiciones físicas y psíquicas para poder manejar pero no se determinaba ninguna graduación de alcohol.

Pero era sumamente complejo para la Caminera detectar la falta y detener a los infractores.

Igualmente, como el Código Penal establece como una falta estar ebrio en la vía pública, los efectivos de la policía de la ruta tenían la potestad de detener a los conductores, pero luego «la pelota pasaba a otro bando», dijo a LA REPUBLICA el jefe interino de la Dirección Nacional de Policía Caminera (DNPC), subcomisario Alessander Tironi.

La única manera de comprobar la ingesta de alcohol era que un médico a pedido de la Caminera­ firmara un certificado de ebriedad. «Pero los facultativos no tenían prueba científica alguna para determinar si el acusado estaba realmente borracho», recuerda Tironi.

Fuente: Diario La República. www.larepublica.com.uy

Hay 2 Comentarios.

  1. Nicolas Alvarez
    3:20 pm octubre 25, 2009

    Considero injusta la suspensión fui victima de un control pisitivo en el año 1998 y otro este año 2009 la sanción hoy es de 12 meses siendo que no he tenido ninguna infracción de transito en un periodo de 11 años espero se pueda investigar algo ya que hoy creo que hay mas de 50.000 licencias suspendidas. Creo que la pena deberia ser una multa economica tal vez mayor y la suspensión de 90 dias creo que es mas que suficiente ya que un vehiculo hoy es una herramienta de trabajo- MI ULTIMA ESPIROMETRIA ME DIO 0.5 OSEA MUY POCO, Y LA SANCIÓN ES UN DISPARATE. GRACIAS Y ESPERO QUE HAGAN ALGO.

  2. Nicolas Alvarez
    3:27 pm octubre 25, 2009

    Tuve dos espirometrias positivas en un periodo de 11 años y no existe la prescripción del antecedente.
    No entiendo eso?
    Reincertamos a la sociedad a un asesino un violador etc. y no reincertamos al tránsito a una persona que ante una salida social y dos choops se le enjuicia de esta manera ?
    Abran los ojos nadie esta librede algo tan común.
    Hoy conduzco mi auto como un delincuente ya que estoy suspendido para hacerlo.
    Es una payasada total. 096 202 806

Deja un comentario

*