10 Feb '10

Sociedad Uruguaya

Actividad de la Industria Manufacturera cayó un 3,8% en 2009

La industria manufacturera sin refinería cierra el año 2009 con una caída del 3.8%, y si se aíslan los efectos de Pepsi y Botnia, la caída es aún mayor, situándose en el 5.5%, según un Comunicado difundido por CPA Ferrere el miércoles 10 de febrero.

El dato de diciembre revela que la industria manufacturera evolucionó algo por debajo de lo esperado, tanto si se considera la industria sin refinería, como si se aíslan los efectos de Pepsi y Botnia. La variación de la tendencia-ciclo (el indicador más apropiado para el diagnóstico de coyuntura) evidencia un leve aumento en el caso de la industria sin refinería -luego de haber caído el mes anterior-, mientras que si no se consideran los efectos de Pepsi y Botnia, la industria habría mostrado una leve caída por segundo mes consecutivo.

La desagregación por grandes agrupamientos industriales (de acuerdo a su inserción comercial) evidencia que:

§ Las industrias exportadoras fueron las que más crecieron en términos interanuales, superando lo esperado. En términos de tendencia su crecimiento continúa, aunque desacelerándose.

§ Las industrias de comercio intra-rama (orientadas al comercio regional) tuvieron un crecimiento interanual superior a lo esperado. Por su parte, en tendencia, habrían recuperado su crecimiento, luego de tres meses de caídas consecutivas.

§ Las industrias sustitutivas de importación mostraron una caída interanual, evolucionando por debajo a lo esperado, al tiempo que registraron un leve crecimiento en tendencia-ciclo.

§ Las industrias que producen para el mercado interno (bajo comercio) registraron una caída interanual, y verificaron un comportamiento por debajo de lo esperado. No obstante, en términos de tendencia se mantienen los guarismos elevados de los meses anteriores.

En suma, las variaciones tendenciales virtualmente nulas de los últimos meses dan cuenta de que, en promedio la industria ha desacelerado el proceso de recuperación posterior a la crisis.

Fuente: CPA Ferrere.

Deja un comentario

*