12 Jul '11

Sociedad Uruguaya

Robert Parrado: “En el Penal de Libertad esta preso el Asesino Invisible. Don Cianuro”

En los últimos tiempos se instaló  en  los medios la discusión  sobre como mejorar los controles al  ingreso de las distintas personas en los distintos establecimientos carcelarios. Esta medida apuntaría a minimizar la entrada  a los mismo de drogas, celulares, armas y cualquier elemento que pueda afectar la Seguridad en esos recintos.

A tales efectos se plantea realizarlo con efectivos militares que parecería que desde la mirada de quienes diseñaron esta medida los militares serán inmunes a la corrupción que habitualmente deviene de esas tareas acá y en cualquier parte del mundo. Ahora bien este punto lo abordaremos en otra oportunidad lo que me preocupo y genero mi necesidad de analizarlo un poco mas en profundidad fue el tema del ingreso de CIANURO al Penal de Libertad .

Es sabido que el Cianuro es una sal derivada del ácido cianhídrico, las mas conocidas son las de sodio y potasio,  son altamente toxicas y poseen un aroma a almendras, La producción, el transporte, el almacenamiento, la utilización y almacenamiento siempre debería  contar con un elevado nivel de control y verificación. Quizás debamos estudiar si es tan fácil obtener mas de un Kg. de cianuro si es así tendremos que discutir sobre su accesibilidad.

Las propiedades especificas , la ubican  como parte principal en la elaboración de componentes metálicos, así como en la fabricación de objetos cotidianos plásticos , fertilizantes, herbicidas, entre otros. Este veneno puede ser ingerido o inhalado, tiene efectos devastadores en la salud del afectado si la cantidad es la  adecuada. Donde se use sin dudas deben existir cuidados protocolos e información adecuada en los entornos del lugar donde se manipula. En ese sentido recuerdo cuando se observaba hace unos años _no se si todavía se encuentra recluido en el  establecimiento COMCAR- a  un joyero que fabricaba joyas estando privado de su libertad y nos contaba de su noble tarea y proceso de rehabilitación, y por no conocer de la actividad no nos preguntábamos si usaba cianuro para el tratamiento y elaboración de las mismas, Por lo que se puede suponer que en esa época ya se ingresaba este elemento para desempeñar su labor en forma “controlada”. Entonces no es un tema tan nuevo, lo único que la noticia en ese momento, no se leyó entre líneas.

Hoy por hoy la crónica nos dice que las autoridades habrían recuperado parte del total de la sustancia ingresada al establecimiento penitenciario. Aunque es preocupante de acuerdo a las informaciones brindadas por los jerarcas intervinientes a los medios quedarían unos 500 gramos enterrados en la Cárcel. Cantidad muy importante la que queda y aún pareciendo obvio es bueno recordad que tenia un destino final o tiene un destino final con designio criminal ya que sus efectos en cantidad adecuada ingeridos o inalados por una persona puede producir la muerte..

Como no sabemos hace cuanto tiempo que ingreso me preguntaría si no pudo ser usado en algún recluso que pudiera estar en proceso de envenenamiento o ya haya muerto. Es bueno siempre saber mas, quizás en defensa de derechos preciados también debamos saber de aquellas muertes en la cárcel que a simple vista  no son violentas y capaz no son noticia. Seguramente las autoridades ministeriales y el Poder judicial lo este haciendo un relevamiento de las mismas para descartar cualquier duda.

Habrá que optimizar por los responsables de los establecimiento no solo la seguridad interior, quien controla lo que se entra, corregir las dificultades que produce el hacinamiento, sino incorporar esta nueva y atípica variable del ingreso de veneno a una Cárcel.

 

Supongo que ya se  debe haber incorporado lo que podemos denominar “cadena de protección y seguridad” en el traslado de los alimentos en el interior de los establecimientos.  Asimismo un cuidado especial del almacenaje de agua potable y de sus canales de distribución. Y porque no, crear una Policía Penitenciaria que cumpla el rol de patrullaje interior, para verificar, supervisar, monitorear el traslado interno propios y ajenos con un estatuto acorde a tal fin… pongámosle un simple y sencillo ejemplo como aporte a las autoridades ministeriales; imaginemos policías con uniforme diferencial que se trasladan por los distintos recintos de los establecimientos, edificaciones y caminos interiores las 24 horas. Estos Policías en forma planificado o aleatoria deberían verificar el contenido y las circunstancias en las que se traslada la comida (¿lo hacen los policías o los reclusos?), a quien se encarga de trasladar desperdicios  a su destinos final (¿lo hacen los policía o los reclusos?) , así como a los reclusos que estén trasladando de un lugar a otro materiales o herramientas para una construcción en marcha. Estas Patrullas a pie les preguntaran si poseen los recaudos correspondientes (recibo de entrega o autorización para el traslado), una forma mas de evitar situaciones que pueden afectar la seguridad interna del penal y disuadan cualquier posibilidad de corrupción. Quizás existan miles de situaciones similares… se trata de un simple aporte  a cuenta de mayor cantidad,  obvio no de Cianuro, sino pensando en un  mejor sistema carcelario  que cada día es mas complejo, Hay soluciones que no necesitan de comisiones, de leyes o de dineros, sino de la creatividad y proactividad de los uruguayos. ¿Estamos todos ciegos o no queremos ver…?”.

Fuente Contenido: http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_47094_1.html

Fuente Imagen: metropolisfm.com

Deja un comentario

*

Facebook
Twitter