14 Dic '11

Sociedad Uruguaya

Denuncia Pública de trabajadores de la empresa Rosgal S.A.

Recibimos y Publicamos de los trabajadores de la empresa Rosgal S.A.

DENUNCIA PÚBLICA:

Nuestro Sindicato pone en conocimiento y denuncia ante todos los Poderes del Estado que corresponda la situación de la Empresa Rosgal S.A. Banco de la República Oriental del Uruguay B.R.O.U. y la Dirección General Impositiva D.G.I.

De nuestra investigación hasta el momento surge que sobre Rosgal S.A. existen dos embargos genéricos (esto es una interdicción que afecta el patrimonio de la Sociedad Anónima e incluye los inmuebles, automotores, casas de comercio, naves y aeronaves).

El primer embargo es de la DGI y fue trabado el 17/11/2010. Estos embargos tienen plazo de 1 año y se prorrogan por períodos iguales, por lo que fue prorrogado con fecha 31.8.2011, Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 18º Turno y del expediente surge que la DGI inició procedimientos contra la Empresa y sus responsables tributarios FREDDY FERNANDEZ, ANTONIO YOUNG SIENRA y ADRIANA FERNANDEZ CHAZARRETA, ya que constató una conducta fraudulenta de los involucrados, por existir una manifiesta contradicción entre la documentación presentada por I.V.A. compras y la realidad económica y una reiteración en la deducción de gastos e I.V.A. correspondiente a servicios no realizados. Dicha conducta configuró un engañó u ocultación susceptibles de inducir a la Administración a reclamar o aceptar importes menores a los que corresponda, con la finalidad de obtener beneficios económicos a expensas de los derechos del Estado en la percepción de los tributos.

Se desglosan las deudas que la administración tributaria determina que existen o pueden existir, en base a lo que ha indagado y se establece por concepto de I.R.A.E., I.V.A. e I.R.I.C. por el período Julio 2006 a Junio 2009 una suma de 6.703.935, a lo que le suman los reajustes, recargos, intereses y multas. Luego de una cantidad de cifras más que no vienen al caso se llega a la suma de $ 43.867.630 al 29/10/2010 más lo que se generó y se genere hasta la cancelación. Se solicitó embargo específico en las cuentas corrientes de la Empresa y de las personas físicas determinadas y la Juez hizo lugar solo al embargo genérico. La D.G.I. apeló y el Tribunal revocó haciendo lugar al embargo también en las cuentas bancarias. Como consecuencia de esto se trabó el embargo genérico y actualmente también en las cuentas corrientes. Los diversos Bancos que recibieron la comunicación han ido informando que no hay dinero a nombre de ninguno en los bancos de plaza.

Nuestro Sindicato a través de todos los trabajadores de dicha Empresa, luego del cierre de la misma comunicada en forma oral en el M.T.S.S. (ya que no sabemos si lo pueden o lo hicieron en forma legal), comenzamos la tarea por el cobro de los créditos laborales.

Lo primero que acordamos en el  M.T.S.S. fue que con la anuencia de la Empresa, quedamos al cuidado del local y las maquinarias. Lo segundo fue entrar en negociaciones con el B.R.O.U. quien tiene la hipoteca del local y la prenda de algunas máquinas, esta negociación se hace con A.F.I.S.A. (empresa que se encarga del cobro de las deudas del B.R.O.U.), se nos explica que legalmente lo que podemos hacer es una venta ordenada, en la cual tienen que estar los representantes de la Empresa. Se llega a un acuerdo para proponer al Directorio aprobándolo este con fecha 6/10/11 en cuya parte sustancial se autoriza que la Empresa venda cobrando AFISA la deuda original de U$S 280.000.

Lo insólito aparece cuando estamos efectivizando la venta del local y las maquinarias para el cobro de una parte para el B.R.O.U. y la restante para el cobro de los créditos laborales y aparece en escena la  D.G.I. porque nuestros profesionales como corresponde fueron a realizar los trámites legales y allí descubrimos el embargo genérico de la D.G.I. Cuando le informamos esto a la Gerencia de A.F.I.S.A. (aclaramos que  A.F.I.S.A. funciona por el derecho privado), nos responden que ellos no tienen conocimiento de dicha situación ya que a través de un convenio las consultas de embargo las realizan por internet. Siguiendo la investigación, encontramos que esta Empresa contrajo su deuda original en el año 1995, verificándose sucesivas refinanciaciones de las cuales solo pago parte y habiendo efectuado el último pago en abril del 2007 y el B.R.O.U. nunca la ejecuto.

Otro hecho insólito, es que la DGI traba embargo en el año 2010 y lo renueva en el 2011 y a esa Empresa que se encuentra embargada por $ 43.867.630 se le reintegra el I.V.A. hasta abril del 2011 y al consultar la página web de la D.G.I. el 26/10/11 en la constancia de certificado de vigencia anual Imprenta Rosgal S.A. tiene su certificado vigente hasta el 19/11/11. El hecho de obtener certificados de D.G.I., le permitió a la empresa participar y ganar varias licitaciones públicas, perjudicando a otras Imprentas con una competencia desleal.

Continuando con los hechos insólitos el embargo de la D.G.I. está trabado por una maniobra fraudulenta y el principal implicado en esa maniobra fraudulenta abrió una nueva empresa a la cual la D.G.I. le otorga el certificado de habilitación. En la reunión que mantuvimos con el Subdirector de la D.G.I. le manifestamos estas incongruencias y la respuesta fue que “no pueden coartar el derecho al trabajo” nosotros agregamos el de los patrones, porque los derechos de los trabajadores no existen.

Hemos solicitado reunión con el Ministro de Trabajo a través de nuestro P.I.T.-C.N.T. para informarles de dicha situación y encontrar sensibilidad política por parte del Gobierno para reparar esta injusticia realizada por la Empresa Rosgal S.A. pero la respuesta del M.T.S.S. es que nada pueden hacer. Se les planteo que la D.G.I. de un paso al costado para continuar con el acuerdo con el B.R.O.U. dijeron no se puede. Para buscar otra alternativa jurídica que llevaría uno o dos años le solicitamos un Seguro de Paro especial, dijeron no se puede.

En nuestra opinión el Gobierno puede esto y mucho más y lo demuestra cuando le tiene que resolver  temas a las Empresas, pero en este caso como en otros de trabajador@s no tiene voluntad política.

En concreto lo que tenemos son 41 trabajador@s que han sido estafados en sus créditos laborales y a los dueños de la Empresa nada les pasa, es más, la familia abrió otra Empresa y los organismos de contralor del Estado están pintados.

Por lo expuesto vamos a solicitar al Parlamento que investigue esta situación de la Empresa y del Gobierno por el  B.R.O.U. y D.G.I. ya que nos parece que esto no debería ser así.

Como también solicitar que se busque una solución para que los trabajador@s de Rosgal S.A. cobren sus créditos laborales y que esta situación tenga una solución de fondo para que no le ocurra a nadie más, que le sean usurpados sus bien logrados créditos laborales ya que se obtienen trabajando.

Julio Consani                                                                                       Luis Novas

Secretario General                                                                                Presidente

Deja un comentario

*