17 Dic '11

Sociedad Uruguaya

Lista 41 del PIT-CNT: Por la unificación de las luchas

El “Movimiento por la Independencia de Clase”, lista 41 del PIT-CNT, declara su solidaridad con todas las luchas actuales del movimiento obrero frente a los ataques de las patronales y el gobierno, así como la necesidad de unificar la movilización. Proponemos la realización de un paro general de 24 horas del PIT-CNT, como inicio de un plan de movilización unitario por el triunfo de todos los reclamos obreros y populares. De mantenerse la actual estrategia que deja aisladas las luchas, corremos el riesgo de que las mismas sean derrotadas una a una.

Declaramos en primer lugar nuestra oposición a todas las privatizaciones, y en particular impulsaremos una campaña en defensa de AFE, contra la pretensión de pasar a los trabajadores al derecho privado. La Unión Ferroviaria ha demostrado la posibilidad de reconstruir el ferrocarril estatal a través de la AFE bajo derecho público, para lo cual existen cuantiosos recursos (reservas del Banco Central, créditos del Banco de la República) siempre y cuando se deje de subordinar el desarrollo nacional a los mandatos del FMI y de los acreedores internacionales.

Nos solidarizamos con los trabajadores de Salud Pública que están movilizados frente a la política del gobierno que provoca el colapso de los hospitales públicos. El gobierno echó al ex presidente de ASSE Mario Córdoba obedeciendo los mandatos del capital financiero, porque propuso un presupuesto que permitía crear cargos y regularizar trabajadores precarizados. La FFSP debió ir a una huelga para conquistar al menos parte de ese presupuesto, y la vida misma ha demostrado que la política gubernamental conduce a la destrucción de la salud estatal y a volcar más y más recursos a la salud privada. ¿Qué hace el ministro comunista Jorge Venegas para aumentar el presupuesto de ASSE? Exigimos un refuerzo presupuestal a ASSE y que se llenen de inmediato las vacantes existentes, y se cumpla con los acuerdos con la FFSP.

Nos solidarizamos con los compañeros de ADES Montevideo que están haciendo paros y ocupaciones en defensa de la educación pública. El gobierno está haciendo un gran pacto anti-educativo con la derecha blanqui-colorada, es decir, con los mismos que destruyeron durante años la enseñanza en este país. Se está desconociendo la propia ley de educación votada por el gobierno anterior –que fuera cuestionada por FENAPES y otros gremios de la enseñanza porque no consagraba la plena autonomía de la educación pública. Ahora se profundiza la política de subordinación de la enseñanza a los mandatos del gobierno –un virtual gobierno de coalición con la derecha tradicional, al menos en este terreno. Tanto la FEUU, como el CEIPA, como FENAPES, rechazan el PROFIME como un plan destinado a mercantilizar la educación, al estilo chileno (modelo defendido expresamente por el Cr. Danilo Astori, quien hoy abiertamente cuestiona la autonomía de la enseñanza).

Respaldamos y acompañamos la lucha que vienen desarrollando los trabajadores de administración central y servicios descentralizados nucleados en COFE, para restablecer la negociación colectiva y poder discutir con el gobierno sobre el salario, la regularización de contratos precarios, la mejora en las condiciones de trabajo, y sobre todo, para que todas las cuestiones vinculadas a la reforma administrativa del estado, como el estatuto del funcionario público, la carrera administrativa, la política de ingresos a la función pública, las tercerizaciones y privatizaciones, sean discutidas en los ámbitos de negociación previstos por la ley, y no impuestos unilateralmente por el poder ejecutivo a espaldas de los trabajadores.

Estamos junto a los trabajadores bancarios que han rechazado una propuesta indecente del gobierno, que dividía a los trabajadores atacando en particular a los jóvenes y a los futuros bancarios. Mientras el presidente Mujica habla del estancamiento del número de habitantes, que es consecuencia de la emigración de decenas de miles de jóvenes cada año en el pasado reciente, fruto de la falta de trabajo y los bajos salarios, al mismo tiempo se ataca la posibilidad de los jóvenes de ingresar a la banca estatal (eliminación de vacantes) o de mejorar progresivamente sus salarios (quita de conquistas).

El decretazo salarial del gobierno a los trabajadores del Transporte demuestra que el hilo se corta por lo más fino: se mantienen los salarios sumergidos para que las empresas sigan haciendo grandes ganancias.

Los trabajadores metalúrgicos hicieron una gran huelga de 26 días, por un convenio que mantenga el salario y aumente los sueldos más bajos, y el gobierno los llegó a amenazar con los servicios esenciales –como lo ha hecho también con los docentes, los bancarios y llegó a aplicar en el caso de los municipales de Montevideo. Estuvimos por el triunfo de los compañeros de la UNTMRA, y por eso planteamos en el PIT-CNT la necesidad de un paro general de 24 horas en su momento, para apoyar a los compañeros metalúrgicos.

Hay corrientes dentro del movimiento sindical que insisten en la tesis de que el gobierno es un “aliado de los trabajadores”. Nos preguntamos: ¿es aliado de los ferroviarios a los que quiere pasar al derecho privado? ¿es aliado de los docentes a los cuales ha enviado a reprimir su ocupación? ¿es aliado de los bancarios, que rechazaron por aplastante mayoría una rebaja salarial? ¿fue aliado de los obreros del metal, cuando los amenazó con decretar servicios esenciales? ¿es aliado de los compañeros del transporte? ¿es aliado de los enfermeros y trabajadores de la Salud Pública? ¿es aliado de los funcionarios públicos a los cuales ha atacado, violando en forma sistemática la Ley de Negociación Colectiva?

Para  nosotros se trata claramente de un gobierno que toma partido por los grandes capitales, por los usureros de la banca internacional, por las zonas francas, por el modelo de país extractivista y exportador de materias primas, concentrando la tierra en manos de terratenientes y multinacionales. Un gobierno que cada día más ataca a los sindicatos en los discursos y en los hechos.

Las cámaras patronales reclamaron en la OIT que se termine con la ultra actividad de los convenios colectivos, con el derecho a ocupar las empresas como extensión del derecho de huelga, y el PIT-CNT  ha dicho correctamente que NO a esta ofensiva contra los derechos de los trabajadores. Pero también hay que decir que el gobierno como patrón desconoce la ultra actividad y el derecho a ocupar –e incluso el mismo derecho de huelga cuando decreta servicios esenciales.

Es necesario dar una respuesta unitaria y unificadora frente a la ofensiva del gobierno y las patronales contra los trabajadores. Es por ello que impulsamos la necesidad de un paro general de 24 horas del PIT-CNT, propuesta que ponemos a consideración de todos los sindicatos.

Movimiento por la Independencia de Clase.

Lista 41 – PIT-CNT.

Deja un comentario

*