2 Abr '12

Sociedad Uruguaya

Homenaje y despedida de la Comedia Nacional a Catherina Pascale

En la noche del domingo 1º de abril se realizó la última función de Doña Ramona, que fue también la última de Catherina Pascale dentro del elenco de la Comedia Nacional, pues se retira por haber alcanzado la edad jubilatoria. Por ello el público y todos sus compañeros de elenco le brindaron un extenso y caluroso aplauso para homenajear la estupenda carrera de esta prestigiosa actriz.

El Director General y Artístico de la Comedia Nacional, Mario Ferreira, recordó que este es un año de despedidas y bienvenidas. Coincide el ingreso de nuevos actores y actrices al elenco con el alejamiento de dos compañeros entrañables y figuras importantísimas dentro de la historia de esta institución, como lo son Delfi Galbiati y Catherina Pascale.

Destacó  las virtudes de Pascale como actriz; su carisma y poder de seducción en escena. Cualidades que le valieron múltiples premios y la constante admiración del público que la ha seguido y la ha aplaudido a lo largo de todos estos años.

Levón, quien conoció a Catherina cuando cursaba la EMAD, recordó que ambos deberían haber ingresado al elenco oficial tras un concurso realizado en 1976, pero a ella, como a Roberto Jones, se los separó del cargo por razones políticas. Catherina sintió un portazo en la cara. Durante 10 años la obligaron a renunciar a sus mejores sueños -los de la juventud-, hasta que en 1985, pudo volver al elenco. Levón, destacó su dignidad y templanza, y la definió como una mujer valiente y de carácter que a su manera vive la libertad y la rebeldía y que a cara descubierta lucha por sus derechos y los de sus compañeros actores.

Esto también fue enfatizado por Sergio Mautone, Presidente de la Sociedad Uruguaya de Actores quien hizo llegar sus saludos, recordando que en su larga y prestigiosa  trayectoria, Catherina ha sabido ganarse no sólo un lugar en la escena de nuestro país, sino también el  corazón del público, de sus colegas y de su gremio, preocupada siempre  por la reivindicación de nuestra profesión  y nuestros derechos.

El equipo de la EMAD -escuela de la que Pascale egresó en 1970 y donde también se desempeñó como docente- también envió su saludo y admiración: “Decir que es egresada significa que su talento, fina sensibilidad y disciplina teatral ha sido forjada por los maestros que hicieron grande a esta escuela. Por su condición de egresada, de docente, de actriz exitosa y ejemplo a seguir siempre tendrá un lugar de privilegio en esta institución”.

Andrea Fantoni le entregó, en nombre del equipo del Teatro Solís, una madera del bajo escenario, símbolo del alma del teatro que la cobijó durante tantos años. Compartió también las palabras enviadas por el Director General del Solís, Gerardo Griecco: “En este período junto a la Comedia Nacional, te plantaste firme en las tablas de este escenario dejando la impronta de tus personajes buscados intensamente y encontrados finalmente en la esencia más pura de tu persona. Los espectadores retribuyeron tu arte aplaudiendo absortos a esos seres entrañables creados con tanta dedicación y compromiso. Seguramente las luces de sala y esas ovaciones quedarán en tu memoria por mucho tiempo.”

Catherina, agradeció el cariño demostrado por sus compañeros y el público en este ciclo que hoy cierra.

Auguramos salud, trabajo y felicidad para Catherina, cuyo paso por la Comedia, así como cada uno de sus personajes quedarán presentes en todos quienes la han visto dejar su talento en escena.

Deja un comentario

*