22 Jul '12

Sociedad Uruguaya

Larrañaga alertó del FA “postura totalitaria, absolutista, una suerte de pretender que el poder les pertenece de manera total”

En su programa dominical ALIANZA PAÍS del domingo 22 de julio, y en la semana en la cual terminó de aprobarse en diputados la Ley de liquidación de PLUNA, el senador y líder de Alianza Nacional Jorge Larrañaga expresó:

“Yo creo que el final parlamentario del caso PLUNA es un final triste para el Frente Amplio porque se pasaron una vida votando investigadoras, una vida impulsando mecanismos de ésta naturaleza, y en la sesión del Senado del martes pasado terminaron cercenando esa posibilidad que apuntaba a las responsabilidades políticas de los principales referentes del gobierno del Frente Amplio en el período 2005 – 2010 que deben determinarse, porque no basta con epístolas excusatorias, con cartas de “me equivoqué” o “nos equivocamos” cuando hay responsabilidades verdaderamente muy importantes en juego”.

“El pase a la justicia penal ya había sido trasladado por el Partido Nacional el 29 de mayo pasado, y seguramente en los próximos días vamos a ampliar esta denuncia, ya que nos parece realmente muy preocupante este tema”.

“Este “me equivoqué”, “nos equivocamos” de Astori y Vázquez no costará a los uruguayos una cifra alrededor de los 300 millones de dólares. Creemos que esto es alarmante porque con el negocio ruinoso de PLUNA… ¿Cuántos liceos, cuantas escuelas, cuantos mejores salarios a maestros y policías se habrían podido pagar?

Nosotros hicimos en esta semana pasada en la sesión del Senado una exposición sobre la situación de la granja nacional, a los granjeros no les fiaron 28 millones de dólares en combustible como le fió ANCAP a PLUNA, en una medida también bastante oscura”. Liderazgo de silencios.

“Estamos frente a un liderazgo de silencios” sentenció Larrañaga frente a los pedidos de disculpas o asunción de responsabilidades mediante cartas en los medios de comunicación del actual Vicepresidente Astori y el Ex presidente Vázquez”.

“Vemos como gestos que pueden encerrar en apariencia una suerte de aceptación de las responsabilidades, pero que queda solamente en el amague, y la mejor prueba de ellos es que el martes pasado, en el senado, el Vicepresidente Astori cerró su boca, no dijo absolutamente nada frente a pregunta de senadores de nuestro Partido, optó por el silencio y por dirigir el debate, en vez de bajar al escenario de la discusión política y decirle al país como justificaba él sus actos de gobierno que van a terminar con perjuicios notorios para la economía de todos los uruguayos”.

Puestos de contralor.

Con respecto a los dichos de la primera senadora y primera dama, Lucía Topolansky y algunos otros de los principales referentes del Frente Amplio, sobre que la oposición debería renunciar a los cargos de contralor en los Entes Autónomos y servicios descentralizados el Senador Larrañaga expresó:

“Es increíble… es una postura totalitaria, absolutista, una suerte de pretender que el poder les pertenece de manera total. Algunos referentes del Frente Amplio parece que compraron al país y creen que les pertenece. Es inaudita esta postura de decir… vamos a reclamar la participación de los directores de los Entes Autónomos de los Partidos de la oposición. Entramos a asumir esas responsabilidades y lo hicimos en el marco de responsabilidades constitucionales y de contralor, pero no para hacer buena letra o eximirnos de hacer críticas al gobierno cuando el gobierno actúa mal. Yo no puedo creer que el gobierno pretenda complicidades, silencios, benevolencia por parte de la oposición cuando se han cometido, y se vienen cometiendo errores enormes en materia de educación, de seguridad, de salud, de política exterior o en este caso de PLUNA que verdaderamente constituye una ofensa a la dignidad nacional, que se invoca pero que no se practica”.

El gobierno está nervioso.

Larrañaga pronunció que este gobierno actúa como enojado o resentido porque tiene el enorme nerviosísimo de que las cosas le viene saliendo muy mal. De que la gente se está hastiando de una práctica de gobierno oscilante, que no enfrenta los problemas, con una mala gestión sistemática. “Veamos los temas… la educación va muy mal, la seguridad va peor, la salud no le va en saga, la política exterior es la de un club de amigos que se juntan para hacer lo que quieren con la vida de los países, en los negocios prima esta suerte de aventura de traer a cualquiera para concretar negocios, y la gente se está hartando; la gente ya ve que el Partido Nacional es la alternativa al Frente Amplio; todo esto los está poniendo absolutamente nerviosos”.

Secretaría de prensa y comunicación de Alianza Nacional.

 

Deja un comentario

*