29 Mar '13

Sociedad Uruguaya

Obispo Sanguinetti salió al cruce de la “ignorancia supina” de los diputados Pereyra y Amado

El obispo de Canelones, Miguel Sanguinetti respondió este viernes a las críticas de los diputados Aníbal Pereyra y Fernando Amado. Remarcando que “la autocrítica de la Iglesia está hecha y es permanente”, el religioso repudió “la agresión gratuita” y la “ignorancia supina” de los legisladores.

El obispo de Canelones, el monseñor Miguel Sanguinetti, le respondió este viernes – Viernes Santo para los Católicos – a los diputados del MPP Aníbal Pereyra y del Partido Colorado Fernando Amado, quienes lo habían criticado por proponer una movilización en rechazo al proyecto de ley sobre Matrimonio Igualitario, según informó Montevideo Portal.

Sanguinetti salió al ruedo el martes pasado a través de un artículo publicado en su blog personal, en el que rechazaba la falta de movilización en Uruguay de las personas contrarias al proyecto de Matrimonio Igualitario. Recordando la multitudinaria movilización que se hizo recientemente en Francia, el representante de la Iglesia se preguntó porqué no se originaban movimientos similares en Uruguay.

Las respuestas desde el sistema político no se hicieron esperar y, en diálogo con Montevideo Portal, los legisladores Pereyra y Amado cuestionaron «la falta de autocrítica» de la Iglesia Católica e incluso apuntaron contra la institución por ser «una máquina de violar los Derechos Humanos». Ver nota relacionada

Este viernes, también a través de su blog, Sanguinetti recordó el Viernes Santo y afirmó que «ante los que me han respondido con acusaciones e insultos, en mí sólo cabe perdonarlos y pedir por ellos».

En respuesta a las apreciaciones de Pereyra, el obispo rechazó el argumento de que a la Iglesia Católica le falte autocrítica, señalando que «la Iglesia es la única institución que ha reconocido éstos y otros pecados de sus miembros: la autocrítica de la Iglesia está hecha y es permanente»

Además, sostuvo que se trata de «una agresión gratuita y fuera de lugar del diputado, porque para hablar de cada tema, no debo repasar toda la historia de errores propios y ajenos». Según Sanguinetti, el legislador del MPP «no es quién para desautorizar la opinión de nadie, sólo manifiesta su gran molestia, intolerancia y falta de respeto». En ese sentido, agregó que «si el señor diputado cumpliera con la regla que pretende imponer a un eclesiástico para hablar, él mismo, antes de hablar, tendría que reconocer todas las injusticias y más que a lo largo de la historia y en todo el mundo han hecho miembros de los grupos políticos que representa o con quienes está unido. ¡No ve que es absurdo!».

También se despachó contra las expresiones de Pereyra sobre su desconocimiento «de la sociedad y la familia». «Él no sabe qué conozco. Probablemente los lentes con que ve la realidad, crea que son los únicos. Es probable que no conozca tanto sufrimiento de las almas y de los corazones como conozco yo por ser sacerdote. Mejor que descalificar al otro, es escuchar razones. Se puede pensar distinto que él», escribió.

En referencia a las palabras de Fernando Amado, Sanguinetti afirmó que el colorado «no entró en razones y con particular desubicación atacó» al decir que la Iglesia Católica «ha sido una máquina de violar los Derechos Humanos durante toda su vida».

«El juicio gratuito y la ignorancia supina del señor diputado es un desplante totalmente fuera de lugar y por el cargo tiene en su partido más agraviante. Si el señor diputado no se ha enterado busque las veces que la Iglesia ha pedido perdón por errores y pecados», propuso Sanguinetti, pidiéndole a Amado que «relea lo que arriba le precisé a su colega».

En ese sentido, subrayó que «no creo que él cada vez que emita una opinión comience por pedir disculpas por los errores que ha cometido su partido en su breve historia, comparada con la de la Iglesia».

Montevideo Portal. www.montevideo.com.uy

 

Hay 1 Comentario.

Deja un comentario

*