9 Nov '13

Sociedad Uruguaya

El Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos define mejora de cobertura

“Dichosos los llamados a esta vocación, a esta profesión, porque al final lo único que nos queda es el recuerdo de los chiquilines que pasaron por nuestras aulas”, sostuvo la Consejera del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Maestra Teresita Capurro, al inaugurar la jornada de evaluación del Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos.

Durante la jornada los actores involucrados en el desarrollo del Plan –de todo el país- se abocaron a la valoración del trabajo realizado durante este año y al análisis del marco conceptual y la metodología de la transferencia en la expansión del proyecto, que depende del CODICEN.

El Plan se apresta a iniciar una nueva etapa de aplicación, en cuyo marco ampliará la cobertura actual, que desde hace dos años, atiende a adolescentes en riesgo de desvinculación educativa en 125 centros de todo el país.

El lanzamiento de la elaboración de las estrategias orientadas a mejorar el alcance de la propuesta, se concretó el sábado 9, desde las 9:30 horas, en el Hotel NH Columbia, con la participación del Presidente del CODICEN, Profesor Wilson Netto, la Consejera del Organismo, Maestra Teresita Capurro -coordinadora del Proyecto- y otras autoridades educativas y del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

En dicho encuentro, 35 Maestros Comunitarios del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), 70 Profesores Coordinadores Pedagógicos y Referentes del Consejo de Educación Secundaria (CES), 35 Educadores y Referentes del Consejo de Educación Técnico Profesional-Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP) y 100 Docentes Comunitarios del CODICEN, trabajarán en la planificación de futuras acciones, a desarrollar durante las fases 2013-2014 del proyecto.

ENFRENTAR SITUACIONES COMPLICADAS

Al habilitar la jornada de evaluación previa, Capurro dijo que la tarea de quienes trabajan en el Plan implica enfrentar diversas situaciones de vida “complicadas” de algunos de los preadolescentes que son el objetivo de los esfuerzos, para dar respuestas a sus necesidades y, al mismo tiempo, ofrecerles la posibilidad de abrir un camino propio hacia el futuro.

“Seguramente que Tránsito entre Ciclos Educativos no cambiará el mundo. Pero abre una brecha, establece una cuña, que tenemos que propiciar y contagiar. Sabemos que vamos a encontrar problemas, tenemos que apropiarnos del problema, y lo que tenemos que hacer es ir a la búsqueda de las soluciones”, subrayó.

La jerarca destacó la trascendencia de trabajar uniendo esfuerzos con otros organismos. “Tenemos que trabajar asociados con otros, porque creemos en la interinstitucionalidad y por eso tenemos aliados como el MIDES (Ministerio de Desarrollo Social)”, precisó.

En ese sentido, adelantó “como una buena nueva” el hecho que el Consejo de Formación en Educación “nos pidió” que en la carrera de Educadores Sociales, los estudiantes puedan hacer la práctica en los centros en los que se aplica el Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos.

“Tenemos que contagiar a los Educadores Sociales y nosotros contagiarnos de ellos, es decir, interactuar y potenciarnos. Porque la complejidad de los problemas que se enfrentan es tan tremenda, que parece que esos chiquilines están atrapados sin salida”, valoró.

Capurro consideró que en la mayoría de las situaciones que se atienden, la posibilidad que ofrece el Plan “es la única luz que tienen los chiquilines” para encontrar su camino.

ANTECEDENTES

Las líneas de desarrollo definidas por la ANEP para el quinquenio 2010-2015 enmarcan las principales acciones de política educativa. Se pone el énfasis en el impulso de mejora en la calidad y riqueza de los aprendizajes y de las acciones tendientes a evitar la desvinculación, el rezago y las dificultades para culminar los ciclos, que afectan especialmente a los estudiantes de sectores más vulnerables.

Las trayectorias escolares lineales de cada estudiante y, en particular, aquellas que presentan diferentes recorridos, que expresan discontinuidades y rupturas a los supuestos teóricos, son el centro de preocupación y atención del Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos.

Esta propuesta desarrolla, desde el año 2011, una metodología de trabajo para el acompañamiento de 6.000 alumnos en el pasaje de la Educación Primaria a la Educación Media Básica, basada en la coordinación con los diferentes actores involucrados. Esta metodología propia del plan se corresponde en diseño en tres niveles de intervención.

Por un lado, el nivel territorial, que está a cargo de los Equipos Permanentes de Docentes Comunitarios y el Referente Territorial de Programas del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). El nivel académico, desarrollado por la Unidad de Gestión Básica, integrada por representantes del CODICEN, del CEIP, del CES, del CETP-UTU y del MIDES.

Por último, el nivel político, atendido por la Comisión Política Técnica, integrada por representantes del CODICEN, de los Consejos Desconcentrados involucrados y la Dirección de la División Socio Educativa del MIDES.

Se practican coordinaciones horizontales, laudadas por consenso a la interna de cada nivel. En estas coordinaciones están implícitas, a la vez, las

coordinaciones tanto intra cuanto interinstitucionales.

GARANTIZAR SEGUIMIENTO

A nivel territorial estas instancias de coordinación son esenciales, ya que viabilizan y garantizan el seguimiento de cada estudiante desde sexto año

escolar hasta primer año de Educación Media Básica, en el que, además, se

ilumina el espacio invisible del período en el que ya egresaron de Primaria y aún no ingresaron a la Educación Media.

Los procesos educativos garantizan la inclusión social y son parte fundamental de los procesos de desarrollo humano y de construcción de ciudadanía.

En el Componente I del Plan, este trabajo innovador desarrollado desde su génesis e implementación, generó una serie de aprendizajes de relevancia para el acompañamiento de los estudiantes en sus trayectorias reales, en 25 localizaciones en todo el país.

Los Docentes Comunitarios, trabajando en base a una metodología común, aplicaron proyectos originales ajustados a las peculiaridades de cada territorio, con el objetivo de acompañar e incluir a los alumnos en las instituciones educativas. Esta modalidad de trabajo permitió acumular una serie de aprendizajes que se considera valioso transferir.

TRANSFERIR APRENDIZAJES

Por esa razón, con la idea central de transferir los aprendizajes desarrollados, se planifica el Componente II del Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos.

En ese sentido, se contempla la ampliación de la cobertura del Plan a 35 nuevos territorios. En dichos territorios, cada Consejo Desconcentrado cuenta con docentes de perfiles similares a los de los Docentes Comunitarios, que priorizarán esta línea de trabajo.

En el CEIP, los Maestros Comunitarios, en el CETP-UTU, los Educadores y los docentes de docencia indirecta y en el CES, los Profesores Coordinadores Pedagógicos y los referentes de Tránsito Educativo.

En ese aspecto, se propone que los docentes mencionados construyan espacios de reflexión, coordinación y articulación para promover y garantizar la continuidad de las trayectorias educativas. En un trabajo colaborativo, diseñarán “Proyectos de Acompañamiento a los Alumnos”, enmarcados en los Proyectos de Centro.

Estos proyectos serán orientados y monitoreados desde la Unidad de Gestión Básica en el Espacio de Coordinación Técnica, con los Coordinadores de los Programas involucrados de cada Desconcentrado: Programa de Maestros Comunitarios en el CEIP, Formación Profesional Básica en el CETP-UTU, Liceos con Tutorías en el CES.

La intención es lograr la generación de espacios de formación en servicio, en forma colaborativa y horizontal entre los Componentes I y II, promoviendo instancias de formación y actualización para construir, instalar y canalizar nuevos conocimientos y saberes que cumplan con los objetivos de las políticas educativas.

Síganos en: https://twitter.com/ANEP_Uruguay

 

Deja un comentario

*