5 Ene '14

Sociedad Uruguaya

Cuenca del Plata: Cinco países de la región trabajan para la gestión integrada y sostenible del agua

Uruguay, Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay llevan adelante el Programa para la Gestión Sostenible de los Recursos Hídricos de la Cuenca del Plata, que busca fortalecer la cooperación transfronteriza entre los gobiernos para garantizar la gestión de los recursos hídricos compartidos, de manera integrada y sostenible, en el contexto de la variabilidad y el cambio climático y capitalizando oportunidades para el desarrollo.

Este Programa Marco es una herramienta técnica de gestión que reconoce una visión común de los cinco países para incentivar el desarrollo sostenible, en escenarios de corto, mediano y largo plazo.

La cuenca del Plata: 3,1 millones de km2

Para manejar el territorio de una cuenca es necesario establecer acuerdos entre los estados que tienen todo o parte de su territorio en ella. La Cuenca del Plata es una de las más extensas cuencas del mundo. Cuenta con 3,1 millones de km2, ocupa la quinta parte del territorio de Sudamérica, abarcando el centro-sur de Brasil, el sudeste de Bolivia, una gran parte de Uruguay, todo el Paraguay y una extensa zona del centro y norte de Argentina.

Los ríos de la cuenca permiten conectar el sistema andino (ríos Pilcomayo y Bermejo) el centro del continente (ríos Paraguay y Paraná) y el centro este (río Uruguay). En total, viven en ese territorio más de 100 millones de personas. Los sectores de actividad, implicados propios de la cuenca son: agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura; minería; industria manufacturera; hidroelectricidad, gas y agua; construcción; transporte fluvial; y exportación e importación de bienes y servicios.

¿Por qué es tan importante la gestión compartida de esta cuenca?

Durante las últimas décadas se desarrollaron en la Cuenca del Plata varios proyectos a nivel transfronterizo, financiados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), los cuales consideran las temáticas principales de interés común a los cinco países identificadas en los años 70. La intervención humana aceleró la dinámica natural e introdujo desequilibrios ambientales que disminuyen la eficiencia de los esfuerzos de desarrollo.

En 2001 se identificaron los temas y problemáticas que deberían incorporarse al Programa Marco, y la preparación del mismo, respectivamente. Estas tareas tuvieron lugar entre 2002 y el 2005, año en el cual quedó formulado el Programa Marco de Acciones Estratégicas (PMAE).

El propósito del PMAE es apoyar a los gobiernos y a los demás actores sociales involucrados en la gestión de los recursos hídricos de la cuenca para obtener las herramientas institucionales y analíticas que permitan actualizar el Análisis Diagnóstico Transfronterizo y formular el Plan de Acciones Estratégicas de la cuenca, el cual se ejecuta en el período 2010-2015.

Escenarios críticos que atienden los cinco países

Las estrategias de acciones se basan en lograr una gestión del agua que sea socialmente equitativa y políticamente viable, para lo cual se identificaron aspectos críticos a trabajar: variabilidad y cambio climático; inundaciones y sequías; desarrollo agrícola, hidroeléctrico y navegación fluvial; biodiversidad en áreas húmedas y pesca; saneamiento ambiental de las ciudades; y navegación.

Para tratar estos aspectos se crearon grupos temáticos (con participación de ministerios de los cinco países) que trabajarán en la armonización legal e institucional; el sistema de toma de decisiones; la participación pública, comunicación y educación ambiental; el balance hídrico; la calidad del agua y contaminación; aguas subterráneas; ecosistemas acuáticos; degradación de la tierra; oportunidades para el desarrollo; escenarios hidroclimáticos; monitoreo y alerta.

Paralelamente se desarrollan cuatro proyectos piloto demostrativos en subcuencas compartidas con el fin de generar experiencias de gestión local e información para el Proyecto Programa Marco y tendrán un fuerte involucramiento de la sociedad civil organizada.

Los proyectos piloto son: I) Conservación de la Biodiversidad en el río Paraná (Argentina, Brasil y Paraguay); II) Sistema de Alerta Hidroambiental, Inundaciones y Sequías en la zona de confluencia de los ríos Paraguay y Paraná (Argentina, Brasil y Paraguay); III) Resolución de Conflictos de Usos del Agua de la cuenca del río Cuareim-Quaraí (Brasil y Uruguay) y IV) Control de la Contaminación y la Erosión de la cuenca del río Pilcomayo (Argentina, Bolivia y Paraguay).

A través de los proyectos piloto y el trabajo de los grupos temáticos, se desarrollará entre 2014 y 2015 la ejecución de acciones que permitan tener una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales y particularmente hídricos de esta porción del continente.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

 

Deja un comentario

*