Empresario procesado por maniobra fraudulenta con alimentos vencidos
4 Nov '14

Sociedad Uruguaya

Empresario procesado por maniobra fraudulenta con alimentos vencidos

La Intendencia de Montevideo frustró una millonaria maniobra con alimentos vencidos, 3.600 quilos de espinaca deshidrata cuya fecha de consumo había caducado y por tanto modificada, en una intervención que determinó el procesamiento del empresario, y la clausura de tres de sus depósitos.

La intervención se desarrolló durante el fin de semana, como parte de las acciones destinadas a “proteger la salud de la población”, informó este lunes la Intendencia de Montevideo.

El procedimiento comenzó cuando el Servicio Central de Inspección General controlaba la destrucción de 3.600 quilos de espinaca deshidrata vencida, que iba a realizarse en la Usina de Disposición Final de Residuos. La destrucción había sido dispuesta por el Servicio de Regulación Alimentaria.

El funcionario a cargo de la verificación sospechó de la existencia de una “maniobra fraudulenta”, por la cual se pretendía destruir otra mercadería en lugar de la intervenida.

Por ello se dio cuenta a la policía, tras lo cual en forma conjunta fueron inspeccionados tres depósitos utilizados por la firma que debía destruir el producto vencido (espinaca deshidratada).

Pésimas condiciones de higiene

Las inspecciones a los depósitos mostraron, por un lado “pésimas condiciones de higiene, que incluyeron rastros de roedores”, aseguró la Intendencia de Montevideo que no informó el nombre de la firma.

Asimismo, la comuna capitalina dio a conocer que en uno de los locales se incautó “una botella de anilina, presuntamente usada para teñir el producto que se quiso hacer pasar por espinaca, y de ese modo confundir a los funcionarios municipales. También se detectó una tolva para empaquetar”.

Muestras de dicha mercadería, “que a primera vista pareció semillín, fueron derivadas al Laboratorio de Bromatología de la Intendencia para su análisis”.

Asimismo, se denunció que en otro depósito se encontraron “las 154 cajas con el producto que debía ser destruido. Se observó allí una maniobra de reetiquetado de las cajas, que extendía un año la fecha de vencimiento del insumo”.

La Intendencia presentó la denuncia penal y la Justicia “procesó a una de las personas detenidas”, informó la IMM.

 

Fuente

Contenido: LR21.com.uy

Imagen: runrun.es

Deja un comentario

*