Una alternativa católica y otra evangélica ante polémica “Guía de Educación Sexual”
17 Ago '17

Sociedad Uruguaya

Una alternativa católica y otra evangélica ante polémica “Guía de Educación Sexual”

Iglesia Católica Educación SexualEl debate está instalado a partir de conocerse la polémica “Propuesta Didáctica para  el abordaje de la Educación Sexual en Educación Inicial y Primaria.”

A partir de allí varias fueron las voces de reprobación que se levantaron y hasta se concretó una nutrida concentración en las puertas del Ministerio de Educación y Cultura oponiéndose a la propuesta proveniente del gobierno.

Desde las comunidades organizadas de la Iglesia Católica, por un lado, y las evangélicas, por el otro, se consideró oportuno salir a la cancha y no solo oponerse, si no que, proponer alternativas ante la misma.

El pasado 15 de agosto, la iglesia Católica presentó “Aprender a Amar”, el primer curso online en la materia, participando el Cardenal Daniel Sturla, en la inauguración, así como las autoridades de la enseñanza, Pablo Caggiani, Héctor Florit, Rosita Inés Angelo e Irupé Buzzetti.

También participó del lanzamiento, la psicóloga argentina Liliana Oliveri, máster en comunicación familiar y principal autora de los manuales mencionados, los cuales se utilizan en más de 120 colegios de América Latina.

“No maximizamos las cosas: esta es nuestra propuesta, una más”, aclaró la psicóloga Olivieri al respecto del curso online.

Agregó que “en educación sexual no podemos quedarnos en Nacional-Peñarol, porque corremos el riesgo de pasar años discutiendo sin hacer nada”.

Para Irupé Buzzetti “está bueno que la Iglesia entienda toda la potencialidad de la educación sexual”.

El programa es un curso online de educación afectivo-sexual que se ofrecerá de forma gratuita y a través del portal web de la Iglesia católica de Montevideo. El curso estará basado en los manuales «Aprender a amar» de la editorial Logos, expresó la crónica del diario El Observador.

Durante la presentación, Sturla manifestó que la intención de la Iglesia es ofrecer, a través de este curso, su experiencia acumulada durante años en educación.

En diálogo con El Observador, Oliveri señaló que se trata de un curso de educación integral de la sexualidad, que incorpora otros ingredientes como el desarrollo corporal, intelectual, volitivo, afectivo y espiritual. Explicó que espiritual no quiere decir que se dicte catequesis, sino que refiere al desarrollo espiritual del ser.

Según informa la Iglesia católica en su página web, el curso constará de nueve módulos temáticos. Cada uno tiene entre tres y cinco videos de aproximadamente 15 minutos de duración, así como lecturas complementarias. El curso contará también con un foro para intercambiar dudas y realizar consultas a los moderadores.

El comienzo de los cursos dependerá de la configuración de los cursos. Se destacó que las instituciones que inscriban a sus cuerpos docentes, tendrán prioridad para iniciarlo.

A la presentación asistieron los tres consejeros Primaria, institución que recientemente lanzó una guía de educación sexual para maestros, la cual ha recibido críticas y cuestionamientos desde diversos sectores, entre ellos la Iglesia católica. También estuvo Álvaro Vázquez, hijo del Presidente Tabaré Vázquez y Rosita Inés Angelo del Codicen.

Evangélicos

También se expidió y dirigió una petición a las autoridades del Codicen, la Comisión de Representatividad Evangélica del Uruguay (CREU), fundamentando sus discrepancias.

La CREU propone:

  1. Se desista del uso en los Centros Educativos, así como en la Formación Docente, de la “Propuesta Didáctica para el abordaje de la Educación Sexual en Educación Inicial y Primaria.”
  2. Sean retirados de  circulación los ejemplares impresos y en formato digital de la misma.
  3. Se realice una nueva Propuesta Educativa de Sexualidad que contemple los elementos expresados anteriormente, que esta sea objetiva, basada en el rigor científico, que integre realmente a la comunidad de padres, profesionales y educadores que reflejen la pluralidad de ideas y cosmovisiones del estrato social de nuestra nación.

Particularmente y entendiendo que la “construcción de ciudadanía” es tarea de todos los actores, nos negamos a ser desestimados, marginados o discriminados como colectivo social y ofrecemos desinteresadamente el apoyo para la discusión y elaboración de contenidos, a profesionales capacitados que se desarrollan y desempeñan en áreas de educación y formación docente, salud, psicología, derecho, comunicacional, gráfica, social, psicopedagógicas, y otras, siendo parte de nuestro colectivo, a los

efectos pertinentes.

Por el Consejo de Representatividad Evangélica del Uruguay (CREU):

Firman el Presidente Roberto Mairena y el Secretario Danilo Bartkevicius.

Fuente Imagen: Iglesia Católica de Montevideo.

Deja un comentario

*