4 Jul '06

Sociedad Uruguaya

Paolo Montero: ahora, defendiendo la vida

El futbolista uruguayo Paolo Montero viajó recientemente a Italia a visitar a su ex compañero de la Juventus Gianluca Pessotto, quien intentara suicidarse arrojándose del techo del club.

«No quiero ser antipático, pero no se está cerca de un amigo para después ir a contarlo, son cosas que deberían permanecer a nivel privado», afirmó en el diario italiano La Repubblica, informa AP.

Un médico contó que el ex jugador de la Juventus entra cada día a la pieza de Pessotto y se sienta a su lado durante unos minutos. «Apenas pronuncié al paciente el nombre de Montero, Pessotto manifestó, en el marco de lo que él puede expresarse, una gran alegría de verlo», expresó el médico del reparto de reanimación, Pierpaolo Donadio.

Al conocer las palabras del médico, Montero dijo que eso «me llena de orgullo. Estoy seguro de que él habría hecho lo mismo por mí. Entre nosotros siempre hubo una relación muy estrecha».

«En los camarines de Juventus, era uno que me criticaba hablándome de frente, cuando me equivocaba, cuando a lo mejor había exagerado, él se alzaba y me lo explicaba claramente. Así entiendo la amistad: claridad y sinceridad. A Gianluca le acepté siempre todas sus críticas», declaró.

Gianluca Pessotto permanece en coma inducido, luego de varias intervenciones quirúrgicas por las numerosas fracturas sufridas al lanzarse desde el techo de la sede del club Juventus. El jugador de 36 años había colgado hace poco los botines, asumiendo como dirigente de la Juve. Al parecer sufría una fuerte depresión.

Acerca de esta depresión, Montero dijo que «todos mis compañeros que han dejado de jugar, me han dicho que es muy duro, a lo mejor el error es no prepararse con anticipación».

«Nadie debería avanzar hipótesis porque solo lo sabe él que le sucedió. Los amigos no deben juzgar, los amigos deben estarles cerca», agregó. Cuando le preguntaron cuánto tiempo se quedaría, manifestó » hasta cuando Gianluca lo necesite. Quiero verlo estar bien, tengo deseos de hablar con él».

Deja un comentario

*