1 Abr '07

Sociedad Uruguaya

AEBU quiere tratar crisis de Caja Bancaria con Vázquez

La Asociación de Empleados Bancarios (AEBU) “tiene dudas” de que el proyecto de reforma de la Caja Bancaria impulsado por el Ministerio de Economía (MEF) “refleje el pensamiento del presidente de la República”, Tabaré Vázquez, por lo cual el sindicato tendrá “que ir a hablar con él en un momento decisivo” que se avecina para el futuro de la entidad previsional.
Así lo enfatizó este 29 de marzo de 2007 el presidente de AEBU, Gustavo Pérez, en un mitin organizado frente a la ocupada Cooperativa Policial de Ahorro y Crédito (Copac) y en el marco de un paro que afectó a todo el sistema financiero.

Antes de asegurar que “la batalla” por la restitución de un empleado –y delegado sindical– despedido en enero por esa institución está “ganada”, en virtud de que “la lucha paga y el sindicato sigue adelante”, Pérez puntualizó que AEBU continuará respaldando la ocupación en Copac.

“No nos vamos hasta que sepamos que no hay discriminación” antisindical en esa firma ni en “ninguna” institución financiera de plaza. “Nos vamos” sólo cuando haya “garantías” para el “trabajo” y el “respeto” a la actividad gremial, adelantó el dirigente ante una nutrida concurrencia de trabajadores y jubilados bancarios que llenaron la cuadra de Yaguarón comprendida entre Paysandú y Cerro Largo.

Las palabras de Pérez hicieron blanco sobre algunas de las principales definiciones del Poder Ejecutivo.

Previamente a la alusión al posicionamiento de Vázquez sobre el proyecto del MEF para la Caja, que arroja “el 90%” de su financiación “sobre las espaldas” de los pasivos –en lo que valoró como “una expropiación”–, el sindicalista recordó que en ese plan “falta un actor: las empresas” que integran el sistema financiero.

Estas registraron durante su último ejercicio “interesantes ganancias” que ascienden a “230 millones de dólares”, por lo que una parte de la solución para el instituto previsional bancario pasa por “gravar la actividad financiera”.

Los bancos constituyen “el tercero en discordia” de la discusión, que está siendo “beneficiado por la reforma tributaria”. El sector financiero “no puede tener otro beneficio” basado en la ausencia de aportes financieros de sus empresas, demandó Pérez.

La incorporación de un “gravamen” a las operaciones financieras “permitirá que Copac” y otras firmas de menor porte que los bancos tengan a “los trabajadores” aportando a “la Caja”.

“Que los bancos que ganan más paguen más”, exigió Pérez en nombre del sindicato más fuerte e influyente del país, que no obstante su perfil ‘moderado´ está aplicando el trancazo gremial más firme recibido hasta ahora por el gobierno.

AEBU va “a reclamar” la instrumentación de esa posibilidad porque “sobre bases” como las ofrecidas desde Economía “no se puede discutir”.

Cuando Pérez se refirió a lo negativo del peso que la iniciativa oficial descarga sobre los pasivos bancarios, evaluó que la misma carece de “equilibrio”.

Fuente: Diario El Observador.

Deja un comentario

*