13 Abr '07

Sociedad Uruguaya

Cambios en atención ocular originaron 1700 intervenciones

Un total de 1.700 pacientes optimizaron su calidad de vida por medio de intervenciones quirúrgicas en el marco del Programa «Nos tenemos que ver» entre Cuba y Uruguay.

«Verano Solidario» constató que el 23% de los niños de escuelas de contexto crítico poseían patologías oculares que fueron solucionadas a través de convenios entre organismos públicos y privados.

El restablecimiento de las relaciones entre los Gobiernos de Cuba y de Uruguay el 1º de marzo de 2005, permitió mediante un acuerdo marco la integración de nuestro país al proyecto «Operación Milagro» a través de los Ministerios de Salud Pública (MSP) y de Desarrollo Social (MIDES).

A partir de ese ofrecimiento comienza en octubre de 2005 en nuestro país el Programa «Nos tenemos que ver» con envío a la República de Cuba de pacientes para realizarse fundamentalmente cirugías de cataratas.

A diciembre de 2006, y luego de completados 25 viajes a Cuba, 1.700 pacientes ya se encuentran restablecidos de intervenciones quirúrgicas con resultados excelentes y con pronósticos muy buenos que significan la resolución de patologías para personas que tenían varios años en listas de espera en hospitales públicos para ser operados.

En primer término, esta asistencia representó avances en un derecho fundamental para todos como la salud y concretó la nueva reinserción social y laboral de personas que dependían de la facultad de ver correctamente para lograr un trabajo digno.

El Coordinador de Salud y Alimentación del MIDES, Gerardo Lorbeer, al realizar un balance de la gestión efectuada del programa de emergencia sanitaria sostuvo que fueron fundamentales las coordinaciones con el MSP y con las divisiones de salud de las Intendencias Municipales para ir desarrollando distintos subprogramas y proyectos.

La planificación de atención a pacientes se inició en el año 2005 y se continuó en el 2006 con el descubrimiento de una cantidad muy importante de personas con patologías oculares mayor al previsto y fundamentalmente por causas que eran reversibles quirúrgicamente como el tema cataratas.

Autoridades del MIDES, constataron que muchos de los Protagonistas habían caído en la indigencia por pérdidas laborales importantes debido a la disminución de la agudeza visual.

En ese sentido, hubo casos de chóferes profesionales que no pudieron renovar su libreta de conducir, situación que les obligó a perder su trabajo el cual era el sustento de sus hogares.

La logística desplegada por el MSP y el MIDES, constituyó para ambas Secretarias de Estado, un desafío y el fortalecimiento de sus actividades de coordinación respecto a la organización de los viajes para los pacientes, los médicos de Salud Pública y los coordinadores que les acompañaban.

Esta situación significó una importante experiencia en cuanto a la convivencia de estos grupos, que al principio de la gestión estaban compuestos por 25 a 30 compatriotas que viajaban a Buenos Aires para luego continuar hacia Cuba. Luego se transformaron en grupos de 100 pacientes en cada viaje a los cuales un avión los transporta directamente desde el Aeropuerto Internacional de Carrasco.

La mayoría de los pacientes que estaban en lista de espera en Hospitales Públicos de nuestro país ya fueron operados, a pesar de que no todas las nóminas iniciales fueron proporcionadas a las autoridades del MIDES.

Los casos nuevos que aparecieron no estaban en lista de espera, algunos de ellos ya estaban diagnosticados y no necesitan urgencia quirúrgica.

En ese contexto, a nivel nacional, tanto en el sector público como en el privado, se siguen realizando cirugías sin tener una resolución sobre todos los nuevos casos, especialmente aquellos afectados por cataratas.

También, se llevaron a cabo algunas propuestas que surgieron a partir de «Operación Milagro» y del debate que originó el tema patologías oculares y su significación al momento de querer desarrollar una vida con salud plena en cualquier condición socioeconómica.

En ese contexto, se firmaron convenios entre MIDES, MSP, Intendencia Municipal de Montevideo, BPS, ANCAP, y una Clínica Oftalmológica privada que llevan adelante un consultorio móvil que comenzó a realizar pesquisas en las escuelas de contexto crítico.

A partir del verano solidario de enero de 2006 se constató que entre un 20% y un 23% de los niños que están cursando primaria tienen patologías oculares y un gran porcentaje de ellos requería lentes para tener una visión adecuada para su vida de relación, pero también para estar preparados para su etapa educativa.

A través de diferentes convenios durante todo el año 2006, se lograron incorporar los lentes que se necesitaban para esos niños, y este año se continúan las revisaciones oculares a nivel de enseñanza primaria.

Para este año, la expectativa del MIDES en cuanto a temas sanitarios es lograr una mayor articulación y consolidar las coordinaciones con el MSP en el desarrollo del Primer Nivel de Atención de Salud frente a la puesta en marcha y consolidación del Sistema Integrado de Salud.

El objetivo es potenciar cambios cuantitativos en atención médica, en modelos de gestión y prolongar en el tiempo las articulaciones y coordinaciones entre los programas salud bucal, ocular, entre otros, para beneficio de las personas que integran el Plan de Emergencia y que son objetivo del Plan de Equidad.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

Deja un comentario

*