27 Sep '07

Sociedad Uruguaya

Lepra y DVB: Era lo que Uruguay necesitaba para industria de contenido y cultura

El próximo 1º de octubre de 2007 y por una veintena de días, Uruguay realizará la primera demostración de la TV abierta digital como forma de acelerar las decisiones que permitan avanzar «las posibilidades para que nuestra gente del mundo de los contenidos y del software pueda interactuar en el universo del ´middleware´ y eventualmente, llegado el caso, del hardware».
El anuncio fue efectuado en el Parlamento el pasado miércoles 12 de setiembre por el
subsecretario de Industria, Energía y Minería Martín Ponce de León al explicar la decisión del gobierno uruguayo a favor de adoptar la norma DVB en el sistema de televisión digital.
«En esta etapa se me viene a la cabeza el Plan Ceibal. No es lo mismo subirse a un tren en el que ya hay muchos que lo han desarrollado, porque más allá de que nosotros lo podamos hacer con intensidad, llegamos a algo que ya está funcionando. Ahora queremos tratar de pensar en usar lo que tenemos de crédito por haber sido los primeros en resolver, tratando de abrir las posibilidades para que nuestra gente del mundo de los contenidos y del software pueda interactuar en el universo del «middleware» y
eventualmente, llegado el caso, del hardware», dijo Ponce de León ante la Comisión de Industria, Energía, Comercio, Turismo y Servicios.
Por tanto, «a eso vamos. Ahora hemos hecho hincapié y estamos preparando lo que va a ser la primera demostración -el 1º de octubre comienza en definitiva- de TV abierta digital. Esto va a durar una veintena de días y trataremos de que muchos de los potenciales desarrolladores de avances lo conozcan y lo vean, buscando justamente esa dinámica en la que no es lo mismo ingresar ahora que después».
El ministro Jorge Lepra consideró que Uruguay adoptó la norma DVB porque «era la que ofrecía lo que Uruguay necesitaba, es decir, promocionar su industria de contenido, sus aspectos culturales. Se adoptó la norma DVB por su difusión en el mundo, ya que fue adoptada por, aproximadamente, cien países, frente a cinco que optaron por la ATSC americana y a dos que eligieron la japonesa».
También influyeron en la opción, agregó, «el carácter de norma abierta, el uso de software abierto, la compatibilidad con las tecnologías usadas en nuestro país y, muy fundamentalmente, las oportunidades de desarrollo que significaba para actividades productivas del Uruguay, entre las cuales se destaca la creación de contenidos, pero también, como señalaba el senador Abreu, de ´middleware´ y hardware».

Industria cultural

La presidenta de Antel, María Simon estimó que hemos comprobado que en el Uruguay existe muy buena potencialidad para industrias culturales. Aquí hay buenos libros, buena música, buenas películas y buen cine. En este momento, ANTEL no está usando televisión digital, pero muchos contenidos uruguayos están disponibles en Internet, incluyendo canales de televisión, radios, etcétera». «Tal vez esto no sea tan conocido dentro del país como lo es fuera, pero ocurre que hay miles de usuarios, de uruguayos en el exterior, que se comunican continuamente por este sistema. En función de esto, debo decir que los contenidos uruguayos prometen, al igual que el software
uruguayo», sostuvo Simon.
La jerarca agregó que «este sistema puede traer aparejado un cambio cultural asociado a la mayor interactividad y al uso del televisor doméstico para acceder a otra información. Se está manejando la posibilidad de acceder a algunas páginas especiales de Internet a través de los televisores domésticos, lo que es sumamente importante, porque sólo hay computadoras en un 20% de las casas de Uruguay, mientras que televisores hay en más del 99%».
Asimismo, «es de hacer notar que existen cableoperadores que no deben pedir permiso a nadie, porque usan el sistema europeo, que es un medio de transmisión cerrado que no afecta a otros porque no usan espectro radioeléctrico. El sistema europeo ha resultado más práctico para los cableoperadores».

Inclusión social

Para el presidente de la URSEC, León Lev «aspiramos a que con la televisión digital se creen condiciones reales para que en un régimen de competencia no tengamos más de lo mismo, sino que haya una oferta cultural con un contenido de inclusión social que garantice a la ciudadanía el acceso a la televisión».

Fuente Imagen: http://www.puntolatino.ch

Deja un comentario

*