18 Dic '07

Sociedad Uruguaya

Hay 1.213 niños menos en las calles en área metropolitana

Según un informe de INAU y el Mides, se redujo en un 40% la
cantidad de niños y adolescentes en situación de calle en Montevideo y en el área
metropolitana. Personal especializado de ambos organismos, con apoyo de 311
voluntarios, realizó el relevamiento entre el 12 y el 16 de noviembre.


Informe. El relevamiento de niños en situación de calle
fue presentado este lunes 17 de diciembre de 2007.

El documento «Relevamiento para dimensionar la cantidad
de niños, niñas y adolescentes en situación de calle» fue presentado ayer
por el presidente del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU),
Víctor Giorgi, el director de dicho organismo, Jorge Ferrando, y el director de
Infamilia, Julio Bango. Para su realización se tomó como modelo el estudio de
Gurises Unidos de mayo de 2003.

Técnicos y voluntarios llevaron a cabo el relevamiento, en
tres turnos, a mediados del pasado mes.

Menos en las calles

El informe señala que actualmente hay 1.887 niños, niñas y
adolescentes en situación de calle en Montevideo y el área metropolitana. Si se
comparan estos resultados con los de 2003, se redujo el número en un 40%. Del
relevamiento nocturno surge que en el horario de 12.00 a 2.00 se observaron
73 menores, mientras que de 4.00
a 6.00 hubo 38.

En la población relevada existe un predominio del sexo
masculino. En los tres horarios, la proporción de varones fue superior al 80%.
Por otra parte, a medida que avanza el horario, la presencia de niños menores
de 6 años tiende a disminuir y la proporción de adolescentes se hace más
notoria. En la tarde y en la noche hay una mayor cantidad de menores de 13 a 17 años en las calles
(47% y 73% respectivamente).

Modalidades y zonas

En lo que tiene que ver con las actividades que realizan
estos menores en situación de calle, existe un predominio de la mendicidad
directa, la recolección y el hurgado, el deambular y la recreación.

En el turno matutino las estrategias que se destacan son las
vinculadas con residuos; cuatro de cada 10 niños realizan estas actividades
(25% hurgan y 15% recolectan). En la noche, un cuarto de los menores (24%)
deambula, y un quinto realiza actividades vinculadas con residuos. En contraste
con lo que ocurre en los otros turnos, en la noche un 18% duerme. Otro dato
significativo es que tanto en la mañana como en la tarde los niños y
adolescentes de la calle suelen estar solos o con otros pares.

En cuanto a su distribución geográfica, aproximadamente uno
de cada cuatro menores se encuentra en las zonas 1(Ciudad Vieja, Centro,
Cordón), 2 (Palermo, Parque Rodó, La Comercial, Aguada, Parque Batlle, Pocitos) y 3
(Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Malvín y Carrasco).

Por su parte, en el área metropolitana de Canelones se
concentra prácticamente un 10% de los casos del turno matutino y casi el 20% de
los del vespertino.

Opiniones calificadas

Con respecto al informe, el director de Infamilia, sociólogo
Julio Bango, dijo que fue realizado por personal capacitado «que demostró
profesionalidad». Agregó que la investigación se basó en la técnica de
relevamiento mediante la observación. «De esta manera se evitaban
problemas o riesgos que el contacto puede ocasionar. Es una buena noticia para
la sociedad que se haya reducido el número de menores en calle; pero nosotros
ponemos el acento en los que hay actualmente», finalizó.

Luego de la presentación del documento, el presidente del
INAU, psicólogo Víctor Giorgi, destacó a LA REPUBLICA que además de
reducirse en un 40% la presencia de menores en situación de calle, en
comparación con 2003, las estrategias que se vienen aplicando desde el conjunto
del gobierno están dando sus resultados.

Giorgi señaló que preocupan por igual los menores que ya no
se encuentran en situación de calle. «No quiere decir que ya no sean
prioridad; si el que salió no es atendido va a regresar a la calle o a otra
estrategia de supervivencia. El tema calle es una decantación del fracaso de un
montón de mecanismos sociales», agregó. Además, manifestó que el informe
no permite relevar a los menores que delinquen o se prostituyen en la calle.

Consultado sobre el trato que le dan los medios al tema,
sostuvo que algunos manejan una política sensacionalista que presenta al chico
como una amenaza para la sociedad. «A veces muchos medios de comunicación
dificultan nuestra tarea, pero vivimos en un país democrático», graficó.

Para el presidente del INAU, la sociedad puede también
contribuir con la mejora de la situación de los niños de la calle. Opinó que a
la gran mayoría les preocupa el tema, pero exigen al Estado sin darse cuenta de
que ellos también pueden colaborar. «Hay gente que les tiene un fuerte
rechazo; los estigmatizan y discriminan», finalizó.

Fuente: Diario La
República. http://www.larepublica.com.uy

Deja un comentario

*