27 Abr '08

Sociedad Uruguaya

Uruguay apela a flexibilidad española con inmigrantes

Uruguay busca recrear las condiciones de
«benevolencia» con que el gobierno español ha tratado a nuestros
inmigrantes. Para el gobierno, la situación de no admisión ahora no es tan
crítica: los rechazados son el 0,5% de los que entran a España.

Así lo da cuenta este 22 de abril Colonia Digital.

Ahora, el gobierno piensa convocar a la Comisión Binacional
que negocia las condiciones de ingreso a España buscando «reeditar»
la política de «buena voluntad» y «benevolencia» con que se
ha tratado a los uruguayos. Según cifras oficiales, de un total de 10.650
personas que se presentaron ante las autoridades españolas para la regularización
de indocumentados al amparo de la ley de Extranjería, lograron hacerlo 9.657,
en tanto hubo sólo 494 solicitudes denegadas, informó en el Parlamento el
canciller Gonzalo Fernández, que se reunió el jueves 17 con la comisión de
Asuntos Internacionales de Diputados para analizar varios asuntos relativos a
su cartera.

«La cosa no ha funcionado tan mal en los hechos, porque
si solo tenemos 0,49% de uruguayos inadmitidos en el total de inadmitidos en
territorio español y si hemos logrado regularizar 9.657 radicaciones sobre casi
diez mil, quiere decir que ese mecanismo ha funcionado», opinó Fernández,
según consta en la versión taquigráfica de la reunión de esa comisión.

Sin embargo, en lo que va del presente año las cosas han
cambiado para los uruguayos que llegan a España. «En estos primeros meses
del año, el número de inadmitidos uruguayos ha crecido un poco; quizás no en
forma alarmante, pero ha crecido, quizás por un mayor rigor de las exigencias
y, probablemente, también porque los viajeros no cuentan o las agencias de
viajes no proporcionan información suficiente sobre cómo se debe ingresar o
munido de qué elementos se debe ingresar a territorio español», advirtió
el canciller.

LA «VISTA GORDA». Fernández dio cuenta de que es
partidario de seguir la vía diplomática para mejorar las condiciones dadas por
la aplicación fría de la norma jurídica porque al país es «lo que mejores
réditos dio», explicó.

En la reunión proyectada, adelantó que se tratará de
«flexibilizar la situación» y de «volver a la política de buena
voluntad», lo que definió como «la política de la vista gorda, que
imperó en el pasado», sostuvo.

El canciller anunció además que la Dirección General
para Asuntos Consulares y Vinculación (el llamado Departamento 20), a cargo del
embajador José Luis Remedi, intenta ver cuántos uruguayos más existen radicados
en España que no se presentaron a la regularización.

Fuente: Colonia Digital. http://www.coloniadigital.com

Deja un comentario

*