26 Jun '08

Sociedad Uruguaya

Ministra Simón: La solidaridad debe ser aprendida para ser un buen ciudadano

Se realizó este 26 de junio de 2008 la entrega del Premio Nacional de Educación Solidaria 2007, cuya finalidad es premiar los proyectos realizados por las escuelas y liceos participantes, referentes a complementar programas de asistencia a la Emergencia Social y colaborar en la participación ciudadana, incorporando herramientas al sistema educativo para solucionar problemas relacionados con la situación de pobreza y exclusión social.

El programa «Aprendiendo juntos. Fortalecimiento de la Educación y de la Comunidad a través de Acciones de Aprendizaje-Servicio», fue iniciativa del Centro de Voluntariado del Uruguay (CVU) con el apoyo del fondo Especial de Japón para la Reducción de la Pobreza a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La ejecución de este programa se realizó coordinadamente con la oficina especializada de Educación del Ministerio, el Consejo de Enseñanza Primaria y el Consejo de Educación Secundaria, tomando como base de implementación a 10 escuelas y 10 liceos del Área Metropolitana.

A partir de esa experiencia y en acuerdo con el MEC, se instauró el Premio Nacional Educación Solidaria, en el que participaron además de las 20 instituciones incorporadas al programa otras 10, que respondieron a una convocatoria realizada para el año 2007.

Con motivo de la entrega de ese Premio, se realizó una conferencia de prensa en el MEC, con la participación de la Ministra de Educación, María Simón, el titular Nacional de Cultura, Luis Garibaldi, el Embajador de Japón, Masami Takemoto y el representante del BID, Juan Taccone. También asistieron alumnos y docentes de las instituciones ganadoras, quienes brindaron sus testimonios sobre los trabajos realizados.

El objetivo de esta iniciativa, es complementar los programas que atienden la Emergencia Social, agregando otras herramientas al sistema educativo para colaborar en el desarrollo de la participación ciudadana, el liderazgo y la responsabilidad para solucionar problemas relacionados con la situación de pobreza y exclusión social.

También apunta a desarrollar en los estudiantes y sus comunidades, capacidades para que mejoren sus condiciones de vida por medio de su propio esfuerzo, a través de la incorporación al sistema educativo de la metodología Aprendizaje-Servicio. Por otra parte, se aspira a favorecer la articulación entre la comunidad educativa, las organizaciones sociales y los organismos gubernamentales para atender los problemas locales.

El Embajador de Japón comenzó la oratoria resaltando la satisfacción que le representa a su país, participar en este tipo de proyectos.

A continuación, el representante del BID destacó la importancia de este proyecto porque colabora en la formación de los niños y jóvenes como ciudadanos por medio del trabajo solidario y apoyo al resto de la comunidad.

Por su parte, el titular de Educación, Luis Garibaldi, agradeció la adhesión y el apoyo de Japón y el BID y felicitó a las instituciones ganadoras, que obtuvieron como premio viajes a Piriápolis, Colonia y Montevideo (en el caso de las instituciones del interior del país).

Resaltó cuatro puntos clave de este proyecto, que también se han tenido en cuanta en la elaboración de la nueva Ley de Educación. En primer lugar, que este aprendizaje o formación se hace en contacto con la realidad, mediante el cual los jóvenes aprenden y logran transformarla. Es una formación que vincula lo teórico con lo práctico, porque se aprende no sólo de lo que se estudia en los libros sino de lo que se hace. En tercer lugar, destacó que son proyectos a nivel de centros, no de clases, y finalmente que se revaloriza el concepto de solidaridad, punto clave en los momentos en que vive el país.

En otro orden, informó sobre el lanzamiento del Premio 2009 a nivel nacional. Para informarse al respecto los interesados podrán remitirse al Portal del MEC donde estarán publicados los trabajos anteriores y los requisitos. Por esta vía también se realizarán encuentros virtuales y foros.

Finalizando el acto, la Ministra María Simón recalcó la importancia que tiene en la educación, el aprender, porque para el Ministerio, según dijo, es fundamental reconocer que lo más importante es el aprendizaje más que la enseñanza. A su entender, existen diferencias entre lo que se enseña y lo que se aprende, y la solidaridad es una de las cosas más significativas que deben ser aprendidas para convertirse en un buen ciudadano.

Otro elemento al que hizo referencia, fue la jerarquización del centro educativo, que debe estar abierto a todas las personas que estén interesadas en el fenómeno educativo. En cuanto al proyecto en sí mismo, destacó la autogestión de los estudiantes y docentes y los encuentros mantenidos con los vecinos, porque ese tipo de cosas son las que enriquecen a las personas, subrayó.

Deja un comentario

*