3 Feb '09

Sociedad Uruguaya

El milagro no se dio y Peñarol se despidió de la Copa

Peñarol e Independiente de Medellín igualaron 0-0 en el Centenario el martes 3 de febrero y los carboneros se despidieron de la Copa Libertadores tras perder la llave por 4-0.

La misión era prácticamente imposible: remontar un 4-0 obtenido en el partido de ida en el que Independiente de Medellín goleó a los mirasoles de local. La posibilidad de que se diera un milagro en el Centenario, la mística copera del club y la ilusión de ver su cuadro avanzar en el principal certamen continental hizo que los hinchas aurinegros coparán la Ámsterdam y gran parte de la Olímpica, consignó el diario El Observador.

El carbonero salió decidido a buscar el empate pero se encontró con una doble línea de cuatro cafetera que no le permitió llegar al arco. Para peor, en las veces que pudo lastimar, la delantera se encontró con el golero paraguayo Aldo Bobadilla que desde el primer minuto se mostró ágil y atentó.

La más clara la tuvo Carlos Bueno luego de que fuera habilitado en buena forma y parará el balón en el área para definir de globito. Su tiro se fue apenas alto.

Por su parte, el equipo visitante cedió el balón y trató de congelar el partido en cada interrupción. A través de tiros libres de larga distancia inquietaron al golero Pablo Cavallero que volvió a mostrarse inseguro dando un rebote que pudo costarle caro.

Las ganas y la ansiedad eran contraproducentes para los carboneros a la hora de atacar. Jugadores de pie fino -como Richard Núñez- se mostraban imprecisos y apurados a la hora de pasar la pelota.

En la segunda mitad, los dirigidos por Julio Ribas salieron con una mayor intensidad a buscar los goles pero nunca encontraron el camino. El arma utilizada fueron los centros pero las cabezas de los zagueros visitantes y los puños de Bobadilla rechazaron todos los ataques.

Para peor, los delanteros carboneros estuvieron sin puntería -y sin fortuna- a la hora de definir. José María Franco remató en el área chica y su remate se desvió y pegó en el palo y luego el zaguero Gerardo Alcoba, desde la misma posición, falló una situación inmejorable.

Independiente de Medellín se cerró cada vez más en su zona, el golero guaraní se convirtió en la figura de la cancha al tapar todo lo que llegó a su arco y el encuentro se cerró sin goles.

El milagro no llegó, el fuego sagrado no apareció y Peñarol se despidió de la Copa Libertadores tras disputar una llave en la que pagó caro sus errores en el partido de ida en tierras cafeteras.

Alineaciones:

Peñarol: Pablo Cavallero – Danilo Asconeguy, Gerardo Alcoba, Darío Rodríguez, Jonathan Píriz – Julio Mozzo, Maximiliano Bajter (Fernando Correa, 61) – Antonio Pacheco, Richard Núñez, José María Franco y Carlos Bueno. DT: Julio Ribas.

Independiente de Medellín: Aldo Bobadilla – Samuel Vanegas, Juan David Muriel, Andrés Ortiz – Iván Corredor (Carlos Hidalgo, 86), Juan Ortiz, Jair Benítez, John Restrepo – Isidro Candia (William Arboleda, 83)- Jackson Martínez y Diego Cabrera (Luis Arias, 73). DT: Santiago Escobar.

Fuente: Observa. http://www.observa.com.uy

Deja un comentario

*