13 Abr '09

Sociedad Uruguaya

4.000 uruguayos aprendieron a leer y escribir en 2 años

Según cifras del año 2006, en nuestro país unos 11.700 adultos eran analfabetos y luego de la implementación del programa educativo llevado adelante por el gobierno, denominado «En el país de Varela: yo sí puedo»,  más de 4.000 adultos se alfabetizaron y el objetivo de los 200 maestros para este año, es alfabetizar los 3.000 adultos que restan.

Juan Rodríguez es camionero y hasta el año 2006, no sabía leer o escribir. Por su experiencia e intuición conocía las distancias, los carteles de pare, o de ceda el paso, pero no los leía. Cuando comenzaba un nuevo recorrido, necesitaba la asistencia de un compañero de ruta para memorizar el camino, pues los anuncios en la carretera o los mojones no le decían nada.

Al llegar a sus destinos firmaba remitos, recibos, contratos o inventarios cuyo significado sólo conocía cabalmente el dueño del trámite. Esto se repetía cada vez que viajaba, dentro y fuera del país. No sabía leer o escribir porque dejó la Escuela a sus ocho años, para acompañar a su madre y abuela de Artigas a Montevideo, para trabajar en la actividad de su familia. Eran lavanderos que acondicionaban la ropa de los cuarteles en la zona donde vivía.

Esta limitación afectaba mucho más que el campo laboral. Juan está casado con Marina Carrasco y tiene tres hijos. Juan no podía colaborar con las tareas que sus hijos traían de la Escuela. No podía leerles un cuento al dormir. En 2006 y a raíz del lanzamiento del programa En el país de Varela: yo sí puedo, Juan Rodríguez decidió apuntarse y dejar su limitación atrás.

Juan manejó su vergüenza, uno de los principales problemas para la integración con sus nuevos compañeros de aula y su progreso académico. Su maestra, María del Rosario Etchamendi, junto a sus compañeros, alentaron su participación y su crecimiento, lo que permitió desplegar las capacidades de Juan, en clase y en su vida particular. Ahora, su familia nota que su padre y jefe de hogar se involucra en aspectos antes vedados, como la organización de las cuentas o los deberes de la Escuela.

Aún restan alfabetizar a 3.000 uruguayos. Los 200 maestros capacitados en la tarea, que comenzaron sus actividades en abril, pretenden repetir la historia de Juan Rodríguez para que finalmente, completen sus estudios en la Enseñanza Primaria.

Deja un comentario

*