13 Abr '09

Sociedad Uruguaya

Trabajadores y gobierno acuerdan plan de reactivación laboral

Tras reunión en el marco del Gabinete Productivo, con empresarios y trabajadores, el Ministro Daniel Martínez afirmó que «el Gobierno no pretende ser el dueño de la verdad». Como consecuencia, la Cámara de Industrias, el PIT-CNT y distintos sectores desarrollaron y plantearon al Gobierno medidas específicas, que serán colectivizadas dentro de 15 días, mediante el armado de una agenda que permitirá el comienzo de intercambios.

El Ministro de Industria, Energía y Minería, Daniel Martínez, indicó que se avanzó en el objetivo de que se juntarán todos los involucrados que actúan en el quehacer productivo del país.

En ese sentido, subrayó que se está buscando empezar con un intercambio de ideas que se desarrollará con el objetivo de realizar un seguimiento del impacto de la situación internacional de la crisis, que se está produciendo a nivel general en todo el mundo, en cada uno de los sectores sociales y productivos.

Aseguró que es claro que se ha venido discutiendo, a la vez que los diferentes sectores han presentado propuestas al Gobierno con el consiguiente intercambio de ideas. El Ministro indicó que es necesario hacer un seguimiento que permita mantener actualizada la información existente.

El jerarca dijo que el Gobierno tiene sus números macro que extrae de los datos económicos y que a su vez los trabajadores conocen la realidad de las situaciones. En ese contexto, recordó que se buscar tratar siempre de llegar a un consenso de medidas respaldadas por todos los sectores, en base a la lectura de la realidad y al conocimiento profundo, que permita disponer de los recursos que tiene el país con la meta de responder efectivamente frente a situaciones problemáticas.

Martínez dijo que la primera evaluación indica que en noviembre, diciembre y marzo, el Gobierno gestionó una serie de medidas, que son evaluadas por todos los actores. En ese marco, afirmó que «el Gobierno no pretende ser el dueño de la verdad» y que la suma de experiencias y el conocimiento de cada uno podrá generar mejores opciones.

A su vez dijo que la Cámara de Industrias, el PIT-CNT y distintos sectores han planteado medidas específicas al Gobierno, que serán colectivizadas mediante el armado de una agenda, que dentro de 15 días permitirá el comienzo de una nueva discusión.

El Ministro afirmó que se agregará información sector por sector, tanto la que está en manos del Gobierno como de los distintos actores involucrados en la temática.

Aseguró que es necesario intercambiar información para evaluar si las medidas están cumpliendo los objetivos o no y visualizar si es posible, con los recursos que tiene el Estado, que son limitados, adoptar otras providencias que puedan contribuir a soluciones.

Martínez afirmó que hasta el momento y al mirar los números de macroeconomía incluyendo América Latina, Uruguay sigue estando mejor preparado para la crisis que otros países, evento que no garantiza la solución inmediata de los grandes problemas.

Indicó que para ello es necesario evaluar y adoptar medidas que permitan atender las distintas problemáticas. También aseguró que en la reunión se acordó no discutir sobre filosofías e ideologías, pero si concretar medidas.

Por su parte, el Presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, Alejandro Bzurovski, manifestó que el sector empresarial sigue insistiendo con el desarrollo de una alta competitividad. Precisó que por el momento, los mercados están difíciles y es necesario mantener la ecuación precio-calidad de los productos de exportación.

Destacó que el sector exportador pretende que el tipo de cambio esté lo más alto posible dentro de las metas de inflación. En ese marco, la devolución de impuestos, la prefinanciación y la terminación de la instrumentación de las medidas que se anunciaron en marzo, fueron algunos de los reclamos expresados al Gobierno.

Bzurovski afirmó que existen demoras porque subsisten dificultades propias de las medidas, junto a un poco de lentitud.

Asimismo, el representante del PIC-CNT, Milton Castellanos, precisó que la central sindical planteó la necesidad de medidas, con el objetivo de palear la situación de 3.000 trabajadores, que se encuentran en seguro de paro.

De esta forma, afirmó que también expresaron la posibilidad de que se realizarán cursos de coformación profesional. Agregó que a todo esto, la actitud de la Cámara de Industrias les dejó preocupados porque reiteraron un planteo histórico que se fundamenta en el sustento de la competitividad, situación que implica que la misma sea pagada por todos los uruguayos con devaluaciones e inflación, así como el abaratamiento de los aportes de la seguridad social, la cual, aseguró, que en este país es una de las más bajas del continente.

Subrayó que el PIT-CNT no dramatiza sobre la crisis, no obstante, y puntualmente los trabajadores creen que se deben adoptar medidas urgentes en distintos sectores como los textiles, la vestimenta, los autopartistas o los manufactureros.

Deja un comentario

*