7 Abr '09

Sociedad Uruguaya

Un médico paraguayo mintió para poder venir a ver a su seleccionado frente a Uruguay. Encima, perdió

 

Un jerarca de un hospital de Asunción del Paraguay, dr. Angel Marecos, solicitó a una colega que le invente una gastroenteritis aguda con un reposo de 48 horas, para faltar a su compromiso y viajar a Montevideo a ver el partido de la selección nacional de su país.

Tenía ganas de ir al partido que disputaba la selección nacional con Uruguay, en Montevideo, pero justo ese día le tocaba una guardia en el Instituto de Previsión Social (algo así como el Clínicas de Uruguay), donde también cumple tareas, además de ser el director del Hospital de la ciudad de Mariano Roque Alonso.
Al Dr. Angel Marecos no se le ocurrió otra cosa que solicitar a una colega que le invente un cuadro de gastroenteritis aguda para así presentar el certificado médico en la previsional y cumplir su objetivo de ver al seleccionado albirrojo.
El reposo fraguado que le otorgaron el 26 de marzo dice: «Certifica que el Dr. Angel Marecos se encuentra con el diagnóstico de gastroenteritis aguda. Debe seguir tratamiento médico y guardar reposo por 48 horas a partir de la noche».

Marecos, ese mismo día que presentó su reposo médico en la previsional, emprendió viaje rumbo a la capital uruguaya vía aérea a través de la aerolínea Gol.
A esto se suma las sospechas de que Marecos estaría desviando medicamentos del hospital hacia su clínica privada, que funciona a unas cuadras del nosocomio.

Deja un comentario

*