17 Oct '10

Sociedad Uruguaya

Equipo ZRT Rally Team en Treinta y Tres

Se dio inicio el sábado 16 de octubre al Rally de Treinta y Tres, séptima fecha del Campeonato Nacional de la especialidad y primera de la tercera y última rueda, donde el equipo ZRT Rally Team tuvo a un Fernando Zuasnabar-Alejandro Scarone (Mitsubishi Lancer Evo VIII) en el cuarto lugar, mientras que Rodrigo Zeballos-Sebastián Dotta (Mitsubishi Lancer Evo VIII) debieron de abandonar tras haber tenido una serie de inconvenientes.

La dupla Zuasnabar-Scarone había realizado un buen primer tramo, viendo lo que sucedía con la hoja de ruta y con los rivales. Lamentablemente, poco antes del final de la Prueba Especial 2, un neumático que se pincha y, al ser muy corto el trayecto entre este tramo y el siguiente, no pudieron cambiarla en tiempo, llegando retrasado a la largada de la PE 3. Esto le significó una penalización de 20 segundos y, en una categoría como la del Grupo “N” Clase 4 muy competitiva, donde las posiciones prácticamente se definen al segundo, era casi imposible descontar. En forma inteligente deciden continuar pero haciendo una carrera un poquito más tranquila, sin arriesgar alguna rotura del auto que en esta oportunidad funcionó perfecto, solamente algún problemita de carrera, pero nada más.

Para Zeballos-Dotta fue una primera etapa totalmente para el olvido debido a un sinfín de problemas que terminaron por detener el auto y ver como se aleja la posibilidad de renovar el Campeonato. Una temporada que le ha perseguido la mala suerte ya que de siete fechas en cinco de ellas tuvo que abandonar y para alguien que quiere estar en la lucha por el título eso es una gran desventaja.

Así nos describía Zuasnabar-Scarone como había sido esta primera etapa de este Rally de Treinta y Tres “Fue una carrera que habíamos comenzado bien en el primer tramo. Solamente viendo cómo se presentaba la carrera. En el segundo tramo, pinchamos un neumático y al ser muy corto el tiempo otorgado en el enlace, no nos dio para cambiarlo en el horario lo que significó una penalización de 20 segundos. Con esa penalización sobre los hombros vimos que no podíamos ir a la lucha en un rally que es muy difícil. Por este motivo realizamos un planteo un poco más conservador  de lo que fue el arranque de la carrera, sin arriesgar más de lo que había que arriesgar para continuar en carrera. Para mañana en un principio continuar con el mismo plan y luego ver como se presenta la misma. El auto hoy se comportó muy bien y eso nos deja muy contentos”.

“Parece que este no es nuestro año porque seguimos en lo mismo ya que cinco abandonos en siete carreras”, contaba el binomio Zeballos-Dotta. Luego agregaba “La gente dice que los fierros son así, la mala suerte te persiguen, te pasa una y te pasan mil ya que hoy pinchamos en el primer tramo haciendo 7 km de esa forma, luego el auto no arrancaba y en la última Prueba Especial se nos quedó el motor. Ahora lo único que queda es arreglarlo para el Día 2 y allí salir a divertirnos. Lo peor de todo esto es que se nos fue el Campeonato, era la última oportunidad que teníamos. Ahora habrá que pensar en el Rally del Atlántico y en la próxima temporada 2011. Lo vamos a encarar con un Evo IX y esperamos que todos estos problemas de confiabilidad que estamos teniendo por ser autos ya viejos desaparezcan con estos nuevos”.

El lunes 18 será otra etapa difícil, y allí Zuasnabar-Scarone tratarán de subir alguna posición, mientras que Zeballos-Dotta irán en busca de la etapa y de ver si pueden alejar de una vez esa racha adversa que los vienen persiguiendo.

Deja un comentario

*